PROGRESO.– El personal de Obras Públicas y maquinaria pesada de la Comuna, con sus respectivos logotipos, realizan labores en un lavadero particular ubicado en la calle 29 por 44 y 46 de la colonia Ismael García, con el consentimiento de José Isabel Cortés Góngora, alcalde turquesa de este municipio.
Ello mientras las calles del puerto de Progreso y sus comisarías se han vuelto intransitables debido a la falta de mantenimiento, lucen llenas de baches y les falta desazolve a los pozos colectores de agua pluvial.
El sábado pasado, vecinos denunciaron al personal de Servicios Públicos Municipales que, según los vecinos de este puerto, lleva varios días laborando en la construcción de la pavimentación de este lavadero de automóviles “El Elefante”, ubicado en la calle 29 por 44 y 46 del Poniente de este puerto.
El operador de la aplanadora dijo ser empleado del Ayuntamiento de Progreso y se identificó como Joel; ante la pregunta del reportero sobre los trabajos que realizaba en este lavadero particular, respondió que pertenece a Obras Públicas y lo mandó a este trabajo “Reyes”.
Además informó que su jefe es Luis Fernando Martínez Estrada, Director de Servicios Públicos Municipales, a quien, dijo, el reportero debería preguntarle lo que quisiera saber.
Joel, a bordo de la aplanadora con los logotipos del Ayuntamiento de Progreso, realizó una llamada por su teléfono celular y recibió indicaciones de que metiera la maquinaria al terreno.
A las puertas de lavadero “El Elefante” también hay una pipa de agua cargada, con el logotipo del Ayuntamiento de Progreso y con personal de la misma dependencia, que aunque carece de placas tiene el número económico MP-02 (municipio de Progreso número 02).
El reportero trató de preguntarle el motivo de su presencia en esta obra privada donde se pavimenta el área de tránsito de este lavadero de automóviles, pero el sujeto se limitó a responder “pregúntale a Drupy”, apodo con el que se le conoce a Luis Fernando Martínez Estrada.
El aludido es ingeniero industrial y su perfil no encaja, de acuerdo a la ley, en la dirección de Obras Públicas en la que José Isabel Cortés Góngora lo mantiene a cargo.
El operador entró a la obra privada donde también se encontraba la plancha con logotipos del Ayuntamiento y otras maquinarias pesadas, entre éstas un Bobcat, una moto conformadora en esta obra privada.


Las llamadas telefónicas continuaron y el chofer de la pipa salió con otro compañero de trabajo, enredaron la tarea y de inmediato se retiraron de la zona donde el reportero había impreso sus respectivas imágenes de cómo el Ayuntamiento de Progreso realiza trabajos privados con maquinaria pública.
Todo lo anterior con el consentimiento del Alcalde turquesa José Isabel Cortés Góngora, quien ahora deberá responder a la ciudadanía por qué continua en su cargo Fernando Rodríguez Estrada, Director de Servicios Públicos Municipales, ya que no cuenta con el perfil que norma el Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Yucatán.
También tiene la obligación de informar el porqué está la maquinaria de la Comuna con personal de la misma en una obra privada, mientras las calles de Progreso continúan en total abandono.
Igual deberá informar de dónde procede el material que se emplea en la obra, ya que bien podría ser también propiedad del Ayuntamiento de Progreso, pues una cosa es concepto de obra y otra son los materiales que en ésta se emplean.
En este hecho que se comprobó este sábado también está involucrado Leonardo Javier Camargo Osorio, regidor de extracción turquesa, quien tiene la comisión de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, así como Enrique Ordaz Martínez, Síndico Municipal, quien es el auditor interno de lo que sucede en el Ayuntamiento.

Quién es Luis Fernando Martínez Estrada

Fue subdirector de Servicios públicos Municipales en la administración de Daniel Zacarías Martínez, pero se le dio de baja presuntamente por malos manejos en la administración municipal.
Participó como candidato a la alcaldía de Progreso por el llamado Partido Movimiento Ciudadano, pero ante su poca aceptación terminó sumando su equipo al de José Isabel Cortés Góngora, quien llegó a la silla presidencial por fracturas entre grupos priistas que hasta nuestros días prevalecen.
Ante la renuncia de Miguel Ganzo Figueroa, Ingeniero Civil, Luis Fernando Martínez Estrada, “Drupy” como se le conoce en el puerto, llegó a ser el director de Servicios Públicos Municipales, aunque éste es ingeniero industrial.
El Arquitecto Carlos Gómez Ordóñez, perito número 9 del puerto de Progreso, avalado por el Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Yucatán, ha criticado que éste no es apto para el cargo que desempeña, ya que la ley menciona que esta dirección debe estar al mando de un ingeniero civil con experiencia mínima de 5 años de trabajo en obra, requisito que no cumple Martínez Estrada.
De acuerdo a la nómina percibe un salario de 6 mil pesos a la quincena, pero tiene una vida de lujos aunque su única fuente de ingresos es el Ayuntamiento de Progreso, por lo que se desconoce si ha realizado su declaración patrimonial. (Con información de Por Esto)

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...