La invitación de los cenoteros de Homún a los Delegados estatales de Semarnat, Profepa, CONAGUA, INAH, así como el titular de Seduma y los empresarios de la granja porcícola, para dialogar con el pueblo de Homún sobre las razones para autorizar una granja porcícola de 45 mil cerdos en la zona de más de 300 cenotes, fue desairada. No llegó ningún representante.
El único invitado que asistió fue el Alcalde, Enrique Echeverría Chan, quien fue cuestionado por haber autorizado a los empresarios construir e instalarse a 8 kilómetros de la cabecera municipal, informa Por Esto.
“Quedó claro en esta Asamblea que no hay interés para dialogar, ni por los funcionarios federales que no vinieron, ni por el Alcalde, que sólo argumentó que dio permisos por generar empleo, sin preguntarle al pueblo qué queríamos. Pero también quedó claro en los aproximadamente mil asistentes a la Asamblea, que no se quiere a la granja aquí, así que vamos por la Consulta Pública el 8 de octubre”, dijeron pobladores de Homun.
La invitación a los funcionarios federales la hicieron los cenoteros de Homún públicamente desde el miércoles pasado e incluso se las enviaron a cada uno.
Sin embargo, ningún delegado envió algún representante de su dependencia.
POR ESTO! ha informado que en los últimos 5 años Homún ha despegado como atractivo turístico por los cenotes que se han habilitado por parte de ejidatarios y empresarios; sin embargo, desde finales del año pasado un grupo de inversionistas de la industria de la comunicación fueron atraídos por el modelo de aparecería de Kekén y compraron 100 hectáreas a 8 kilómetros de la cabecera municipal de Homún para construir una granja porcícola, que albergue 45 mil cerdos, para lo cual pidieron los permisos al Alcalde y éste les otorgó la licencia de uso de suelo y permiso de construcción.
Cuando las obras de construcción ya habían comenzado, la población supo que se trataba de una granja porcícola de gran magnitud y expresaron su rechazo, al grado que el Alcalde revocó los permisos, lo cual generó una demanda por parte de los empresarios ante el Tribunal Administrativo del Estado, el cual aún analiza el caso.
Los cenoteros y la población pretendían obtener respuestas sobre la instalación de la granja en la asamblea convocada para ayer a las 8 de la noche.
Sin embargo, no llegó ningún funcionario, ni estatal ni federal, la población arremetió con sus preguntas al Alcalde, quien a decir de los presentes, no mostró voluntad de diálogo.
“El pueblo manifestó su sentir en contra de la contaminación ambiental y el pueblo dio a entender que se siente menospreciado por no tomarlo en cuenta para decidir la apertura de un proyecto de esa magnitud. El Alcalde se mostró molesto y reacio al diálogo”, relataron homunenses.
Ni empresarios, ni funcionarios federales y estatales. El siguiente paso de los homunenses es la Consulta Pública del 8 de octubre para que la población vote y decida sobre la instalación de la granja.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...