PROGRESO.– Al iniciar la temporada de veda del mero, el kilo del producto se cotiza entre 200 y 220 pesos el negrillo, y en 170 pesos el rojo, precio récord por su gran demanda en los mercados nacional e internacional.
Las embarcaciones que se dedican a esta pesquería debieron retornar ayer martes debido a que inicia la prohibición.
Las naves que han entrado a puerto trajeron entre 1,800 kilogramos y 3 toneladas, ya que las condiciones meteorológicas no les permitieron trabajar de manera debida en su jornada laboral en altamar.
Al respecto, el Cap. Freddy Pech Hernández, titular de la Capitanía de Puerto de Yucalpetén, señaló que todas las embarcaciones deben entrar antes del primer minuto del martes.
“En el caso de Yucalpetén, la mayoría de las naves ha estado arribando en el transcurso del día, ya con la que será su última captura del mes de enero, y a partir de este miércoles se harán las descargas. Varios permanecerán en los muelles y algunos subirán a varadero”, precisó según cita Por Esto.
El mero tiene gran demanda en el mercado nacional e internacional donde se mueve el producto, por lo que está descargándose de los barcos y luego procesando para realizar los envíos.
Si es al mercado internacional, a Miami, y si es al nacional, a la Viga o a Guadalajara, donde hay demanda del producto.
En este año la veda del mero será, por primera vez en la historia, de dos meses, del 1 de febrero al 31 de marzo, de acuerdo a las autoridades correspondientes.
Como se sabe, hay preocupación en el sector pesquero sobre cómo harán los hombres de mar para poder soportar estos dos meses de inactividad, pues el poco circulante del puerto les generará problemas y desde luego gastos a los armadores y empresarios pesqueros.
El mero se está comercializando en los mercados demandantes. En el caso del mero mediano, se trabaja en filete de acuerdo a la talla; y en el caso del mero grande, muchos clientes lo solicitan en pencas, que prácticamente se emplean los costados de la especie y se mandan enteros. Son preparados por las empleadas de los cuartos de producción para su empaque y de ahí se dejan listos para la maquila hacia los mercados que solicitan el producto.
Podríamos decir que el producto que llega a los muelles se traslada a las congeladoras y de inmediato se pasa a proceso de maquila y de ahí se manda a los mercados interesados en la adquisición del producto.
El mero es una de las pesquerías consideradas como de sustento para el Estado de Yucatán, por lo cual este 2017 sería la primera ocasión que el sector pesquero estará ante una veda de dos meses, situación que, como ya se mencionó, preocupa al sector, porque la especie es la principal fuente de ingresos de las familias del puerto, como las de los fileteadores de pescado, comerciantes de hielo, pescadores de carnada y muchos otros que de manera indirecta viven de la pesca del mero.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...