Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Conectate con nosotros

Ciencia y Tecnología

Estudiantes mexicanos ganan competencia de drones en Canadá

Progreso Hoy

Publicado

el

PUEBLA.– El doctor José Martínez Carranza, investigador del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), y su equipo QuetzalC++, integrado por estudiantes de ingeniería en mecatrónica, ganaron la competencia de carrera de drones autónomos (ADR, por sus siglas en inglés), celebrada en Vancouver, Canadá, venciendo a los equipos más fuertes a nivel mundial como los de la Universidad de Zúrich y la Universidad Tecnológica de Delft, comandados por investigadores de alto prestigio e integrados por estudiantes de posgrado.

Bajo la tutela del doctor Martínez Carranza, Leticia Oyuki Rojas, capitana del equipo, Aldrich Alfredo Cabrera Ponce y Roberto Munguía Silva, todos alumnos del Instituto Tecnológico Superior de Atlixco (ITSA) —perteneciente al Tecnológico Nacional de México (Tecnm)—, fueron los encargados de trabajar en la arquitectura de software, desarrollada por el doctor Martínez Carranza, con la que el dron, además de volar de forma autónoma, puede saber dónde está, identificar obstáculos y evitarlos, gracias a una política de evasión que utiliza un mapa tridimensional con precisión en metros.

Oyuki Rojas Dr. Martinez Carranza Aldrich Alfredo Cabrera y Roberto Munguia Oyuki Rojas Dr. Martínez Carranza Aldrich Alfredo Cabrera y Roberto Munguía.En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, Martínez Carranza destacó que esta competencia se llevó a cabo como parte de la IEEE/RSJ International Conference on Intelligent Robots and Systems (IROS), una de las conferencias de robótica más importantes en el mundo.

Indicó también que esta participación forma parte del proyecto RAFAGA, financiado por el Fondo Newton de la Royal Society del Reino Unido, con el propósito de crear drones con vuelo autónomo, basados en la inteligencia artificial, robótica y visión por computadora.

Como parte de los requerimientos para esta carrera de drones, el doctor Martínez Carranza detalló que los siete equipos participantes tuvieron dos rondas de 15 minutos para que sus drones cruzaran el mayor número de puertas de un total de 13, logrando QuetzalC++ atravesar nueve puertas.

“Nuestra ventaja fue la estimación de la posición del dron. Lo que nos hizo ganar fue que esa estimación tuvo una cierta precisión en metros, lo cual fue de utilidad para que el dron pudiera seguir una ruta de vuelo, explotando dicha precisión para atravesar las puertas en la competencia”.

La razón de la precisión, explicó, radica en el desarrollo de algoritmos para obtener la métrica, algo novedoso dentro de este sistema, además de otros factores como el uso de una plataforma que permitió comunicar de manera más efectiva los procesos para cada misión.

“Le colocamos un procesador a bordo que se comunica con el vehículo y lo comanda, permitiendo de este modo ejecutar vuelo autónomo. La ventaja que tuvimos fue que con nuestro sistema pudimos localizar el vehículo con precisión de hasta medio metro por cada treinta metros, es como tener un GPS pero en ambientes interiores, esto gracias a un sistema de localización que se basa en el procesamiento de las imágenes que captura la cámara que está a bordo del dron”.

Para conocer más de la destacada participación del equipo QuetzalC++ en IROS 2017 ADR e IMAV 2017, consulta este enlace.

La precisión en la métrica, además de dar al equipo QuetzalC++ la victoria, también permitió la publicación de cinco artículos presentados por el doctor Martínez Carranza en la conferencia Research, Education and Development of Unmanned Aerial Systems (RED-UAS) en Linköping, Suecia; previamente también participaron en la International Micro Air Vehicle Conference and Competition (IMAV 2017), celebrada en Toulouse, Francia, donde compitieron obteniendo el cuarto lugar.

“Todo este trabajo nos coloca en la escena internacional de manera histórica porque somos el primer grupo de drones mexicano que va a competencias internacionales y se coloca dentro de los cinco mejores. Además, como parte de los resultados del proyecto RAFAGA hemos obtenido en tres años dos premios internacionales y uno nacional. Esto sirve para darle visibilidad a México, y desde ahora ya nos preparamos para defender nuestra posición en la próxima competencia IROS 2018 ADR, que tendrá lugar en Madrid, España”.

Leticia Oyuki Rojas declaró para la Agencia Informativa Conacyt que su trabajo dentro de este proyecto consistió en coordinar a sus compañeros en las actividades para trabajar sobre la nueva arquitectura de software que se diseñó y desarrolló para las competencias, a esta arquitectura se le adaptaron módulos como la detección, evasión y detección de obstáculos.

“Mediante reuniones de trabajo y de acuerdo con nuestras habilidades, se nos asignaron las tareas a desarrollar, por ejemplo, a mi compañero Aldrich se le asignó la tarea de detección del código QR y zonas de interés en la arena; y Roberto se encargó de las comunicaciones con los drones mediante el uso de antenas y redes wifi”

Este texto fue editado por el equipo de redacción de ProgresoHoy.com. Colabora con nosotros enviando reportes, quejas ciudadanas, o noticias a nuestras redes sociales, escribe a nuestro correo [email protected], o envía mensaje, fotos o vídeos a nuestro WhatsApp al número 9991-501547.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Ciencia y Tecnología

Buque oceanográfico mexicano continúa investigaciones en aguas del Pacífico

Progreso Hoy

Publicado

el

PANAMÁ (La Prensa).– Los 22 científicos que evalúan los recursos pesqueros de Centroamérica, a bordo del buque mexicano Dr. Jorge Carranza Fraser culminaron su misión en el Atlántico, luego de cruzar el Canal de Panamá, y proseguir con su labor en el Pacífico.

La creación de un barco-laboratorio, especial para conocer las especies marinas en la región, tiene un costo de unos 700 millones de dólares y está dedicado a buscar mejoras para todos los países que estén interesados.

El buque científico mexicano llegó a aguas panameñas el pasado 12 de octubre, para darle continuidad a la Campaña América Central 2018, que tiene como objetivo recolectar información científica sobre las especies marinas que hay en aguas del Corredor Biológico Mesoamericano.

La campaña -que comenzó el 17 de septiembre pasado en el puerto de Progreso, en Yucatán, México- explorará aproximadamente 14,000 kilómetros en aguas de Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá con la finalidad de recolectar información científica sobre los recursos pesqueros de esos países.

Esta iniciativa se logra tras un acuerdo de colaboración entre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura (Inapesca) de México, con la participación de autoridades que abordan el asunto pesquero en los países del Istmo Centroamericano.

En el barco, que ya hizo su barrido de especies en el Caribe, cuenta con laboratorios de pesca biológico, acústico y de oceanografía.

Desde hoy, este navío se trasladará a aguas del Pacífico, saliendo de Panamá hacia Costa Rica para regresar a México, mientras sigue tomando muestras para tener un estudio completo sobre el desarrollo de las especies marinas en la región centroamericana.

Según la FAO, en 2016 la producción pesquera y acuícola fue de 13 millones de toneladas y los países de Centroamérica aportaron el 18%, convirtiéndose la actividad en el principal modo de vida de 2.5 millones de personas de la región.

Continuar leyendo

Ciencia y Tecnología

Mayan Food lanza nueva línea de cochinita pibil lista para comer

Progreso Hoy

Publicado

el

MÉRIDA.– Cochinita pibil, relleno negro, frijol con puerco, papadzules, sopa de lima, huevos motuleños, poc-chuc, entre muchos otros, forman parte de la gastronomía yucateca, considerada Patrimonio Cultural Intangible del Estado de Yucatán por decreto oficial desde 2013.

La cocina yucateca se encuentra fuertemente ligada a la identidad regional. En particular, la cocina yucateca se ha instituido como poseedora de una lógica y estética propias, distinta de la cocina del Altiplano central —fuente ideológica de una cocina nacional mexicana— y más cercana a las tradiciones caribeñas, según describe el antropólogo Steffan Igor Ayora.

La demanda de consumo de platillos yucatecos no solo se limita a la región de Yucatán. La cochinita pibil, por ejemplo, se elabora y comercializa como producto en empaque listo para comerse, a pesar de ser elaborado por empresas productoras asentadas en otros estados.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, Manuel Octavio Ramírez Sucre, investigador del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej), sede Sureste, menciona que una desventaja que presentan estos productos es que sus características de textura y sabor no corresponden a las de los platillos que se elaboran de manera tradicional en la región.

En conjunto con la empresa Productores Asociados de la Península de Yucatán, el Ciatej Sureste impulsó el establecimiento de un proceso piloto para la realización de guisos regionales de alta calidad listos para su consumo, seguros, sin conservadores químicos y con una larga vida de anaquel, mediante el financiamiento del Fondo de Emprendedores de Yucatán (Fondey).

“Los objetivos específicos fueron: evaluar las características de calidad fisicoquímica, microbiológica y sensoriales de esos guisos; evaluar el efecto del pretratamiento, envasado, tamaño de partícula y tratamiento térmico (tiempo-temperatura), que fueron algunas variables importantes durante el proceso”, apuntó Ramírez Sucre.

Carlos Arturo Ramayo Franco, responsable legal del proyecto por parte de Productores Asociados de la Península de Yucatán, resaltó que el objetivo principal de la empresa fue no quedarse como productores primarios y demostrar que también pueden ser empresarios agroindustriales, “dando valor agregado a nuestros productos y qué mejor que desarrollando los guisos más tradicionales y emblemáticos del estado de Yucatán”.
Producción y consumo de carne de cerdo

La porcicultura es una de las industrias más importantes en el mundo. En 2016, se produjeron a nivel mundial alrededor de 110 mil toneladas de carne de cerdo. México se posicionó dentro de los 10 países productores y Yucatán como el cuarto productor a nivel nacional.

El consumo de carne de cerdo ha ido en aumento a nivel mundial en los 10 últimos años (Panorama Agroalimentario, Carne de cerdo 2016). En México, en 2014 se consumieron 600 gramos per cápita y seis estados de la república —entre los que estaba Yucatán— representaban 74 por ciento del consumo total, según datos de la Secretaría de Hacienda.

Entre los factores que han favorecido el aumento en el consumo destacan el precio accesible de la carne de cerdo, en comparación con su contraparte bovina, y el aumento de la confianza del consumidor hacia la carne de cerdo como una fuente saludable de proteína animal.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), la carne de cerdo contiene proteínas de buena calidad, pues un filete de cerdo de 100 gramos aporta alrededor de 20 gramos de proteínas y es fuente de aminoácidos naturales para los músculos.
Alimentos listos para comerse

Productores Asociados de la Península de Yucatán se ha dedicado a la elaboración de productos finales que, entre sus características, requerían refrigeración. “Lo que querían hacer es un proceso en el que se tuviera un producto terminado y que no tuviera la necesidad de esa cadena de frío”, apuntó Ramírez Sucre.

Con este interés, se realizó el proceso piloto para la elaboración de cochinita pibil en bolsas flexibles estériles, evaluando su calidad sensorial (color, olor, sabor y aceptabilidad general), fisicoquímica (textura, acidez, entre otros) y microbiológica, así como su vida de anaquel.

“En el mundo hay muchos platillos y muchos listos para comerse. Eso es lo que nosotros tratábamos de lograr, un platillo listo para comerse que tuviera una larga vida de anaquel, con la calidad microbiológica y fisicoquímica aceptables para que el guiso se pudiera consumir después de mucho tiempo, dándole valor agregado. Se lograron vidas de anaquel de hasta dos años, microbiológicamente hablando”.

El proceso inicia con la preparación de la salsa y el corte de la carne en diversos tamaños para que el sabor penetre adecuadamente. La carne pasa por un proceso de precocimiento en tanques y se envasa en bolsas flexibles (pouches), con cierto porcentaje de vacío. Tras esto, se cierra herméticamente y pasa a una autoclave (recipiente de presión) para su esterilización.

De acuerdo con Ramírez Sucre, la esterilización es uno de los procesos térmicos más relevantes ya que permite que el producto no necesite conservadores artificiales. “Una vez que sale del autoclave no necesita más tratamiento. Este proceso de esterilización es importante también porque el producto no requiere una manipulación posterior, como en el caso de la pasteurización”.

La esterilización comercial consiste en un tratamiento térmico de 121 grados Celsius mínimo durante 15 minutos, y como parte de la evaluación del proceso se determinó la temperatura y el tiempo adecuados para cada uno de los guisos (cochinita pibil, ya en el mercado, y lechón negro, en elaboración). De igual manera, se evaluó el porcentaje de vacío más indicado para aplicar al producto, con la finalidad de que tuviera una vida de anaquel más larga.
Mejor textura, ventaja frente a productos similares

La cochinita pibil lista para comerse se comercializa actualmente en diferentes presentaciones (presentación de bolsa pouch o enlatado) y bajo diferentes métodos de elaboración (con y sin necesidad de cadena de frío). Como parte del proyecto, se realizaron análisis fisicoquímicos, microbiológicos y sensoriales de algunos productos similares existentes en el mercado, dos en presentación de bolsa pouch y uno enlatado.

“En estos productos comerciales la textura es algo pastosa, ya está deshebrada completamente la carne y al final parece una pasta. Los productores consideraban que se debía mejorar esta presentación”, apuntó Ramírez Sucre.

Los investigadores analizaron la textura del producto obtenido como parte del proyecto, mediante el uso de un texturómetro del Ciatej, sede Sureste. “La ventaja más importante es que la textura de esta cochinita pibil es la que debe tener el guiso regional”.

Para evaluar el aspecto sensorial, se realizaron pruebas con alrededor de 50 jueces no entrenados que son consumidores potenciales. “Ellos prueban el producto y dicen qué tanto les gusta, si les gustó poco, más o menos, mucho o muchísimo. Depende de la escala. Nosotros utilizamos escalas de nueve puntos”.

Para Ramayo Franco, una de las ventajas de colaborar con un centro de investigación fue desarrollar un producto que satisface el paladar de los consumidores, con la seguridad de contar con un platillo inocuo avalado por el Ciatej, sede Sureste.

Entre los beneficios resultantes, se obtuvo un producto diferenciado de las marcas existentes ya que está elaborado a base de carne de cerdos nacidos, criados y cocidos en Yucatán, con las especias y los condimentos naturales de esta región. “Ya empezamos a trabajar en la denominación geográfica, que, de obtenerla, la cochinita pibil solo podrá llamarse a aquella que se produzca en Yucatán”.

Finalmente, se realizó el etiquetado nutrimental considerando las normas oficiales mexicanas y las de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), con lo que el producto puede exportarse a diferentes países.

“Los planes de comercialización ya están dándose en el mercado institucional (autoservicios) y estamos trabajando para comercializar en el mercado americano (EE. UU.) con nuestra marca registrada, sin dejar de ver la conveniencia de maquilar con otras marcas para llenar la ocupación disponible de la planta”, agregó Ramayo Franco.
La tendencia black food y el mercado de productos nostalgia

De forma paralela, se desarrolló el proceso piloto para la elaboración del platillo tradicional yucateco lechón negro, que es la variante con carne de cerdo del relleno negro. Ramírez Sucre señaló que la propuesta partió de la necesidad de elaborar otro producto regional que no se encuentra en el mercado y se fortalece de una tendencia estética actual de los alimentos proveniente de Estados Unidos y conocida como black food, es decir, alimentos negros, que se obtienen en su mayoría con el uso de carbón como colorante (por ejemplo, pan de hamburguesa, pasta, dulces, salchichas, helados y pizzas negras).

Otra tendencia importante considerada fue el mercado de los “productos nostalgia”, es decir, mercancías que integran bienes y servicios que forman parte de los hábitos de consumo, cultura y tradición de los diferentes pueblos y naciones que consumen migrantes en su país de origen y en el extranjero, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

“Nostalgia es justamente lo que experimenta un inmigrante al llegar a un país ajeno al suyo. Inmediatamente se siente en una tierra extraña, lejos de todos sus seres queridos, desarrollando la necesidad de buscar su propia identidad, tanto cultural como religiosa, e incluso gastronómica, y comienzan a saborear en su mente un rico platillo tradicional”, describe el estudio mercadológico “El mercado de los productos nostalgia: una oportunidad para las pymes”.

Lo anterior da cuenta de la importancia de los esfuerzos del estado y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para la realización de proyectos de investigación en colaboración de centros públicos de investigación y empresas, lo que hace una simbiosis entre lo que se debe hacer para catapultar las empresas en el mercado actual, y cómo hacerlo, con el expertise de los investigadores, finalizó Ramírez Sucre.

Continuar leyendo

Ciencia y Tecnología

Apple concreta la compra de Shazam en 400 MDD

Progreso Hoy

Publicado

el

Después de obtener el visto bueno de los reguladores europeos, Apple concluyó la compra de la aplicación de identificación de canciones, Shazam.

Aunque no se conoce la cifra total de la transacción, medios especializados han determinado que debe rondar los 400 millones de dólares.

“Apple y Shazam tienen una larga historia juntos. Shazam fue una de las primeras apps disponibles cuando lanzamos la App Store y se ha convertido en una app favorita para los aficionados a la música de todo el mundo”, aseguró Oliver Schusser, vicepresidente de Apple Music.

Entre las modificaciones que la aplicación sufrirá, Apple reveló que ahora estará disponible sin ningún tipo de publicidad para todos los usuarios.

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

#ENTÉRATE

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.