El fotografo Luis Gonzalez. Amigos de la familia confirmaron que los restos hallados corresponden al joven fotógrafo

PROGRESO.– Los restos humanos hallados ayer en terrenos de Chelem Puerto, en un basurero clandestino al aire libre, corresponden al joven fotógrafo meridano Luis González Contreras, de 30 años de edad, según confirmaron esta tarde familiares.
Aunque la Fiscalía General del Estado (FGE), no ha informado oficialmente la identidad de la persona asesinada, familiares y amigos del joven Luis González ya confirmaron la terrible noticia, pues acudieron a ver el cuerpo corroborando que se trata de él, por lo que ya se encuentran en las instalaciones de la Fiscalía, donde realizan los trámites pertinentes para la recuperación del cuerpo. Así lo ha informado Claudia, hermana del fotógrafo, a varias de sus amistades.
Se espera que en las próximas horas las autoridades proporcionen más detalles del móvil del asesinato y si hay o no detenidos por ese caso.

REPORTE DE LA FISCALÍA…
La propia Fiscalía General del Estado, que informó que el cuerpo estaba embolsado y desmembrado, pues tanto la cabeza como los brazos y piernas estaban separados del torso.
La Fiscalía también informó que por lo menos el 20% del cuerpo estaba quemado y todas las partes estaban dentro de una bolsa.
La bolsa, como informamos ayer, fue hallada por pepenadores de basura de Chelem, quienes se acercaron para ver porqué despedía olor a podrido. Al abrirla, se percataron del macabro hallazgo pues vieron que se trataba de un cuerpo humano embolsado.

EL ROSTRO, IRRECONOCIBLE…

Fuentes ministeriales confirmaron a ProgresoHoy.com, el periódico del puerto, que el cuerpo encontrado se encuentra irreconocible, de modo que la Fiscalía no había podido determinar, hasta ahora y oficialmente, la identidad de la víctima. Sin embargo, como señalamos arriba, familiares del fotógrafo han señalado que se trata de él luego de la identificación visual de los restos. Sin embargo, oficialente, reiteramos, la autoridad no ha proporcionado la identidad de manera oficial.

De entrada, a pesar de que el cuerpo fue hallado en pedazos, al más puro estilo del narco o la delincuencia organizada, la Fiscalía insistió en que no se trata de una ejecución.
El crimen, indicó la autoridad, ocurrió mediante un golpe en la cabeza, en la región temporal derecha, y el golpe fue propinado con objeto contuso (en esos casos por lo general se refiere a que lo golpearon con un tubo, palo o piedra u otro objeto contundente).

El crimen recuerda otros crímenes cometidos con saña en Yucatán, como el del caso Triay Peniche cuyos restos tambien fueron hallados dentro de una camioneta estacionada en un centro comercial de la capital yucateca. (ProgresoHoy.com)

Comentarios

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...