HUNUCMÁ.— En la víspera del inicio de la temporada de pesca de pepino de mar, ayer viernes unas 200 lanchas pesqueras no pudieron zarpar de Sisal por falta de combustible, a raíz de que el jueves en la tarde la PGR clausuró el depósito de gasolina de la cooperativa Ribereños de Sisal y detuvo al dueño, Guadalupe Álvarez Uicab, quien es el principal comprador de especies pesqueras de ese puerto.

La flota pesquera de Sisal es de unas 500 lanchas, así que ayer se paralizó el 40% de las embarcaciones, según informa Diario de Yucatán.

Los pescadores afectados son unos 600, pues generalmente en cada lancha trabajan tres ribereños.

—No nos abastecieron de combustible y por eso no pudimos salir a pescar hoy (por ayer) —dijo Ricardo Chim Casanova, pescador ribereño afectado.

Uno de los encargados de la cooperativa informó que hoy sábado reanudarán la pesca y para ello pedirán a la gasolinera del puerto que los abastezca de combustible hasta que se resuelva el problema legal.

Anteayer jueves, poco antes de las 3 de la tarde, personal de la PGR inspeccionó la bodega de Ribereños de Sisal, en el refugio pesquero del puerto, en atención a una denuncia de que ahí se vende gasolina clandestinamente.

En la revisión, Álvarez Uicab indicó que mandó a construir un depósito de combustible para abastecer a las lanchas de él y de los pescadores que le venden el producto que capturan,

Sin embargo, el permisionario fue detenido.

Horas después, cerca de las 10 de la noche, un grupo de pescadores bloqueó la entrada del puerto, para protestar por la detención.

Ayer se averiguó que cerraron la carretera ante la versión de que Álvarez Uicab sería trasladado a la PGR en Ciudad de México.

La protesta se suspendió aproximadamente a la medianoche, luego que un familiar del detenido se comunicó desde la sede de la PGR en Mérida para informar que el bloqueo de la carretera, en vez de beneficiar al permisionario, lo perjudicaría más e, incluso, podría propiciar su traslado a Ciudad de México.

Se averiguó que en la salida de Hunucmá, a la vera de la carretera a Sisal, se concentraron decenas de agentes de la SSP, a bordo de unas ocho camionetas policíacas, preparados para reabrir la vía, aunque al final no fue necesaria su intervención.

Álvarez Uicab seguía detenido ayer en la PGR en Mérida. Ya tiene abogados.

El puerto ayer amaneció tranquilo, aunque bajo discreta vigilancia de policías estatales y municipales.

Comentarios

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...