MÉRIDA.– Luego de que se dio a conocer una denuncia de presunto abuso sexual de un médico del Star Médica en contra de una paciente de 21 años, el personal administrativo del hospital negó sus nexos con el médico acusado.
Así lo dio a conocer este día la información del periódico Por Esto, donde señala que al acudir a solicitar respuesta en torno a las acusaciones, fueron recibidos con un “No lo conocemos”, “No trabaja aquí”, por parte del personal administrativo.
Como informamos ayer, hay una denuncia por abuso sexual contra el Dr. Octavio Zárate Martínez, médico de esa institución.
Reporteros de ese medio incluso intentaron entrevistarse con Hugo Boehm Rivero, director general del Star Médica, pero no fueron atendidos con el pretexto de que tenía una reunión. Tampoco respondió a las llamadas telefónicas.
Sin embargo, las secretarias cuchichearon entre ellas y, en medio de risitas y de carantoñas, dijeron que no conocían a ese médico.
No obstante, una de las encargadas de la recepción del hospital confirmó que Zárate Martínez sí labora en el Star Médica, pero no tiene consultorio, sino que es un doctor meritorio del área de urgencias. Esa versión la ratificó el responsable de la seguridad privada del nosocomio.

LOS ANTECEDENTES…
Como se informó, la Fiscalía General del Estado investiga la denuncia presentada por V.B.G., de 21 años, por abuso sexual ocurrido en ese hospital.
En la Agencia Especial de Delitos Sexuales 1 quedó asentada la averiguación previa con el número 72/2017, interpuesta por la víctima de identidad reservada, en contra del Dr. Octavio Zárate Martínez.
A raíz de un hecho de tránsito registrado en días pasados, la joven afectada sufrió lesiones que ameritaron su traslado al Hospital Star Médica, ingresando al área de urgencias alrededor de las 19:40 horas, donde fue atendida por el Dr. Adrián Vázquez, especialista en Ortopedia, mismo que le realizó diversos estudios como placas de cráneo, pelvis, pulmones, cuello y hombro derecho.
Estuvo en observación un tiempo hasta que, aproximadamente a las 10 de la noche, la ingresaron a un cuarto, donde le suministraron diversos medicamentos prescritos por el Dr. Vázquez.
En los primeros minutos del día 5 se presentó un médico, quien se identificó como Octavio Zárate, manifestó que le iba a realizar una revisión para su expediente médico y les pidió a sus familiares que se retiraran para que la paciente pudiera sentirse más cómoda.
Cuando se retiraron sus familiares se quedó sola con el médico, quien le preguntó porqué no tenía puesta la bata hospitalaria y que se quitara incluso la ropa interior, a lo que ella le respondió que no era necesario, que así se sentía mejor.
Sin darle explicación alguna comenzó a tocarla por la zona pélvica y de nuevo le preguntó el porqué llevaba puesto el calzón, le dijo que las enfermeras le debían informar que tenía que usar la bata clínica y sin ropa interior, a lo que ella le respondió que ni siquiera sabía que la iban a someter a una revisión de ese tipo.
Después se dispuso a revisarle los hematomas en los muslos, le quitó la blusa y el sostén, le palpó con las manos en los pechos de una forma tal que se trataba de un manoseo y no un simple tocamiento, puesto que abarcaba con las palmas de las manos sus senos y ejercía presión, ella estaba en shock, pues no se trataba de un examen profesional propio de ginecólogos y la auscultación no era para nada de ese tipo y fue hecha con morbo.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...