La periodista mexicana Carmen Aristegui y la editorial Penguin Random House anunciaron que el presidente del grupo de comunicación MVS, Joaquín Vargas, los demandó por daños morales por el prólogo escrito por la comunicadora en un libro sobre el escándalo de la llamada “Casa Blanca”.

“Hoy se pretende por la vía judicial mutilar un libro con la eliminación del prólogo, se demanda a quien lo escribió y a la editorial que se atrevió a publicarlo. Es una demanda por daño moral”, explicó Aristegui en un mensaje publicado en redes sociales.

Según la periodista, quien mantiene un litigio con MVS y fue despedida del canal en marzo del pasado año junto a parte de su equipo de trabajo, desde que anunció la apertura de un proyecto independiente en la red se “intensificó el acoso, el hostigamiento y la persecución judicial”.

Aristegui afirmó que en la demanda se pide un “resarcimiento económico indeterminado que se antoja millonario” y se busca “prohibir” que se hable en radio, televisión y conferencias del prólogo, escrito por ella en el libro “La Casa Blanca de Peña Nieto”.

“Se trata de intimidar”, alertó luego de explicar que la emisora busca “saciar ánimos de venganza” y afirmar que en las últimas semanas se han ido acumulando demandas contra ella y su equipo de distinta índole.

Según medios locales, MVS interpuso la demanda por daños morales, aunque no piden una compensación económica, sino una disculpa de Aristegui.

En su mensaje, Aristegui también pidió al presidente Enrique Peña Nieto que “deje de mecer esa cuna” que persigue a los reporteros que destaparon el caso de la “Casa Blanca”, que reveló que el mandatario y su esposa, Angélica Rivera, compraron inmuebles a dos empresas que son contratistas del Gobierno.

En el marco del arranque del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), Peña Nieto pidió perdón el pasado lunes por este caso tras reconocer que fue un error y causó “gran indignación” a la ciudadanía.

MVS terminó la relación laboral con Aristegui el 15 de marzo del año pasado en medio de la polémica surgida por el despido de dos integrantes de su equipo de investigación, lo que hizo que la periodista diera un “ultimátum” a MVS para que fueran reintegrados.

Los dos colaboradores despedidos formaban parte del equipo que sacó a la luz a finales de 2014 que Rivera había encargado a un contratista del Gobierno la construcción de una lujosa mansión en la capital mexicana, lo que generó una ola de críticas de la sociedad.

La periodista presentó el pasado otoño una demanda en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contra al Estado mexicano por “obstrucción a la Justicia” en el litigio que mantiene con el grupo MVS por su despido en marzo de 2015.

LA PRESIDENCIA SE DESLINDA…
Por su parte, la Presidencia de la República se deslindó de la demanda contra Carmen.

Ni el gobierno de la República ni dependencia alguna de la Administración Pública Federal ha presentado recurso legal contra algún periodista o comunicador, aseguró la Presidencia de la República, con relación a la demanda interpuesta por MVS contra Carmen Aristegui.

Claramente se trata de un conflcitos entre particulares, manifestó.

El asunto, sostuvo, se está resolviendo en las instancias judiciales de la Ciudad de México.

El pasado jueves la periodista Carmen Aristegui y Penguin Random House Grupo Editorial dieron a conocer una denuncia que interpuso el empresario Joaquín Vargas, presidente de MVS Radio, en su contra por daño moral.

La empresa MVS confirmó que la demanda está en curso en el Poder Judicial y aclaró que no exige ningún pago económico, sino que Aristegui compruebe sus dichos en el prólogo del libro o pida una disculpa.

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...