MÉRIDA.– Candidatos independientes denunciaron la excesiva fiscalización que pretenden aplicar las autoridades electorales, pues les exigen rendir cuentas hasta por el uso y el costo de sus teléfonos celulares que usarán para recabar el apoyo ciudadano en pos de su candidatura, esto con el fin de que no rebasen los gastos de campaña.
Lo anterior, ha generado una ola de denuncias ante el Iepac, que si bien no es quien establece los límites de la fiscalización (realmente es el INE), es la autoridad que se encarga de aplicarla y hacerla valer.
Un requisito que les exigen es reportar todos sus gastos, “y hasta lo que no gasten”, que se les contabiliza y con lo que rebasan los topes de campaña, lo cual significaría que perderían su nominación, dijo Edwin Palomino.
Como ejemplo de los lineamientos “absurdos”, citaron que deben reportar el costo de los celulares que usarán para recabar el apoyo ciudadano, y si éste tiene un precio superior a $5,000, con solo eso ya rebasaron el tope de gastos de campaña, en algunos casos.
Otro ejemplo es que al instalar sus oficinas de campaña, aun cuando lo hagan en su casa o se las preste algún simpatizante, tienen que reportarlo como si pagaran alquiler y, por ejemplo, en Samahil, donde el tope de gastos es de $6,500, con solo el local y la gasolina del vehículo en que se transportan ya lo rebasaron.
María de Lourdes Rosas, les pidió a los independientes que expongan todas sus dudas y señalamientos por escrito para ver cómo resolverlo.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...