Lanchas durante el bloque de ayer

Pescadores bloquearon con sus embarcaciones las bocanas de los puertos de abrigo en el Oriente del Estado, en protesta por el bajo precio del pepino de mar que los permisionarios quieren imponer a los de las cooperativas y federados.
La inconformidad es por el monopolio en el precio que impone Martín Velásquez, lo cual maneja para su beneficio personal hasta comprar el kilogramo de pepino de mar en 20 pesos.
Tensa situación se esta viviendo en los puertos del litoral oriente, cuado la madrugada del domingo, pescadores bloquearon con sus lanchas las bocanas para exigir la mejora del precio del equinodermo, que los permisionarios tratan de imponer a los pescadores federados y cooperativados, según publica Por Esto.
La medida ocasionó que los pescadores independientes no pudieran salir al buceo, lo que ocasionó la inconformidad de las personas que fueron contratadas para dicha actividad que en su mayoría son de afuera.
“Martín Velásquez, como único comprador, manipula los precios”, revelaron los pescadores, “al grado de que el kilogramo de pepino de mar en esta ocasión se comprara por talla, los pepinos de 20 centímetros, el costo por kilogramo será de 90 pesos, losa de 15 cm para arriba y antes de los 20, a 50 pesos el kilogramo, y los de 12 centímetros para arriba antes de los 15 centímetros a 20 pesos.
En años anteriores el pepino de mar había abierto con un precio hasta de 120 pesos, pero a raíz del monopolio que hay, a este permisionario no le importa que su gente que viene de afuera depreden otras especies como el caracol o la langosta para completar sus gastos; sin embrago la gente del puerto, consciente de los recursos naturales que cuidan durante el año, optaron por esta medida para exigir que se les compre al precio justo y no se esté “macheteando” el producto.
Los bloqueos continuarán, por lo que adelantaron que este lunes y martes también van a salir con sus embarcaciones y cerrarán la salida a los permisionarios hasta que sean escuchados tanto por las autoridades como por los que manipulan los precios.
Conscientes también de la parte turística, los pescadores, minutos después de las ocho de la mañana, se retiraron de las entradas de los puertos de abrigo para que los demás que se ganan la vida con esta actividad puedan desarrollar sus actividades en forma normal.
Mientras tanto, en los puertos continúa el arribo de decenas de personas que vienen de otros estados de la república a la captura del pepino de mar, lo que también ha molestado a los porteños por que ellos depredan todo lo que encuentran a su paso e urgieron a las autoridades estar pendientes de lo que capturan, ya que de lo contrario tomarán medidas más drásticas hasta que sean escuchados.

Comentarios

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...