PROGRESO.– Los habitantes de la comisaría de Chuburná fueron sorprendidos porque, sin aviso, vieron que llegaron topógrafos en el playón de ese puerto e hicieron mediciones y después se dieron de cuenta que el sitio estaba cercado y con letreros de propiedad privada.

Los habitantes consideran que se trata de una invasión al extenso playón poniente que se usa en los períodos vacacionales de verano y Semana Santa. El caso se da a casi 30 años de que azotó el huracán “Gilberto”, el 14 de septiembre de 1988, y abrió una bocana que luego fue usada para la construcción del refugio pesquero.

De acuerdo con vecinos de ese puerto, antes del paso del ciclón no había playón, solo una playa cercana a la antigua carretera Chuburná-Sisal que era usada por los pescadores que se dirigían a las costas del Poniente, donde instalaban sus campamentos pesqueros.

Pero después de que azotó “Gilberto” y luego se construyeron las escolleras del puerto se abrigo, se comenzó a formar el playón que ahora, 30 años después, cuenta con unos 300 metros de ancho, y va desde la calle de acceso a la dársena del puerto de abrigo hasta la orilla del mar.

Daniel Castro Narváez, vecino de la comisaría, señaló que en días pasados vieron llegar a un grupo de topógrafos que realizó mediciones a lo largo y ancho del playón oriente de las escolleras del puerto de abrigo; pensaron que se trataba de determinar la cantidad de metros cúbicos de arena acumulada para que realicen algún programa de rescate de playas, como se ha hecho en años anteriores, según publica Diario de Yucatán.

Para sorpresa de los habitantes, continuó, vieron que se colocaron cercos que corren de la orilla de la escollera a poco más de 500 metros al oriente, donde también se puso un letrero de propiedad privada, lo cual les llamó la atención porque consideran que el área es terreno federal y los vecinos “siempre lo han defendido porque las dunas representan una protección para el refugio pesquero”.

Castro Narváez comentó que ignoran quién es la persona o empresa que mandó a cercar el playón de ese puerto. Algunos piensan que pueden ser los dueños del exrancho “Xtul”, de apellido Larrea, que hasta donde saben tenían amplios terrenos a la orilla de la playa, pero los vendieron paulatinamente.

El restaurantero y permisionario pesquero Mariano Tzab Sosa señaló que cree que el dueño de esa parte del playón del puerto de abrigo es Éric Rubio Barthell, coordinador de asesores del gobierno del Estado, quien hace 15 días estuvo de visita en Chuburná y pasó a comer a su restaurante.

—Rubio Barthell me comentó que vino a Chuburná para ver unos terrenos que tiene y donde hay un proyecto, por eso pienso que él es el dueño de esa parte del playón donde ya lo comenzaron a cercar —dijo Tzab Sosa.

Agregó que el playón de Chuburná es usado “por mucha gente de los pueblos” que llega en los períodos vacacionales y también por un grupo de motociclistas que practican motocross y ahora ya no podrán realizar esa actividad.

El pasado 23 de julio de 2017 el Diario publicó que en Chuburná se crearía un lujoso espacio turístico, especial para los cruceristas que llegan a Progreso, así como para los visitantes y locales con alto poder adquisitivo.

Según informó en ese entonces Rubio Barthell, uno de los socios, el proyecto, llamado “Playa Pachanga”, lo realiza un grupo de empresarios yucatecos y de Progreso.

Comentarios

1 Comentario

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...