Un barco petrolero descarga hidrocarburos en el muelle marginal de Pemex en el puerto de altura
PROGRESO.– Como parte del proceso de liquidación de su subsidiaria denominada Pemex Cogeneración y Servicios, Petroleos Mexicanos puso en venta sus Terminales de Almacenamiento y Reparto (TAD), ubicadas en Mérida y Progreso.
Las TAD, ubicadas en la carretera Mérida-Progreso y en la vía Mérida-Umán, respectivamente, son utilizadas para recepcionar el combustible que prácticamente se consume en toda la Península.

En el caso de Progreso, la TAD recepciona los combustibles que llegan a bordo de los barcos petoleros que atracan en el muelle marginal, en el puerto de altura.
El combustible se bombea desde la terminal portuaria a través de ductos submarinos que pasan por debajo del muelle de arcos, hasta que llega a las instalaciones de la TAD, donde se almacena el combustible en grandes tanques que se pueden ver desde el exterior.

Se ignora si la venta aprobada por el Consejo de Administración de Pemex incluirá también las instalaciones de Pemex en el puerto de altura, o solo se limitará a las instalaciones de la terminal ubicada en la carretera Mérida-Progreso. De igual forma se desconoce si habrá o no despidos masivos de los trabajadores que hoy conforman la TAD en Progreso y Mérida.

Aunque se desconoce el monto fijado para dicha operación, lo oficial es que la venta de estas instalaciones fue aprobada en la primera reunión de Consejo de Administración de 2018 de Pemex, en la que se instruyó a la dirección general dar cumplimiento a las modificaciones de los lineamientos aplicables al proceso de liquidación de Pemex Cogeneración y Servicios.

Dichos lineamientos establecen que “la Dirección Corporativa de Finanzas de Pemex contará con las atribuciones necesarias para instrumentar los mecanismos y acciones conducentes, a efecto de concluir con el ciclo financiero de las operaciones que le permitan a la empresa productiva subsidiaria Pemex Cogeneración y Servicios llevar a cabo su proceso de liquidación”.

ANTECEDENTES…
De acuerdo con El Universal, en la junta del Consejo de Administración de Pemex se expuso que Pemex Transformación Industrial (Pemex TRI) buscaba obtener beneficios por casi 100 mil millones de pesos en el corto plazo, mediante el uso de esquemas como asociaciones, convenios de operación, alianzas estratégicas y desincorporación de activos no productivos, para revertir las pérdidas financieras que ha reportado en los últimos años.

En ese momento, la petrolera puso sobre la mesa la desincorporación de su filial Pemex Cogeneración, creada a partir de la reforma energética y a unos días de que el Consejo de Administración aprobara la venta de Pemex Fertilizantes. Como parte de esas ventas, también se incluyó a las Terminales de Almacenamiento y Distribución (TAD) de Progreso y Mérida, en Yucatán.

Desde su creación, la filial reportó pérdidas constantes: en 2015, 47 millones de pesos; en 2016, 36 millones, mientras que el año pasado el monto llegó a 86 millones de pesos.

Además, al cierre del año pasado ya registraba un patrimonio negativo de 276 millones de pesos.

La empresa Pemex Cogeneración y Servicios fue creada para generar, suministrar y comercializar energía eléctrica y térmica, así como para proveer servicios técnicos y de administración asociados.

Los productos y servicios que tentativamente ofertaría iban desde electricidad, vapor, certificados de energía limpia y comercialización de electricidad excedente, tanto al propio Estado mexicano como al sector industrial, comercial, a Petróleos Mexicanos y a sus empresas productivas subsidiarias.

Originalmente, y como parte de la estrategia de desincorporación de activos no sustantivos, se buscaba entregar a terceros, vía licitación, la operación de actividades no sustantivas en donde la petrolera “no tiene el nivel de desempeño económico ni confiabilidad operativa”.

Se pensó que “los recursos disponibles por la participación de terceros se utilizarán para fortalecer nuestro desempeño en las plantas de proceso”.

Petróleos Mexicanos había diseñado un modelo de negocio basado en proyectos de cogeneración que a futuro tendría un valor de 4 mil 682 millones de dólares, pero no funcionó.

Comentarios

5 Comentarios

  1. Bueno en esos años 2015 2016 que tuvo perdidas por 86 millones la paraestatal es culpa de los malos manejos de la administración, porque no se investiga a fondo a los culpables de las pérdidas, porque no es posible que después de tantos años que tuvimos buenas ventas del petroleo ahora salgan que ya no es pruductiva la empresa, y que este gobierno se le antoja decir que ya la gallina de los huevos de oro se acabo!

  2. Soy solamente una ama de casa, pero al leer esta noticia me ha dejado impactada, poner en venta las terminales de pemex progreso y merida en yucatan? Esta es una mala decision definitivamente, pues estas terminales le surten combustible a casi todo el sureste. Como es posible que tomen esta decision. A caso quieren dejar al pais en gran pobreza? Pemex en general es la mayor fuente economica de Mexico y poco a poco se han ido deshaciendo de sus terminales. Ahora si ya vamos a estar como Venezuela o tal vez peor. Que quieren? Que hagamos? Admiro mucho al Presidente Lazaro Cardenas que en paz descanse, porque tuvo la valentia de lograr que Pemex fuera de Mexico y ahora quieren que vuelva al extranjero? No estan haciendo bien las cosas. Como les dije al principio solo soy una sencilla ama de casa no soy licenciada en nada mucho menos ingeniera ni doctora, pero me doy cuenta del peligro que corre el pais, nuestro Mexico. El riesgo al que lo estan exponiendo. Hay en circulacion una frase que me gusts: “DESPIERTA MEXICO”.

  3. Eso era lo que quería EPN, con su famosa reforma energética.
    Desmantelar completamente a Pemex para quedarse únicamente con el agotamiento de nuestra riqueza del subsuelo
    VOTEN POR EL PRI!!!!!!!

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...