MÉRIDA.– Una espantosa muerte encontró un trabajador de una empresa reclicladora de productos Pet, que ayer martes por la mañana cayó entre los rodillos de una maquina industrial que tritura las botellas.
José Reyes Uh Chi tenía 41 años de edad, era vecino de Umán y encargado de tirar las botellas al molino, según el resultado de la necropsia de ley la causa de la muerte fue choque hipobolémico.
La empresa, sin razón social a la vista, se localiza a la altura del kilómetro 3+500 de los carriles exteriores del Anillo Periférico, a la entrada de Santa Cruz Palomeque, en donde alrededor de las 10:00 de la mañana dos trabajadoras de nombre Magnolia y María laboraban normalmente cuando escucharon unos gritos espantosos y se percataron que el encargado de tirar desde arriba las botellas al molino para ser trituradas por unos rodillos se cayó a éste y la mitad del cuerpo la tenía atrapada en la máquina, según detalla Por Esto.
De inmediato apagaron el molino, pero José Reyes ya había fallecido a consecuencia de las graves lesiones que le ocasionó el molino y dieron parte a las autoridades.
Al lugar acudieron las patrullas 6031 y 6421 de la Secretaría de Seguridad Pública, así como las camionetas de rescate 864 y 2134, además del carro-pipa 847 de la Dirección de Siniestros y Rescate de la SSP.
Posteriormente arribó el personal de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado y los del Servicio Médico Forense, quienes se encargaron del levantamiento del cuerpo para la necropsia de ley.
La maquinaria industrial le fracturó la pierna derecha, le ocasionó una herida profunda a la altura de la ingle del mismo lado y le aplastó el abdomen, presentando exposición de intestinos, además de algunas otras lesiones de menor importancia como golpes contusos y escoriaciones en diversas partes del cuerpo.

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...