Irlanda fue azotada este lunes por una de las peores tormentas en cerca de 50 años cuando los remanentes del huracán Ofelia, con vientos de hasta 176 km/h, alcanzaron la costa oeste del país.

La tormenta dejó un balance inicial de tres muertos: dos hombre y una mujer, y cerca de 360.000 hogares y negocios sin electricidad.

La institución advirtió que las condiciones climáticas creadas por Ophelia suponen un peligro para la vida y la propiedad de los irlandeses y emitió una alerta roja para el territorio.

De acuerdo a la Met (la oficina meteorológica británica), en Irlanda del Norte también se produjeron cortes de energía (que se prolongarán por varios días) y numerosos vuelos y otros servicios de transporte fueron cancelados.

Más tarde el lunes, la tormenta alcanzó el condado de Dumfries y Galloway, en Escocia, según informó la policía.

En el suroeste de Escocia, las estimaciones eran de vientos de 128 km/h e inundaciones.

En Cumbria, en el norte de Inglaterra, la policía cerró las carreteras alrededor del estadio del equipo de fútbol Barrow AFC después de que el viento dañara el techo de la construcción.

Además, emitieron alertas de inundaciones.

En Gales, las carreteras y líneas de ferrocarril también se cerraron y se registraron vientos de 144 km/h.

Diversos vuelos en todo Reino Unido fueron cancelados.

La llegada de Ophelia -el décimo huracán de la temporada del Atlántico- coincidió también con el 30º aniversario de la Gran Tormenta de 1987, en la que poderosos vientos de hasta 160 km/h azotaron Inglaterra, dejando un saldo de 18 muertos y cuantiosos daños materiales.

¿Pero qué tan común es que este tipo de fenómenos alcancen esta parte del mundo?

Si bien es cierto que, con regularidad, los huracanes y las tormentas tropicales que se forman en el Atlántico son empujadas hacia el noreste, para ese entonces ya han perdido parte de su fuerza y se han transformado en lo que se llama tormenta post-tropical.

En cambio, el huracán Ophelia, ha llegado más lejos.

Se trata del huracán del Atlántico de categoría 3 que más al este ha llegado desde que se tiene registro.

Lo inusual de Ophelia, le explicó la meteoróloga Deidre Lowe, de la Met Éireann (Servicio Meteorológico de Irlanda), al periódico The Irish Times, “es que se haya desarrollado tan al este”.
Irlanda Derechos de autor de la imagen Met Éirann
Image caption Esta imagen de la oficina meteorológica de Irlanda muestra cómo los vientos han arrancado árboles de raíz.

“Tiene mucha humedad y aire que ha succionado, y por eso en este momento hay una ola de aire cálido sobre Irlanda”, añadió Lowe.

También se cree que logró alcanzar y mantener su intensidad debido a las temperaturas inusualmente cálidas del océano y a la debilidad de la cortante del viento.

Las razones que explican por qué ha llegado tan hacia el oriente aún no son claras.

Pero, según la meteoróloga, esto puede ser el resultado de una serie de razones “vinculadas a la corriente del golfo, la corriente en chorro”.

El huracán Ophelia se transformó el lunes en ciclón post-tropical.

Esto, no obstante, no significa que no fuera peligroso.

Se espera que la tormenta se disipe cuando llegue al oeste de Noruega, el martes por la noche.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...