Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Conectate con nosotros

Noticias

Necesaria mayor inversión en Puerto Progreso para que no quede obsoleto

Progreso Hoy

Publicado

el

Es de suma importancia apostarle a una modernización del Puerto de Altura de Progreso para garantizar las condiciones de competitividad logística acordes con la industria manufacturera establecida en los últimos cinco años e impulsar su crecimiento, significó el titular de la Secretaría de Fomento Económico (Sefoe), Ernesto Herrera Novelo.

En los primeros días del año, durante un recorrido por las instalaciones de Envases Universales en Panamá, el funcionario visitó el emblemático Canal que es considerado el centro de operaciones logísticas y de carga más importante de América, cuya ampliación con dos nuevos juegos de esclusas, inaugurada en 2016, duplicó su volumen de tráfico y carga para llegar a los 14 mil buques por año.

“¿Por qué hay que invertir en el Puerto? Porque si no se sigue haciendo, va a quedar obsoleto. Siempre hay que pensar en un desarrollo por lo menos hacia los próximos 25 años. Aquí vemos que el Canal de Panamá ya utiliza barcos más grandes, para ello se tuvo que construir una nueva etapa”, señaló Herrera Novelo, acompañado por el director de la constructora yucateca Nonacsa, Víctor Ferráez Cervera.

Esta ruta operó 100 años, pero ya necesitaba empezar a utilizar navíos mayores, por lo que el pueblo panameño apostó por un nuevo conducto marítimo, con dimensiones mucho más grandes. Ahora, por esa vía transitan los buques Neo-Panamax que permiten transportar hasta 14 mil contenedores. Al llevar más carga, el costo por cada uno es más económico.

El funcionario explicó que en Panamá se construyeron nuevas esclusas para que circulen barcos de mayor capacidad, guardando las proporciones, lo cual es una señal clara de que en Yucatán tenemos que aumentar el calado para que lleguen embarcaciones más grandes, a fin de seguir teniendo en Progreso un centro logístico competitivo.

Referente al enlace entre ambos puertos, Herrera Novelo señaló que “hoy en día hay que hacer dos maniobras, hay que usar puertos alternos, no se llega de manera directa porque las condiciones de nuestro calado no permiten recibir ese tipo de barcos que se utilizan en el Canal de Panamá y viceversa”.

Aseguró que si tenemos una entrada marítima más grande, si tenemos acceso a barcos de mayor tonelaje, automáticamente se optimiza el plan de negocios de industrias que quieran instalarse en Yucatán, pues ese costo es crucial para el inversionista.

Necesario el calado para tener gas

La idea es traer el gas natural por barco desde Houston, que sería el punto más adecuado, por lo que se necesita apostar a la infraestructura en el tema portuario para conseguirlo. En ese sentido, el titular de la Sefoe resaltó que de contar con dicho combustible, las factorías yucatecas reducirían hasta en una tercera parte sus gastos en energía.

Para que llegue el gas y entren barcos con mayores capacidades se tiene que hacer el dragado. Actualmente podrían llegar algunos de dimensiones menores que transporten la molécula, pero el precio es más alto y deja de ser atractivo. A mayor volumen, el pago es más económico.

Un sistema de producción con gas natural en Yucatán garantizará la sustentabilidad del medio ambiente y nos permitirá ofrecer precios de instalación más llamativos a las manufactureras yucatecas, detalló el funcionario.

Al hablar de la industria automotriz, dijo que un flete mucho más económico juega un papel primordial en la ecuación porque al final del día lo que se produce se tiene que enviar a alguna planta, ya sea en Estados Unidos, Europa o Asia.

La idea es, continuó, que se monte en una misma embarcación para que vaya hasta el destino final en donde estén las fábricas que estarán comprando esas proveedurías que se generen en Yucatán.

“Tenemos que tener muy claro que la competitividad del sector secundario la da sus costos de producción. Es necesario apostar por la infraestructura para que Yucatán sea más competitivo y de esa manera, más atractivo para la inversión”, remató.

Este texto fue editado por el equipo de redacción de ProgresoHoy.com. Colabora con nosotros enviando reportes, quejas ciudadanas, o noticias a nuestras redes sociales, escribe a nuestro correo [email protected], o envía mensaje, fotos o vídeos a nuestro WhatsApp al número 9991-501547.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Noticias

Bonanza pulpera en costas del Oriente Yucatán

Progreso Hoy

Publicado

el

EL CUYO.– La temporada del pulpo ha mejorado para los pescadores del puerto, pues la captura diaria supera los 50 kilogramos por embarcación.

Incluso a los socios de las cooperativas les pagan por kilo del molusco entre $130 y $135, mientras que a los pescadores libres que están con los permisionarios les pagan entre $110 o $115 el kilo, según publica Diario de Yucatan.

Isidro Cano Kumul, ribereño del puerto, afirmó que los pescadores salen a la captura del molusco dos días y es cuando mejor les va, pues obtienen hasta 200 kilos.

“Afortunadamente este año nos ha ido bien a la mayoría, en comparación con la pasada temporada, cuando casi a todo el gremio le fue mal”, agregó.

Señaló que al día los pescadores están ganando de $2,000 a $3,000, lo que significa una buena entrada para sus familias.

Por su parte, el pescador Alfredo Solorio Cahum dijo que la temporada ha mejorado para todos en general, pues sus capturas no bajan de los 50 kilos y se nota en la economía en el puerto.

Solorio Cahum declaró que cuando comenzó la temporada de captura el precio estaba en $100 y hoy está en $130 el kilo.

Manifestó que lo bueno es que todavía faltan tres meses para que concluya la temporada y los pescadores están aprovechando.

Las únicas desventajas son que últimamente hubo cierres a la navegación por el mal tiempo y tienen que parar la actividad.

Señaló que al menos en El Cuyo continúa la pesca tradicional, es decir, a través de jimbas, y no como en otros puertos que se bucea el molusco o es enganchado.

Continuar leyendo

Noticias

Detienen a seis tras riña en cantina del malecón de Progreso

Progreso Hoy

Publicado

el

PROGRESO.– La Policía Municipal reportó ayer una riña en las instalaciones de la Cantina de Mou, en el malecón de Progreso, con saldo de una persona lesionada.
De acuerdo con la corporación, los hechos ocurrieron en la calle 19, entre 68 y 70 de la avenida del malecón.
El lesionado fue identificado como Sergio Che García, de 19 años, originario de Frontera, Tabasco, quien fue agredido a botellazos por
Juan Carlos Hernandez Hernandez originario de Cárdenas, Tabasco y Marcos Misael Peraza Bacelis, originario de Progreso, de 39 años de edad.
El afectado resultó con golpes y una herida cortante de unos cinco cntimetros en la cabeza.
Tras la riña, agentes de la policía municipal intervinieron, pero también detuvieron a Pedro Luis Martinez Hidalgo, de 23 años, originario de Villahermmosa, Tabasco y Roxana de los Angeles Torres Couoh, de 22 años, originaria de Merida Yucatan, por entorpecer la labor policial.
La Policía no ha informado si el Ayuntamiento procederá a la clausura del establecimiento tras estos hechos.

Continuar leyendo

Gobierno del Estado

“Ivonazo” de Rolando Zapata: también desvió dinero para empresas fantasma

Progreso Hoy

Publicado

el

MÉXICO.– En 2015, la administración del gobernador priista Rolando Zapata Bello -que concluye el próximo domingo- transfirió más de 150 millones de pesos destinados al estudio sobre enfermedades graves y otros servicios del sector salud, a un grupo de 58 compañías que no tenían ni los especialistas ni experiencia para realizar ese trabajo, y que decían dedicarse – en el papel- a servicios de construcción, comercio de mariscos y hasta plomería.

Se trata, en realidad, de compañías que no operan en forma en sus domicilios fiscales como se pudo constatar al acudir a ellos, y entre las que incluso ya hay 16 catalogadas oficialmente por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como empresas constituidas legalmente pero que simulan las operaciones que facturan. Es decir, compañías fantasma.

Los recursos públicos no fueron entregados a estas empresas bajo algún esquema de competencia. Por el contrario, se hizo a través de supuestos contratos adjudicados de forma directa a estas empresas, violando requisitos legales y montos máximos que establece la ley en ese estado para adjudicar contratos sin licitación, según detalla Animal Politico.

Hay además casos donde se desconoce el mecanismo de adjudicación y si se firmó al menos un contrato de por medio, ya que el gobierno estatal no ha querido reconocer los pagos, pese a que Animal Político cuenta con copias de facturas y estado de cuenta que los prueban.

El pasado 19 de septiembre este medio proporcionó a la Secretaria de Salud de Yucatán la relación de empresas que habían recibido estos pagos, así como las conclusiones de la investigación periodística respecto a que las empresas contratadas son fantasma. A su vez se pidió que se entregarán documentos o constancias que prueben que los servicios contratados con dichas compañías se realizaron, y que se hizo por personal calificado para ello.

La respuesta del vocero de la dependencia Luis Vázquez, es que aun cuando ya se tenía conocimiento previo de este tema difícilmente se podría proporcionar alguna postura o información, pues los funcionarios responsables ya se encuentran en proceso de salida de la dependencia por el cambio de gobierno.

El vocero añadió que seguramente será la administración entrante la responsable de indagar las presuntas irregularidades.

Al revisar los perfiles de las compañías que recibieron los pagos, Animal Político logró identificar coincidencias en varias de ellas, ya sea por accionistas o apoderados en común, por fechas exactas de constitución o en los notarios que las avalaron. Es una situación similar a la que se ha presentado ya en otras redes de empresa fantasma que reciben recursos públicos, como la documentada por este mismo medio en el caso de la gestión del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Animal Político visitó varias de estas empresas en sus domicilios fiscales. Los hallazgos se darán a conocer en una segunda parte de este reportaje, que se publicará mañana, junto con la información de las empresas ya enlistadas oficialmente como fantasma.
Pagos sin competencia… e ilegales

En junio pasado, durante la campaña electoral, el exgobernador de Yucatán Patricio Patrón Laviada denunció en una conferencia que los recursos de salud de esa entidad habían terminado en una red de empresas fantasma, y que además los hospitales públicos operaban con irregularidades y carencias. El gobierno del estado negó los hechos y pidió que sí había pruebas se presentaran.

A partir de esa fecha este medio comenzó una verificación de la información. Luego de tres meses de investigación se lograron reunir facturas y documentos oficiales que prueban que dichos pagos sí se realizaron y que, a su vez, las 58 compañías contratadas directamente no están especializadas en temas de salud. Además la mayoría ya no opera (o nunca operó realmente) en sus direcciones fiscales.

Las facturas de las que se tiene copia reflejan que los pagos se realizaron principalmente en los meses de marzo, mayo, junio, julio, septiembre y noviembre de 2015. Hay múltiples pagos que se facturaron en un periodo de 24 o 48 horas, por ejemplo, hay 20 que se hicieron entre el 12 y 13 de marzo de 2015, hay otros 16 que se realizaron entre el 23 y 24 de marzo; hay 14 pagos realizados el 24 de julio; así como 29 más el 24 de noviembre de 2015.

La mayoría de los pagos facturados supera – cada uno – el millón de pesos, y hay algunos por encima de los dos millones de pesos, todos facturados a los Servicios de Salud de Yucatán.

En respuesta a la solicitud vía transparencia folio 00726718, la dependencia indicó que las transferencias efectuadas a 23 de las compañías (del resto no respondió) fueron resultado de contratos entregados por “adjudicación directa”.

Pero al revisar los lineamientos de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Prestación de Servicios Relacionados con Bienes Muebles del Estado de Yucatán se advierte que dichos pagos incumplen con lo establecido en dicha norma.

De acuerdo con el artículo 18 de la ley, por regla general las contrataciones de servicios en la entidad deben realizarse a través de licitaciones mediante una convocatoria pública. Esto no ocurrió en los contratos de los Servicios de Salud, como la misma dependencia reconoció.

El artículo 26 de la misma ley establece que cuando por razón del monto del contrato resulte inconveniente hacer una licitación, entonces se podrá recurrir a otra vía, pero ajustándose a los montos máximos que marque el presupuesto de egresos aprobado para el año fiscal correspondiente.

Animal Político verificó el Presupuesto de Egresos de Yucatán para 2015 – año en que se hicieron estos pagos – y en el anexo 15 del mismo se estableció que el monto máximo de cada operación que puede adjudicarse directamente es de 735 mil 520 pesos. Como se advierte, los pagos que los Servicios de Salud reconocen haber adjudicado directamente sobrepasan el tope legal establecido, pues la mayoría superan el millón de pesos.

Otro artículo de la ley de adquisiciones (el 25) establece algunas disposiciones excepcionales por las cuales se puede adjudicar un contrato sin licitación. De ellas, la única que podría aplicar para este caso es la marcada en la fracción III, la cual indica que se puede adjudicar directamente un servicio cuando solo exista un proveedor que resulte “idóneo” para realizar el servicio, previa investigación de mercado

Sin embargo, al revisar los casos de las empresas contratadas directamente por los Servicios de Salud no se advierte que estén especializadas en los servicios adjudicados como para establecer que eran las idóneas para ello.

Por ejemplo, en el caso de la empresa Coema Proyectos SA de CV, la dependencia igual le pagó para proporcionar supuestos servicios de almacenamiento digital, que para realizar un estudio de impacto de la violencia sexual en Yucatán. Y según su acta constitutiva, Coema es una empresa que dice dedicarse “principalmente a la construcción”. Otros ejemplos se detallan más adelante.

Cabe señalar que entre la información solicitada oficialmente a la Secretaría de Salud previo a la publicación de este reportaje – y que no se proporcionó con el argumento de que los funcionarios responsables ya están de salida – se encuentran los estudios de mercado, los análisis o los criterios que se tendrían que haber seguido para haber escogido a estas compañías en específico.
Enfermedades, ¿en manos de especialistas?

De acuerdo con las facturas a las que se tuvo acceso y con los datos parciales que vía transparencia proporcionó la Secretaría de Salud de Yucatán, se advierte que varios de los pagos realizados tenían como concepto la realización de “estudios técnicos en materia de salud”.

Por ejemplo, en el caso de un estudio sobre una enfermedad importante de la piel denominada “erisipela”, en donde deberían identificarse tanto sus causas así como las medidas idóneas para prevenirla, los Servicios de Salud contrataron a la compañía denominada Beco Peninsular SA de CV.

Pero el acta constitutiva de Beco Peninsular no señala que se trate de una compañía especializada en temas de salud. En cambio su objeto social son “servicios de aplicación de acabados de pintura, tabla roca, enlosado en cualquier tipo de construcción”. Esta empresa además dice dedicarse a múltiples cosas relacionadas con la construcción, la formulación de insecticidas, el comercio de todo tipo de bienes y hasta el diseño de páginas web.

Beco es en realidad una empresa fantasma que simula las operaciones que factura, de acuerdo con datos del Servicio de Administración Tributaria. Es una de las 16 empresas que el SAT ya identificó de forma definitiva en esta situación. El resto de las empresas en esta situación y otros datos de las mismas se darán a conocer en la segunda parte de este reportaje.

Para la realización de un estudio sobre la gravedad de la anorexia en Yucatán, su impacto y crecimiento y estrategias para prevenirlo, el gobierno local contrató a la compañía Codimayo SA de CV, que según su acta es una empresa dedicada a la compraventa de materiales y maquinara para la construcción, entre otras cosas.

Codimayo además fue una empresa constituida menos de un año antes de que se le asignara el referido contrato directamente y, como todas las compañías en este caso, carece de una página web propia o de antecedentes conocidos de algún servicio especializado en salud.

Otro ejemplo más. Para un estudio completo sobre la enfermedad de la lepra, que debería incluir los periodos en que se presenta con mayor frecuencia en la entidad, así como la identificación de los lugares más expuestos y recomendaciones para atenuar o abatir este padecimiento, se contrató a la compañía Flager SA de CV, que según su acta constitutiva dice dedicarse a recursos humanos y capacitación en materia fiscal y administrativa entre otros.

A continuación se enumeran los estudios médicos contratados por Salud y las empresas a los que encargó, así como su objeto social primario (según su acta constitutiva). Se utilizan como ejemplo solo los pagos que la dependencia confirmó que entregó por adjudicación directa.

Además de lo anterior, la Secretaría de Salud otorgó múltiples contratos más a compañías (varias de ellas ligadas con las anteriores) por supuesto servicios de informática, de recursos humanos y de remodelación de instalaciones. El perfil de las empresas es el mismo: sin historial de actividades y presuntamente fantasma.

Animal Político cuenta con copia de facturas por pagos concedidos a 58 compañías presuntamente irregulares así como de un estado de cuenta bancario de la Secretaría de Salud que prueba la salida de recursos a varias de ellas. En ese contexto se solicitó vía transparencia a la Secretaría de Salud y Servicios de Salud que se proporcionaran la justificación y documentos relativos de estos pagos.

La respuesta inicial a la solicitud folio 00664918, proporcionada por la Dirección de Administración y Finanzas, la Subdirección de Recursos Materiales y la Dirección de Asuntos Jurídicos de la dependencia, fechadas en julio pasado, es que no había contratos celebrados con ninguna de las empresas señaladas.

Tras esta negativa se volvió a solicitar a la dependencia si había pagos realizados a estas compañías, y bajo qué conceptos. En la respuesta a esta segunda solicitud folio 00726718, la Dirección de Finanzas de la institución respondió (en oficio fechado el 10 de agosto) que sí existían pagos a 23 compañías realizados en 2015. Y en una tercera solicitud, folio 00879018, fechada el 12 de septiembre, la dependencia reconoce que fueron contratos entregados por adjudicación directa.

Lo que hasta ahora la Secretaría de Salud de Yucatán sigue sin reconocer ni explicar son los pagos a las empresas restantes.

En una nueva solicitud vía transparencia, presentada en agosto, se preguntó específicamente por cantidades facturadas a seis empresas hasta ahora no reconocidas. La respuesta oficial es que “los documentos solicitados se encuentran archivados en una bodega”, por lo que se pidió una ampliación para dar respuesta sin que haya respuesta definitiva hasta ahora.

Por separado la semana pasada se peguntó por esta misma situación a la Secretaría de Salud de Yucatán, a través de su área de Comunicación Social, pero la respuesta es la ya descrita: que los funcionarios están en proceso de salida por cambio de gobierno en la entidad, y que no se está en posibilidades de informar en este momento.

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

#ENTÉRATE

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.