PROGRESO.– En plena semana turística de arribo de cruceros y ocupación de casas veraniegas por canadienses se registra escasez de agua potable por problemas en el cárcamo de rebombeo, pues solo funcionan dos de las cuatro bombas para suministro de los usuarios.

El problema de desabasto en las zonas turísticas, oriente y poniente de la ciudad se da desde el sábado, pero fue hasta el domingo que los usuarios se percataron al agotarse las reservas de sus depósitos y en las tomas domiciliarias el líquido llega a cuentagotas.

Ayer, el restaurantero Luis Jorge Vargas Rivero señaló que en plena semana de cruceros no hay agua potable en la zona del malecón, lo que ocasionó problemas a los restaurantes para abastecerse del líquido para los baños y cocina, así que tuvieron que recurrir a la compra de agua por medio de pipas, informa Diario de Yucatan.

—Es un problema para el sector turístico; precisamente en esta semana que llegan cuatro cruceros y arriban numerosos turistas extranjeros no hay agua potable, las autoridades no informan el motivo, no sabemos cuánto tiempo durará la escasez, al parecer el Agua Potable no tiene dinero para pagar la luz y de seguro la cortaron —comentó Vargas Rivero.

El restaurantero indicó que este mes es considerado bueno, ya está por iniciar la temporada alta y el arribo de turismo nacional, y los canadienses ocupan casas de la zona veraniega, así que es importante que se proporcione un buen servicio de agua potable.

Vecinos del oriente de la ciudad, en especial de la colonia Ismael García, dijeron que llevan tres días padeciendo la escasez de agua; en las tomas domiciliarias el agua llega en chorritos y tarda poco el abasto.

También vecinos del poniente del puerto y encargados de fábricas de hielo y congeladoras manifestaron que tienen problemas de desabasto del agua.

Al respecto, Freddy Pech Martínez, director del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Progreso, confirmó que hay problemas de abasto de agua en el poniente y oriente de la ciudad, lo que llevará por lo menos una semana corregir porque de las cuatro bombas que tiene el cárcamo de rebombeo solo dos están funcionando.

Explicó que a una bomba se le quemó el embobinado del motor y la reparación llevará siete días. Otra se recalienta y solo se pone en servicio por un rato, así que sólo dos operan el cárcamo de rebombeo, de ahí el problema de desbasto en el poniente de la ciudad, donde se ven afectadas fábricas de hielo, congeladoras y numerosas familias.

En el caso del oriente del puerto, Pech Martínez dijo que no todas las colonias, pues se apoyan con el sistema de Chicxulub Puerto, pero sí se afecta la zona del malecón; comentó que harán todo lo posible para solucionar el problema pronto.

Comentarios

1 Comentario

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...