PROGRESO.– El Tribunal Segundo de Juicio Oral sentenció a la condena mínima de 20 años de prisión a Grifel Duvan Pech Huerta, acusado de matar en febrero del año pasado a un menor de edad cuyo cadáver quemó en montes de Paraíso, comunidad pertenencienre al municipio de Progreso.

Además le impuso el pago de seis millones de pesos, la más alta cantidad por concepto de reparación de daño por un crimen perpetrado en Yucatán, aunque difícilmente cumplirá con ello.

* EN CONTEXTO: *

–Hallan cadáver de joven tabasqueño semienterrado en Flamboyanes

Durante la audiencia de determinación de sanciones y reparación del daño, los tres jueces que integran dicho Tribunal impusieron la pena, que es la mínima para el delito de homicidio calificado.

Este miércoles 24 de enero se realizará la audiencia de lectura de sentencia e imposición de sanciones.

Presentó la denuncia Doribeis Javier de la Cruz, madre del menor asesinado, José Eduardo Javier de la Cruz, oriundo de Tabasco.

El crimen ocurrió el 18 de febrero de 2017, cuando el ahora occiso, Grifel Duvan y Christopher Kevin Lizama Pacheco se retiraron de su trabajo en una bodega de la comisaría de Paraíso, a bordo de sus bicicletas, dirigiéndose hasta el fraccionamiento Flamboyanes, por una brecha.

En el trayecto se sentaron en unas piedras a fumar marihuana, y en determinado momento Pech Huerta se adentró en la maleza para hacer sus necesidades fisiológicas, mientras los otros seguían drogándose.

Al terminar, Grifel Duvan se dio la vuelta y, recordando que era víctima de bullying, sin más sacó de entre su ropa un cuchillo y se lo clavó a Javier de la Cruz, pero como el arma se dobló, sacó una segunda y lo agredió de nueva cuenta.

Cuando estaba en el suelo remató a la víctima con unas piedras que le arrojó en el cráneo.

Al día siguiente, el homicida y su acompañante regresaron para quemar el cuerpo, pero días después Lizama Pacheco reveló todo al no soportar el cargo de conciencia.

Comentarios

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...