Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Conectate con nosotros
20 de Octubre de 2019

Economía

Especialistas no ven futuro al plan de la Zona Económica Especial

Progreso Hoy

Publicado

el

Analistas ven poco futuro a la Zona Económica Especial de Progreso, debido a la falta de recursos del gobierno federal para estimular su operación y a errores en su diseño

El gobierno federal podría cancelar la Zona Económica Especial (ZEE) de Progreso en los próximos meses, advierten especialistas consultados por este periódico.

La principal razón sería la falta de presupuesto de la Federación, que las promovió en el sexenio de Enrique Peña Nieto, y la decisión de Andrés Manuel López Obrador de concentrar los recursos públicos solo en las zonas especiales de Salina Cruz y Coatzacoalcos, que se unirían por medio de un ferrocarril para formar una gran zona franca en el Istmo de Tehuantepec.

En el caso de Yucatán, hay otros inconvenientes derivados de las fallas del proyecto original, que lo hacen poco convincente a los ojos de los funcionarios del nuevo gobierno, según publica Diario de Yucatán.

Según los especialistas, una de ellas sería el carácter casi exclusivo de la ZEE de Progreso para empresas de tecnologías de comunicación e información, cuando en otras regiones del país hay zonas dedicadas a este giro. El nuevo gobierno cree que abrir una más en Progreso representaría una competencia innecesaria y generaría pérdidas fiscales por las exenciones de impuestos que se autorizarían.
Promesas

La ZEE de Progreso es una de las siete que impulsó Peña Nieto, junto con las de Puerto Chiapas, Salina Cruz, Oaxaca; Lázaro Cárdenas – La Unión, en Michoacán y Guerrero; Coatzacoalcos, Veracruz; Seybaplaya, Campeche y Dos Bocas, Tabasco.

La zona especial de Progreso tiene una superficie de 1,751 hectáreas, de las cuales 320 son de propiedad federal y el resto es un “polígono ampliado” donde sería posible abrir, previa autorización del gobierno federal, una “administración integral” en un terreno de por lo menos 20 hectáreas y una inversión mínima de 90 millones de dólares.

De acuerdo con el plan desarrollado durante dos años por la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (AFDZEE) y el gobierno de Rolando Zapata Bello, esta ZEE daría, a largo plazo, empleos directos o indirectos a 1.1 millones de personas en los municipios de Progreso, Kanasín, Umán, Hunucmá, Mérida, Conkal, Chicxulub Pueblo y Ucú.
Donación

Para concretar el plan, el gobierno estatal adquirió del Isstey, mediante una operación de permuta de terrenos, 320 hectáreas en una zona cercana a Los Flamboyanes, una comisaría de Progreso, donde se había proyectado levantar la Plataforma Logística y que Ivonne Ortega Pacheco vendió a ese instituto en 2012 en una polémica operación.

Como parte de los acuerdos con la AFDZEE, el gobierno yucateco donó esa superficie a la Federación.

En abril de 2018, Peña Nieto y Zapata Bello firmaron el Convenio de Coordinación para el Establecimiento de la ZZE.

En declaraciones al Diario en agosto, el titular de la AFDZEE, Gerardo Gutiérrez Candiani, dijo que ya habían manifestado interés de instalarse en la zona 16 empresas, con una inversión conjunta proyectada de 220 millones de dólares y una expectativa de creación de cerca de 3,550 empleos directos.

Sin embargo, la única acción conocida en la ZEE fue el anuncio del “inicio de la rehabilitación del polígono ampliado”, en septiembre de 2018, donde se asentaría una empresa de Mérida.
Pendientes

Quedaron pendientes, entre otras muchas cosas, la licitación del consorcio que sería el administrador integral para el desarrollo de la ZEE; el fraccionamiento de las 320 hectáreas y la publicación del Plan Maestro de Desarrollo de la zona.

La elección de López Obrador como Presidente paralizó los trabajos de la ZEE y extendió un espeso manto de incertidumbre sobre su futuro.

El 26 de marzo, Rafael Marín Mollinedo, nuevo director de la AFDZEE, informó que el gobierno analizaba la posibilidad de desaparecer las zonas económicas especiales, entre otros motivos, dijo, porque “siete son muchas zonas y tendrían que competir entre sí”, además que su puesta en marcha afectaría el nivel de ingresos fiscales del Sistema de Administración Tributaria.

El funcionario dio un plazo de dos meses para dar a conocer la resolución definitiva.

“No creo que ésta vaya a ser una resolución favorable para Progreso”, anticipa Gabriel Carreón Fierro, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), consultado en Ciudad de México.

Ninguna de esas siete zonas económicas como tal figuran en la lista de proyectos prioritarios del gobierno de AMLO para 2019 y, por tanto, tampoco tienen asignación presupuestal, dice.
Golpe

“Las ZEE que se podrían salvar serían las de Salina Cruz y Coatzacoalcos porque están incluidas en el proyecto de corredor transítsmico de Tehuantepec, que sí es una prioridad para la nueva administración”.

La falta de presupuesto para las ZEE es un golpe demoledor, añade Carreón Fierro, que ha estudiado el tema.

“Sin apoyo de la Federación es muy difícil promover su desarrollo, pues su operación requiere mucho dinero”.

El gobierno de Peña Nieto prometió una bolsa de 50,000 millones de pesos en créditos a largo plazo y tasas preferenciales para apoyar a las ZEE y sus áreas de influencia, incluyendo a los inversionistas y proveedores de capital de trabajo.

Ante la posibilidad de que esto no se autorice con el cambio de gobierno —como, en efecto, al parecer sucederá—, el propio Zapata Bello propuso en una sesión de la Conferencia Nacional de Gobernadores en 2018 que las Federación destine recursos etiquetados de manera multianual “para motivar las inversiones en las ZEE”, recuerda el economista Antonio Osorio Acevedo, director de Información Sistemática de la Península.
Obstáculos

Nada de esto pasó, señala Carreón Fierro, y aunque las zonas económicas no han sido canceladas formalmente, “es evidente el desinterés del nuevo gobierno, que no prevé darles dinero”.

Ante la posibilidad de racionalizar los recursos, la ZEE de Progreso queda en desventaja con, por ejemplo, la zona planeada para Lázaro Cárdenas – La Unión, orientada a la industria siderúrgica, metalmecánica, automotriz y agroindustrial. Las de Tabasco y Campeche yo diría que están prácticamente descartadas, opina Carreón Fierro.

“El problema de Progreso es su concepción como polo de desarrollo para nuevas tecnologías, no obstante la existencia de otros polos parecidos, como el de Guadalajara, con 15 compañías grandes y 600 pequeñas, o el Clúster de Tecnologías de la Información en Baja California, en Tijuana, que aglutina a 350 negocios”.

En esos lugares la infraestructura es mucho mejor que en Yucatán, empezando por la fibra óptica y la energía eléctrica, dice el entrevistado.

Otro obstáculo para Progreso es la apertura de una zona franca en los seis estados de la Frontera Norte a partir del primero de enero, por iniciativa de López Obrador.

Allí se baja el impuesto sobre la renta a 20%, el IVA de 16% a 8%, en tanto el precio de los combustibles se homologa con el de Estados Unidos, a fin de construir la zona libre más grande del mundo, añade Carreón Fierro.

“En este contexto, la Zona Económica Exclusiva de Yucatán parecería una competencia innecesaria, por decir lo menos”, dice.

Este texto fue editado por el equipo de redacción de ProgresoHoy.com. Colabora con nosotros enviando reportes, quejas ciudadanas, o noticias a nuestras redes sociales, escribe a nuestro correo [email protected], o envía mensaje, fotos o vídeos a nuestro WhatsApp al número 9991-501547.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Economía

Avala Moody’s disciplina financiera del Gobierno de Yucatán

Progreso Hoy

Publicado

el

El Gobierno del Estado de Yucatán fue evaluado con calificaciones sobresalientes por la agencia internacional Moody’s, con lo que se confirma la pertinencia de las políticas de disciplina financiera puestas en marcha por el Gobernador Mauricio Vila Dosal.

Esta calificación permite al Estado demostrar la solidez de sus finanzas, originada por programas como el de austeridad, impulsados en la presente administración.

Por avales como el que acaba de dar Moody’s, Yucatán obtuvo la mejor tasa otorgada a un financiamiento de largo plazo para un estado de la República por la banca comercial. Esto fue posible, explicó en su oportunidad la Secretaria de Administración y Finanzas (SAF), Olga Rosas Moya, por la disciplina administrativa, promovida por el Gobernador Mauricio Vila Dosal y a la transparencia en el proceso de licitación.

La calificadora Moody’s asignó el día de hoy una evaluación del riesgo crediticio base (BCA, por sus siglas en inglés) de ba1 y calificaciones de emisor de Ba1/A1.mx (escala global, moneda local/escala nacional de México).

Esta calificación, especificada en el documento en el que se anuncia la resolución, es porque Yucatán presenta una “adecuada posición de liquidez en comparación con otros pares mexicanos”, es decir, estados del país, gracias a las medidas tomadas por Vila Dosal.

A pesar de los recortes federales, la economía del Estado se mantiene sólida, ya que se ha logrado hacer más con menos, atrayendo inversiones y generando más y mejores empleos para los yucatecos. La eficiencia en la administración de recursos y la austeridad en el gasto gubernamental han sido clave, afirman expertos.

Además, explica el tesorero del Gobierno de Yucatán, Roberto Suárez Coldwell, Moody’s observó “niveles moderados tanto de deuda como de servicio de la deuda, una sólida recaudación de ingresos propios, un elevado crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) estatal, moderados requerimientos de financiamiento y una adecuada posición de liquidez”.

Destaca el tesorero Suárez Coldwell: “Moody’s asegura que el gobierno corporativo y la administración de Yucatán son más fuertes en relación a muchos de otros estados mexicanos”.

Sin embargo, también esta calificadora internacional advierte de los riesgos que representa para el Estado el Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado (Isstey). En el análisis de las finanzas públicas yucatecas, Moody’s alerta que el sistema de pensiones de Yucatán actualmente tiene un período de suficiencia de pocos años.

Si no se toman medidas drásticas, previene la calificadora internacional, “pudiera generar presiones negativas para las finanzas del estado en el largo plazo”. Es decir, el Gobierno del Estado tendría que pagar más intereses por créditos futuros, destinar recursos presupuestales al Isstey, más otras consecuencias adversas para los recursos públicos.

Como se informó hace un par de días, la situación del Isstey es un problema que se arrastra desde hace algún tiempo, ya que administraciones pasadas optaron por medidas paliativas, de carácter urgente, que no resolvieron el problema de fondo. Ejemplo de ello es que durante la administración 2007-2012, encabezada por Ivonne Ortega Pacheco, el adeudo histórico al Instituto fue de 2,081 millones de pesos y posteriormente, para liquidar esa deuda, el Gobierno de Rolando Zapata Bello creó el Fideicomiso de la Reserva de Ucú en diciembre de 2014.

El último informe financiero del Instituto señala que dicha administración dejó un adeudo de más de 173 millones de pesos al Isstey por concepto de cuotas vencidas, más intereses moratorios.

Continuar leyendo

Economía

Generación de empleo y crecimiento económico, pilares para la transformación de Yucatán

Progreso Hoy

Publicado

el

Durante el primer año de gestión del Gobernador Mauricio Vila Dosal, Yucatán se posicionó entre los primeros lugares con mayor generación de empleos a nivel nacional y con una de las menores tasas de desempleo, como resultado de las acciones enfocadas a acelerar el desarrollo económico y a brindar una mejor calidad de vida para las familias yucatecas.

El firme compromiso con temas como la seguridad, infraestructura y turismo han sido factores importantes para la atracción de inversiones y generar desarrollo económico y mejores fuentes de empleo, lo que ha permitido que, durante el primer trimestre de 2019, Yucatán se convirtiera en el tercer estado con mayor crecimiento económico a nivel nacional, con un 3.1%, 8 veces más al promedio de los 32 estados del país, con base en información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Durante el primer semestre de este año, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó un incremento en la creación de empleos formales, con 8 mil 579 nuevos empleos, lo que representa un aumento del 32% con respecto al mismo lapso del 2018, cifras que contrastan con el decremento de -39% que se registró en todo el país.

Asimismo, durante el segundo trimestre de 2019, el estado ocupó el tercer lugar con menor desempleo en el país, con una tasa de desocupación con un valor de 1.8, cifra menor al promedio nacional que fue de 3.5 y, en ese mismo periodo, el estado reportó contar una participación o población económicamente activa en el mercado laboral del 63.5%, lo que lo ubica en la posición 5 con mayor proporción a nivel nacional, de acuerdo con el Inegi.

Una de las principales acciones del Gobernador Vila Dosal para aumentar los empleos en el estado ha sido atraer inversiones de importantes empresas nacionales y extranjeras, que además de diversificar la vocación económica del estado, permiten combatir los índices de pobreza en los 106 municipios.

En este tema, se anunciaron inversiones por más de 40,000 millones de pesos por parte de empresas locales, nacionales y extranjeras que generarán más de 30,000 nuevos empleos en todo el estado, entre las que se encuentra la empresa japonesa Uchiyama del ramo automotriz.

De acuerdo a las cifras de Secretaría de Economía federal, el incremento en inversión extranjera directa ha sido del 59.7%, con lo que el estado pasó del lugar 30 al 7. Atrayendo, sólo durante el primer trimestre de 2019, más inversiones extranjeras que en todo el 2018.

La mayoría de estas inversiones estarán en el interior del Estado para generar un crecimiento más equilibrado y serán en los ramos automotriz, aeroespacial, médico, textil, industrial, inmobiliario, manufacturero, turístico, entre otros y los puestos de trabajo generados han sido como resultado de la estrategia que emprendió el Gobernador para dar a conocer los altos niveles de seguridad, calidad del capital humano, infraestructura carretera y la eficiente conectividad marítima y aérea que permiten que Yucatán sea un lugar certero para la inversión.

Todo ello ha sido resultado de acciones emprendidas por el Gobierno del Estado como el decreto emitido en enero pasado, que otorga estímulos fiscales a las nuevas inversiones en infraestructura y servicios turísticos en el interior del estado, los cuales contemplan una reducción de hasta el 100% en impuestos y derechos estatales y municipales en los primeros 3 años de actividad.

A la par de la generación de empleos, Vila Dosal impulsa el emprendimiento y para ello ha desarrollado estrategias como el Fondo MicroYuc, que pone a disposición de los yucatecos 6 esquemas para apoyo en especie, financiamiento y crédito a bajas tasas de interés, en los que pueden obtener recursos para que puedan empezar o consolidar sus propios negocios. Dicho fondo cuenta con una bolsa que supera los 53 millones de pesos y otorga créditos desde 5,000 hasta 400,000 pesos.

Desde el inicio de la presente administración estatal, las acciones han sido encaminadas a atraer mayores inversiones y fomentar programas que generen más empleos, mejor pagados para todos los yucatecos.

Continuar leyendo

Economía

Citibanamex financiará los $2,620 MDP del proyecto Yucatán Seguro

Progreso Hoy

Publicado

el

MÉRIDA.– El Gobierno del Estado de Yucatán obtuvo la mejor tasa otorgada a un financiamiento de largo plazo para un estado de la República por la banca comercial. Esto fue posible, explica la Secretaria de Administración y Finanzas, Olga Rosas Moya, por la disciplina administrativa impulsada por el gobernador Mauricio Vila Dosal y a la transparencia en el proceso de licitación.

Luego del proceso de licitación que se convocó el 16 de agosto pasado, fue la propuesta de Citibanamex la que dio mejores condiciones a los yucatecos para el financiamiento por 2,620 mdp a 20 años del proyecto “Yucatán Seguro”, aprobado en julio por el Congreso del Estado.

En el proceso de licitación de este financiamiento se recibieron ofertas de 7 instituciones financieras, que ofrecieron 4.4 veces el monto solicitado. La propuesta adjudicada a Citibanamex ofrece una tasa de interés interbancaria de equilibrio (TIIE, de referencia) + 25pbs; es decir, 60% menor los financiamientos obtenidos por el estado en 2011, 2013, 2016 y 2017. Otro aspecto importante es que abre una ventana de oportunidad para mejorar las condiciones de los financiamientos actuales.

La estructura financiera, que se prevé sea calificada en AAA por su solidez, contempla que el servicio de la deuda con relación a los ingresos estatales sea similar todos los años, sin dejar una carga mayor a administraciones posteriores.

Considerando la contratación de este nuevo financiamiento, el Estado se mantiene con un endeudamiento sostenible acorde a los indicadores del Sistema de Alertas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Cuenta, además, con niveles moderados de servicio de la deuda, una robusta recaudación de impuestos propios, alto crecimiento del PIB estatal e indicadores financieros acorde a su calificación crediticia.

En resumen, explica el tesorero, Roberto Suárez Coldwell, a menor riesgo crediticio una entidad puede acceder a mejores condiciones financieras y mejores tasas, como la obtenida en este momento. Estos son claros indicadores que confirman la confianza de las instituciones financieras hacia las acciones emprendidas por el Gobierno del Estado y el proceso competitivo llevado a cabo por la Secretaría de Administración y Finanzas.

En las próximas semanas se concretará la contratación del financiamiento con Citibanamex y se registrará ante la Secretaría Hacienda y Crédito Público.

“Yucatán Seguro” contempla la instalación 3,527 nuevas cámaras de vigilancia en diversos puntos del Estado y 1,000 nuevas cámaras vecinales adicionales; 119 arcos carreteros, así como 6 drones de alta tecnología y un avión especializado en vigilancia para operativos aéreos. También, el proyecto que busca garantizar la seguridad de las familias yucatecas contempla modernizar la actual red de semáforos a una con elementos inteligentes, así como 4 embarcaciones especializadas para proteger la costa, entre otras inversiones y acciones.

Continuar leyendo
Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO