MERIDA.– Por no expedir facturas, personal del Servicio de Administración Tributaria (SAT), con apoyo de elementos de la Policía Federal, clausuraron anoche martes tres sucursales de la cadena Little Caesars.

El motivo de la clausura, temporal, fue la  falta de expedición del documento fiscal o facturas electrónicas que de acuerdo al SAT es una obligación que debe cumplir todo contribuyente que tribute ante el fisco sin distingo del régimen en el que se encuentre.

Los sellos colocados  indican que la medida se tomó por “no expedir, no entregar o no poner a disposición de los clientes facturas electrónicas o expedirlas sin que cumplan los requisitos fiscales”.

No es la primera vez que el SAT clausura tiendas de esta popular franquicia, pues en años pasados ya habían sido sancionados en otros puntos del país por incumplir con sus obligaciones fiscales.

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...