La Fiscalía estatal investiga la muerte de un hombre que falleció en el Hospital O’Horán,a donde llegó la semana pasada presuntamente trasladado desde el Ministerio Público de Progreso.

Trascendió que elementos policiacos de ese puerto lo habían sacado antes de un hospital y lo que sucedió después no está claro, aunque hay versiones que señalan que le habrían propinado golpes que le ocasionaron la muerte posteriormente.

Ante estos hechos, ya se giró citatorios a los policías, toda vez que la muerte de la persona fue certificada como traumatismo craneoencefálico, por lo que se ha abierto una carpeta de investigación para el esclarecimiento de los hechos.

El occiso permanece en calidad de desconocido y presentaba una huella de catéter en uno de los brazos, que presuntamente le fue arrancado con violencia cuando fue sacado del primer hospital en el que estuvo, informa el portal Formal Prision.

No hubo información oficial, pero fuentes de la Fiscalía señalan que elementos de guardia de la policía ministerial, que recibieron aún con vida al sujeto, entrevistaron a los agentes que les informaron que lo detuvieron por la comisión de un delito contra la salud.

Sin embargo, al ver que estaba en mal estado de salud, lo llevaron al Hospital O’Horán, donde murió poco después, aunque no está claro qué sucedió durante el tiempo que estuvo detenido en Progreso.

Comentarios

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...