Enrique Huescas Fernández, secretario ejecutivo de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (dependiente de la Secretaría de Hacienda), anunció a empresarios yucatecos que, en este 2018, se firmará el convenio de coordinación entre el Gobierno Federal, el Gobierno del Estado de Yucatán y el Municipio de Progreso para el establecimiento de la Zona Económica Especial (ZEE) y que, para mediados del 2019, será cuando empiecen a llegar las primeras inversiones nacionales e internacionales.
En lo que resta del presente año se concursará a nivel internacional la selección de un administrador integral, añadió Huescas Fernández.
Explicó que será el próximo administrador integral el que dé las mejores condiciones para detonar la tecnología, el desarrollo de empresas especializadas en el desarrollo de tecnologías de la información y de clústeres de innovación.
Posteriormente se someterá a aprobación de la Comisión Intersecretarial el Programa de Desarrollo e Inventario de Infraestructura que requiere la ZEE, infraestructura social y productiva, educativa y en salud, anunció el funcionario federal.
Dijo que primero viene la etapa del concurso público internacional de las 320 hectáreas que donó el Gobierno del Estado de Yucatán para que se desarrolle una ZEE.
“Muchas de estas inversiones ya empiezan a tener prospectivas en el Estado, que es algo positivo, vienen a conocer el capital humano disponible, las capacidades de los centros de investigación y, sobre todo, el Parque Científico Tecnológico de Yucatán”, dijo.
Destacó que el administrador integral será elegido dentro del calendario que establezca el concurso público y “estaremos que el fallo sea a finales de este año o principios del 2019, en el primer trimestre a más tardar”.
—La ZEE de Yucatán atrae la atención e interés de grandes empresas nacionales y extranjeras; inclusive hay empresas asiáticas que han manifestado su interés y enorme apetito por el sector de la tecnología de la información; esta zona tiene un enorme potencial que es evidente con las capacidades instaladas por Yucatán con sus centros de investigación y sobre todo por su capital humano, agregó Huescas Fernández.
Los ingenieros que tiene el Estado y los que están estudiando ingeniería será algo muy atractivo para estas empresas, apuntó.

Régimen fiscal especial

Resaltó que la ZEE tendrá un régimen de impuestos especial y, en el decreto que publicó el Presidente de la República a partir del artículo XI, se establece un régimen de excepción muy competitivo, el más competitivo de la historia de Yucatán en materia de impuestos sobre la renta, el pago de derechos federales, un régimen aduanero de excepción, así como una deducción adicional del 50 por ciento en cuanto a capacitación. Los beneficios fiscales favorecen al sector de las tecnologías de la información y comunicación, a las unidades de innovación y desarrollo de empresas, el desarrollo de nuevos productos y nuevas tecnologías.
—Este 2018 se concretarán las inversiones que el Gobierno del Estado ya había anunciado para el corredor Progreso-Mérida, y se terminará el programa de desarrollo que es para determinar cuál infraestructura se requiere en materia de fibra óptica, electricidad, agua potable, alcantarillado y procesamiento de aguas, añadió el funcionario federal.
—Para el 2019 lo que tenemos que estar viendo es el desarrollo del Parque Industrial y la gran ventaja es que la ZEE puede detonarse muy rápidamente, porque es una industria limpia y concentrada en el capital humano, dijo Huescas Fernández.
—Las propias universidades, los Tecnológicos y los Conalep son el mejor mecanismo de captación de personas; el Estado de Yucatán tiene una enorme capacidad de promoción, así como su capital humano, el cual ha sido calificado. Otros factores importantes son los centros de formación a través de los programas de emprendedurismo que tienen los Estados y la Federación.
En cuanto al ingreso y los salarios que se percibirán dependerá del subsector; hay un enorme potencial de incremento tales como los que hay en la industria de Silicon Valley o en el caso de Corea o Japón, el salario base de un ingeniero podría alcanzar un incremento cada año de ocho por ciento y es una visión moderada.
A 10 años, Yucatán se ve como un clúster de la tecnología de la información y conocimiento líder en el continente americano, una muestra de orgullo de Yucatán, concluyó.

Comentarios

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...