PROGRESO.– Benigno Villarreal del Río, director general de la empresa Vive Energía, señaló que el Parque Eólico de Dzilam de Bravo, cuyos componentes ya están en el Puerto de Altura de Progreso, comenzará a generar energía limpia a principios del año entrante.
Destacó que el buque proveniente de Shangai, China, llegó el pasado domingo al Puerto de Altura de Progreso luego de 42 días en altamar y, ahora, básicamente se está en maniobras de descarga de todos los componentes de los aerogeneradores.
—Ahora estamos descargando y vamos a acopiar en el lugar, de acuerdo con lo que la autoridad portuaria nos ha indicado. Cuando termine la descarga se retirará el barco y empezaremos con la segunda etapa, que será la de traslado de los equipos a Dzilam de Bravo.
—Estamos trabajando de manera lenta, con las precauciones debidas, pero constante, expresó en entrevista que publica el diario Por Esto.
Consideró que el traslado de los componentes del Puerto de Altura hacia Dzilam de Bravo se llevará a cabo en unas 48 horas, aunque por la complejidad del movimiento puede haber retrasos.
La embarcación recorrió el Pacífico y luego cruzó por el Canal de Panamá hace unos 10 días, donde hubo algo de retraso, ya que el buque tuvo que hacer más tiempo de lo normal.
Dijo que se ha hecho un gran esfuerzo en materia de logística y, aunque lo más barato y simple era tomar una ruta por la carretera costera, no se adoptó esa opción porque se consideró que se atravesaría el corazón de varias poblaciones y que podría haber afectaciones sociales relevantes.
Por eso se escogió una ruta que saldrá de Progreso a Mérida, Conkal, Mocochá, Baca, Muxupip, Motul, Suma, Cansahcab, Temax, Buctzotz, Panabá, Dzilam González y finalmente Dzilam de Bravo. En total, dijo, se atravesarán 45 comunidades de 14 municipios. Destacó que todo el movimiento se hará por las noches para evitar contratiempos.
Dijo que se espera terminar con la movilización de todos los componentes a principios del año entrante, cuando ya se habrían instalado varios equipos, por lo que se empezaría a generar energía eléctrica para conectarse a la red nacional y ya el parque estaría terminado por completo durante el segundo trimestre del año.
Añadió que faltan tres buques por llegar con el resto de los componentes para hacer un total de los 28 aerogeneradores.
Añadió que la capacidad total instalada del Parque Eólico será de 70 megavatios, que es el máximo si las condiciones del viento son las óptimas, aunque esta cifra puede variar.
Además de las 50 personas que trabajan en las maniobras de descarga, dijo que más de 200 han estado laborando en las obras en el Parque de Dzilam de Bravo, en la construcción de las bases para poner los aerogeneradores.
—Y es que trabajamos en bases que están en la superficie para no afectar el subsuelo, que fue una de las recomendaciones que nos hicieron; esto es más difícil y más costoso, pero nos estamos apegando a tener el menor impacto posible al medio ambiente y así se acordó por las características del suelo de Yucatán, concluyó.

(Fotos API Progreso y Agencia Aduanal del Valle)

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...