MEXICO.– Un momento incómodo se vivió en el programa chileno “El Interruptor”, donde un pastor evangélico usó la bandera gay para pisotearla como alfombra y además señalarla como el “trapo de la inmundicia”.

El hecho incluso fue una agresión contra el propio conductor del programa, José Miguel Villouta, quien dijo que es gay y que lo que estaba haciendo el pastor era una falta de respeto.

El religioso Javier Soto hizo una oración antes de iniciar con la entrevista y después mencionó que tenía frío en los pies: “Traje una alfombra que uso siempre en los programas a donde voy… este es un trapo de inmundicia que siempre uso”.

Soto sacó una bandera identificada con la comunidad LGBTI, la puso en el suelo y la pisó. A lo que Villouta respondió: “Yo soy homosexual, este es mi programa y esto me parece una falta de respeto y nosotros, y yo principalmente, no puedo aceptar esto. Así que le pediría que saque esto para que podamos tener la conversación que nosotros queremos tener con usted”.

El pastor se justificó su acción asegurando que era una campaña de su grupo religioso: “Esto, de partida no tiene su nombre inscrito acá, es un paño que representa nuestra campaña. Usted sabe que nosotros llevamos una campaña firme, sólida en contra de la diversidad sexual”.

El presentador de televisión insistió en la falta de respeto. Posteriormente, la directora del canal intervino e invitó al pastor a que se retirara del programa. Finalmente, agradeció a Villouta: “Gracias por tu paciencia José”.

Comentarios

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...