La masajista Magaly Alferez Amaya

PROGRESO.– A un año de que el Ayuntamiento la desalojó de manera injustificada del Tianguis Artesanal del Local de Taxistas junto con todas sus trabajadoras, el Juzgado Tercero de Distrito del Poder Judicial de la Federación ordenó al Ayuntamiento reinstalar a la masajista Magaly Alférez Amaya en ese sitio.
La masajista fue sacada el año pasado, por lo que ella y sus empleadas iniciaron una lucha legal en donde la Ley le ha dado la razón.
Este fue un nuevo revés en contra del Ayuntamiento de Progreso, por lo que la conocida masajista no podía ocultar su felicidad al serle entregado, en el local del Sindicato de Taxistas, el espacio que le arrebataron en el Bazar de Artesanías.
Alférez Amaya, considerada pionera de los masajes en este puerto, según publica Por Esto, fue desalojada el 21 de junio de 2016 sin motivo ni argumento sustentado, en plena jornada de crucero y con los documentos en la mano demostró que le ganó el juicio al Ayuntamiento, sobre todo a Ronald Celis Gómez, coordinador de Comercio de la vía pública, más conocido como Recaudación Fiscal.

PRUEBAS IRREFUTABLES…
“Con estas pruebas irrefutables en mis manos, hoy me reinstalaron en mi espacio y estoy en mi derecho de que se limpie mi imagen y prestigio de más de 20 años que pisoteó como quiso el alcalde José Cortés Góngora.
“Me acusaron de que no había pagado y había incumplido ciertas leyes y normas, pero con esto se hizo justicia y volvieron a reinstalar a las seis masajistas que tengo laborando en este espacio, por lo que tarde o temprano se hizo justicia”.
Son órdenes federales que se tenían que cumplir del juicio de amparo 840/2016-V del Juzgado Tercero de Distrito del Poder Judicial de la Federación, en el que se le exigió al Ayuntamiento que restituya sus derechos violados y la entrega inmediata del espacio que le fue arrebatado.
Magaly Alférez, como informamos, participó en varias manifestaciones en contra del Ayuntamiento luego de esta injusticia, pero además actuó por la vía legal, ganando el juicio contra la Comuna.
En su momento, el alcalde José Cortés, quien a todas luces sigue mal asesorado, dijo el año pasado que el desalojo de Magaly alferez si fue justificado debido a que según él, no podía tener dos permisos para laborar de lo mismo: uno en el tianguis y otro en la zona federal (playa).
El alcalde también afirmó el año pasado que otro de los motivos del desalojo fue porque Magaly “no pagaba desde hace dos o tres meses” el derecho de piso, lo cual no era cierto, pues la masajista demostró que cumplió con todo, siendo sacada del lugar sin motivos.

Comentarios

2 Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...