PROGRESO.– Directivos y uno de los socios de la empresa Hulkín, denunciaron anomalías en el decomiso de pepino de mar realizado en días pasados en Dzilam, y señalaron al empresario progreseño Martín velazquez Cuevas como el presunto principal responsable de orquestar la operación, en contubernio con inspectores federales, para sustraer el producto que para colmo, ya había sido inspeccionado por la propia Conapesca. El periódico Por Esto publica hoy la siguiente información y vídeos sobre el caso:

“Lo que pasó en Hulkín es un golpe bajo, que no tiene nada que ver con lo político de Leonel Rosado Mena, no tiene relación, esto fue un golpe bajo comercial de alguien que denunció en México porque la gente no viene acá así sin una denuncia desde México.
“La gente denuncia en México y allá ya saben quién va a venir al operativo y resultaron ser personas que trabajaron para Martín, porque le debieron haber hablado antes para que los dos camiones estuvieran a las 4 de la mañana en Dzilam (risas). Ellos creían que iba a haber 50 toneladas de pepino de mar precocido y sólo encontraron 7, o sea, como 35 toneladas de pepino fresco. Esto fue un robo. Entraron a las 3 de la mañana a la planta, con dos camiones con placas tapadas, rompieron candados y se llevaron el pepino”, afirmó Carlos Romero González, socio del 49 por ciento de Hulkín.
Entrevistado antes de la audiencia con el Delegado de la PGR en Yucatán, el empresario de origen español definió lo ocurrido como un golpe bajo de quienes creían que tendría toneladas y toneladas de pepino de mar, pero que en realidad solamente había 7 toneladas, que estaban retenidas por Conapesca en la última inspección que se les realizó a finales de abril, ya que la factura presentaba ciertas irregularidades.
El operativo realizado por la Fiscalía contra Delitos Ambientales el domingo en la madrugada estuvo encabezado por José Ernesto Alonso Rosas, José Francisco Delgadillo Cadena, María Dalia Molina Cerda y Julio César Sánchez Ricardo, quienes, según el empresario y sus abogados, fueron trabajadores de la PGR en años anteriores, pero los removieron de sus cargos por irregularidades.
De los tres detenidos de la congeladora Hulkín quedaba pendiente la liberación del encargado de la planta.
“El operativo, el cateo fue totalmente irregular, no había absolutamente ningún elemento para realizarlo; para empezar traían el nombre de la empresa Hulking, eso no existe (en realidad es Huklkín) y la dirección tampoco era la correcta; lo que vemos es que participaron personajes que fueron inhabilitados aquí, cuando la PGR escoltaba a Martín hace unos años y ése era José Ernesto Alonso Rojas”, dijo el empresario y su abogado Salvador Velázquez.
Mientras se desarrollaba la entrevista, mencionaron que los ocupantes de la única camioneta blanca con placas que participó en el operativo observaban de lejos el desarrollo de la entrevista.
“Esto es una competencia de alguien que nos quiere mal y no tiene sentido; el problema es el modo de hacer las cosas; fue terriblemente sangrante para nosotros y nuestros empleados, nos trataron a patadas, saltaron la barda, nos incomunicaron, a uno le quisieron pegar. Yo me enteré que habían entrado porque uno de los empleados me habló el domingo, a las 7 de la mañana, que había camiones con cinta canela y papeles para cubrir las placas. Y hablé para denunciar un robo al 911. Si es la autoridad no tienen por qué venir con placas tapadas y ocultando todo”.
Se llevaron 7,053 kilos de pepino de mar procesado en dos camiones, uno de ellos se dirigió a la planta de Martín Velázquez y el otro a la PGR
“Sólo fueron por pepino, alguien denunció que teníamos mucho pepino ilegal y no había nada, porque estaba incautado por Conapesca y aún así se lo llevaron. Enseñamos el papel de Conapesca que estaba incautado y nunca nos firmaron de recibido.
“Un camión se va a la PGR, el rojo, y el otro a la planta de Martín Velázquez, estaba todo programado”, insistió el empresario.
Recordó que Hulkin es una empresa que surge en 1996, en sociedad con Leonel Rosado Mena, éste con participación del 51 por ciento y el empresario español con 49 por ciento.
“Somos una empresa establecida con seriedad, llevamos 22 años trabajando, tenemos dos plantas, como 100 empleados fijos, no tenemos problemas con nadie, ni con la autoridad, y hemos tenido inspecciones-show que monta la policía, pero nunca sacaron nada, porque nada tenemos. Si venimos del extranjero a invertir aquí, nos dedicamos a trabajar legalmente. Somos la única empresa que exporta pulpo a Japón y logramos 2 mil toneladas de pulpo en promedio y mandamos unas 3 mil toneladas a EE.UU y Europa. Tenemos unas 500 embarcaciones menores y 40 de medio puerto”, concluyó.

Rafael Ortiz Ley, abogado de la empresa Hulkín, grabó con su celular el operativo de cateo a la planta, siguió a los dos camiones con 7 toneladas de pepino por la carretera costera y a la altura del cruce con Chabihau, los oficiales abrieron las puertas de los camiones e intentaron sacar el producto, pero al verse sorprendidos amedrentaron al abogado.
A pesar de las amenazas y de haberlo encañonado siguió a los camiones, uno blanco y otro rojo, propiedad de Martín Velázquez Cuevas, que circulaban con las placas tapadas con hojas y los logotipos con cinta canela.
El camión rojo llegó al entronque de la Mérida-Progreso y se dirigió a la PGR; el blanco lo estacionaron en la planta de Martín Velázquez, a un costado del saladero.
En ese video, Ortiz Ley comprobó que el camión era de Velázquez y estaba estacionado afuera de su planta.
“Los camiones que estaban en la planta de Hulkín salieron con las placas tapadas y con los logotipos con cinta canela, los seguimos y, en el cruce de Chabihau, abren las puertas de los camiones y los sorprendemos, y una camioneta negra sin placas, de donde bajan unos agentes que me amenazan (José Francisco Delgadillo Cadena y María Dalia Molina Cerda), me encañonan, pero salimos adelante y entonces denuncié a la SSP lo que pasaba y todo ese tramo, hasta Uaymitún, en el retén, nos quisieron sacar del camino, no nos dejaban rebasar y en el retén quisieron decirle a la SSP que estábamos haciendo algo mal.
“Finalmente nos liberan y fuimos a buscar el camión blanco y lo encontramos en la bodega de Martín y al rojo vimos que se fue a Progreso a la PGR. Si el camión rojo iba a la PGR, la carretera que mejor le quedaba para salir a Mérida era la de Cansahcab, para la Mérida-Tizimín, no la costera, pero lo que querían era sacar el producto y los sorprendimos”, dijo.
Agregó que los dos camiones debieron ser puestos a disposición de la PGR.
POR ESTO! tiene en su poder los videos de este abogado, que estarán disponibles en nuestra edición en línea, donde el propio abogado narra lo ocurrido.

Comentarios

1 Comentario

  1. 1.- Abogado Salvador es el encargado de cobrar por kilo que se exporta por aduana de progreso y merida, ya que trabajo en aduana.

    2.- pepino irregular fuera de temporada, es ilegal, aunque conapesca lo retenga sigue siendo delito penal y se castiga con la carcel, con un abogado que reconozca esto en la prensa jajajaja

    3.- tuvieron 12 horas para ir a Dzilam y nunca fueron, ni armando, ni Carlos, hazan donde andas?

    4.-todos saben que hulkin no les basto robarse las tierras, ni el pepino. Lo que el español no hace en su tierra aquí quiere hacerlo

    5,-salvador ya exportó más pepino de hazan y Beltrán juntos jajajajaja solo el Por Esto! No lo sabe.

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...