Por Jessica Saiden Quiroz

La fortaleza de un pueblo está en su gente, en su espíritu, en las ganas que tienen para salir avante de los momentos en desesperanza. Treinta y dos años después, México sufre, treinta y dos años después, México está de pie, más fuerte que nunca.
Haremos brevemente, un lapsus, en los importante temas educativos de las Vivencias Comunitarias para invitar a nuestros amigos y amigas lectores a sumarse al gran esfuerzo nacional ciudadano e institucional para reconstruir al país.

Sin tener palabra de honor, la naturaleza está demostrando su poderío, su dominante subyugación del designio humano, nos dio, una muestra de humildad, mostrándonos que aún no estamos por encima de ella.

Los mexicanos reaccionamos con el honor y el corazón por delante, con ese amor y el orgullo que tenemos hacia los demás, personificados en brigadas asistenciales o en la búsqueda de hermanos debajo de los escombros.

Le demostramos al mundo pero también a nosotros mismos, que podemos ser una sociedad unida y fortalecida por las instituciones, aquellos organismos de todos los niveles quienes han estado desde el primer minuto en las áreas de influencia.

Porque los liderazgos se demuestran con hechos, el Presidente Enrique Peña Nieto, el Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, funcionarios de todos los niveles y fuerzas armadas se encuentran organizando y coordinando todos los esfuerzos logísticos.

Especial interés le han dispuesto a la infraestructura escolar de los estados afectados, censando y proyectando la reconstrucción de los centros de enseñanza afectados que se dará en las próximas semanas; la educación, como prioridad en las políticas públicas no será afectada a largo plazo por este evento fortuito.

Sensibles a estas acciones, las sedes regionales del CONAFE han sido habilitadas como centros de acopio de víveres o donativos en especie, por ello, lo invitamos a ubicarlas en nuestras redes sociales y a donar lo que usted desee.

También, el Gobernador Rolando Zapata Bello activó la instalación de puntos para recepción de alimentos en el Centro de Convenciones Siglo XXI o las instalaciones del DIF Estatal, excelentes medidas que tenemos la certeza tendrá buena recepción con las familias yucatecas.

A pesar de que directamente el sismo no afectó a la Península, es un buen momento para la reflexión, retroalimentación necesaria para conocer las fortalezas que tenemos como núcleo social y constatar que unidos, somos un gran tejido social.

Esto nos podría representar un magnífico llamado a empezar una nueva historia, donde ahora sí, dejemos a un lado las diferencias, construyamos, juntos,  un buen futuro a partir de un presente de unidad.

Estaremos muy atentos y pendientes de apoyar completamente a nuestros hermanos afectados, porque México está de pie y más fuerte que nunca.

Agradecemos como siempre sus comentarios a [email protected] 

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...