Gozando de la suspensión de la acción penal emitida en su contra, el empresario Arturo Millet Reyes, denunciado por millonario fraude que asciende a los 71 millones 840 mil 480 pesos, fue sentado en la banca de los acusados, en el Juzgado Segundo Penal, a cargo del Licenciado Luis Felipe Santana Sandoval, donde acudió amparado a rendir declaración preparatoria.
Ayer por la mañana, el empresario, a bordo de una camioneta, llegó a las inmediaciones del Poder Judicial y acompañado de sus abogados se presentó amparado al Juzgado Segundo Penal, donde en su momento se emitió la orden de aprehensión en su contra por el delito de fraude específico, denunciado por el Licenciado Gaspar Edmundo Escalante Barbosa, apoderado legal de Eduardo Abimerhi Oliver y Jorge Abimerhi Bodib, según informa Por Esto.
En los hechos que obra en el expediente 23/2017, derivado de la averiguación previa 13/8ª/2014, se expone que en fecha 26 de abril del 2013, los agraviados suscribieron con Millet Reyes un contrato de compra-venta respecto del tablaje catastral número 21548 de la localidad de Temozón, municipio de Mérida, con una superficie de 8 hectáreas, dicha transacción la realizó el acusado en su carácter de apoderado de la propietaria Adriana Evangelina Cámara Bolio, pagando por ello los Abimerhi la cantidad de 71 millones 840 mil 480 pesos.
En el contenido de la promesa de compra-venta en su cláusula segunda estipula el imputado Arturo Millet que el inmueble descrito y deslindado no se encuentra sujeto a ningún procedimiento laboral, fiscal o administrativo y tampoco ha sido objeto de algún contrato o convenio celebrado con ninguna persona física o moral que haga ilegal o impida la celebración y se encuentra libre de ocupantes, invasores y posesionarios.
En su cláusula sexta refiere que el plazo para elevar a escritura la promesa de compra-venta sería de 6 meses a correr a partir del día de la firma del contrato, o sea el 25 de octubre del 2013, aceptando Millet Reyes los derechos y obligaciones derivados del mismo.
Se concluye que cuando se firma la promesa de contrato de compra-venta ya existía una sentencia ejecutoriada de un juicio ordinario civil promovido ante el Juzgado Tercero Mercantil promovido por Evangelina Cámara Bolio en contra de la Universidad de Chapingo, siendo que no procedió la demanda a pesar de haberse promovido el amparo como último recurso y el tablaje catastral ya mencionado 21548 ya no era propiedad de aquella persona, desde antes de la firma de la promesa de compra-venta ni en la época de la firma ni después como hasta la presente fecha.
Se indica que el ahora acusado actuó con todo dolo, pues recibió mas de 71 millones de pesos, a sabiendas de que física y legalmente era imposible cumplir con lo que se comprometió, firmando un documento en el año 2013, cuando ya el inmueble no le pertenecía a su ponderante, obteniendo con ello un lucro indebido, precisamente por esa actitud engañosa.
El acusado, al rendir declaración preparatoria negó los cargos que se le imputan y dijo que no actuó con dolo o engaño respecto a la situación jurídica y física del inmueble sujeto a venta, exhibiendo un contrato de promesa de venta de fecha 29 de julio del año 2011, donde se señala que el predio en cuestión está sujeto a un litigio en contra de la Universidad de Chapingo.
El caso se turnó a los Juzgados Penales tradicionales, donde se emitió la respectiva orden de aprehensión y ayer el Licenciado Millet Reyes se presentó a declarar amparado por el Juez Quinto de Distrito en el Estado, acompañado de su abogado Elmer Novelo y cuando la fiscal Licenciada Guillermina Pinzón Cardós le preguntó por qué reconoce en la promesa de contrato de compra-venta de fecha 26 de abril del 2013 haber recibido la suma de 71 millones 840 mil 480 a su entera satisfacción, se negó a responder y dijo que no iba a responder ninguna pregunta de la autoridad judicial.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...