MÉRIDA.– “Me siento sorprendido porque estos años han transcurrido sin sentirlos”, expresa el padre Lorenzo Augusto Mex Jiménez, al referirse a los 40 años de ministerio sacerdotal que conmemorará hoy a las 7 de la noche con una misa de bendición de la capilla de San Juan Bosco de la colonia Obrera, que presidirá el arzobispo, monseñor Gustavo Rodríguez Vega.

“Me siento agradecido con Dios por la oportunidad que me ha dado de hacer el bien y haber desarrollado proyectos de tipo social especialmente, en el campo, con gente del mar, y pobres”, añade el párroco de San Sebastián de esta ciudad, su primera comunidad en Mérida.

El padre Lorenzo Mex recibió el ministerio sacerdotal de manos del arzobispo Manuel Castro Ruiz, el 9 de febrero de 1988, junto con el presbítero Justo David Ceballos Uc, según informa Diario de Yucatán.

Aunque falta una semana para el aniversario, la celebración comunitaria será hoy, con misa y convivencia para no duplicar gastos y esfuerzos de la comunidad.

El sacerdote recuerda que en su infancia y adolescencia tenía en mente ser profesor. Al concluir la primaria presentó examen en la Normal Rural de San Diego, Tekax, y no ocupó lugar. Después, el testimonio de un sacerdote, el padre Alfredo Estrada Quirarte, ya fallecido, le impactó y ayudó a definir lo que quería: entrar al Seminario.

“Era muy deportista, entregado a la pastoral juvenil” recuerda.

Antes de ingresar al Seminario, en 1968, el padre Mex incursionó en la alfarería, zapatería, albañilería, trabajó en el campo como campesino y apicultor, y en la lonchería de su tío, friendo panuchos y sirviendo horchatas para poder continuar con sus estudios.

“El trabajo no me asusta. Es bueno aprender un poco de todo, para valorar el esfuerzo que hacen los demás”, expone el sacerdote.

El padre Mex subraya que se siente feliz de la vida haciendo el bien a los demás.

“En mi ministerio he tenido experiencias en distintos campos de la vida y una cosa bonita es haber dejado obras que hoy permanecen, como el Centro Stella Maris y un comedor parroquial, en Progreso”, comparte.

El sacerdote ha tenido a su cargo obras como construcción de capillas, conclusión de obras, como la de San Juan Bosco y el templo parroquial de Progreso, y construcción de viviendas para personas necesitadas que suman casi 40, los mismos que sus años de ministerio sacerdotal.

Indica que cada año ha realizado una obra significativa, para agradecer a Dios el don inmerecido del sacerdocio.

El párroco de San Sebastián añade que sus satisfacciones son muchas y las tres primeras son: coordinar la visita del papa Juan Pablo II a Izamal, en donde tuvo el encuentro con las etnias de América Latina; promover el apostolado del mar en la región de América del Norte, el Caribe, Canadá, Estados Unidos y México, en donde es muy reconocido el Centro Stella Maris, el más grande de América Latina; y servir en el ambiente deportivo como capellán de los Leones de Yucatán hace 26 años de forma ininterrumpida y con anillo de campeón, en 2006.

El padre Lorenzo Mex indica que su vocación ha sido sostenida por la comunidad, los obispos, la oración y la presencia de Dios en su vida”.

El presbítero Lorenzo Mex Jiménez nació el 28 de diciembre de 1950, en Ticul. Fue vicario de San José y la Purísima Concepción de Progreso y San Servacio de Valladolid; párroco de Guadalupe, de Tizimín; de Tekit, Peto, Oxkutzcab y Progreso, en donde ha ejercido más años en su ministerio, de 1997 a 2013; Chicxulub Puerto, San Bernardino de Siena, de Valladolid; y desde el 11 de mayo, de San Sebastián. También fue formador del Seminario Conciliar.
Es hijo del matrimonio que formaron Lorenzo Mex Mex y María del Socorro Jiménez Palomo (fallecidos). Sus hermanos son Jorge, Miguel, Luis (fallecidos) y José.

Comentarios

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...