A nueve días de que inicie la veda del mero, que por segundo año consecutivo será del 1 de febrero al 31 de marzo, el sector pesquero solicitó formalmente a Conapesca en Mazatlán, Sinaloa, que durante el mes de marzo se abra la temporada de pepino, a fin de “dar un respiro” a los pescadores.
De acuerdo con José Luis Carrillo Galaz, presidente de la Federación de Cooperativas Pesqueras del Poniente de Yucatán, la veda del mero de dos meses resulta “pesada” para el sector pesquero, ya que si bien la pesquería anda en niveles muy bajos de captura, el precio es atractivo y significa la principal pesquería de los hombres de mar, por lo que abrir una temporada de pepino en marzo “daría un respiro”.
La veda del mero se aplica en Yucatán desde febrero del 2007, cuando se detectó que la biomasa iba a la baja, por lo que se decretó una veda de un mes, que iba del 15 de febrero al 15 de marzo, para la recuperación de la biomasa; sin embargo, las capturas cada año son menores.

“Para esta temporada no llegaremos ni a las 6 mil toneladas”, dijo Carrillo Galaz; el año pasado se llegó a las 6 mil toneladas, que es el volumen que se registró en el 2003, 2004, 2005 y 2006, años en los que se decidió aplicar la veda, porque eran los bajos históricos en captura, según datos del Plan de Manejo del Mero.
Desde el año pasado se aplicó una veda del mero de dos meses con el objetivo de reactivar la biomasa; sin embargo, deberá acompañarse de otras acciones, que definirá el Comité del Mero, que sesiona hoy al mediodía.
“Ya entregamos el viernes la solicitud formal a Conapesca en Mazatlán para que considere abrir la temporada de pepino en marzo, el segundo mes de la veda del mero, lo cual no interfiere con la reproducción y crecimiento del pepino y se puede establecer como temporada fija y formal; pedimos que se hagan los estudios pertinentes para que haya la biomasa y estamos a la espera de lo que nos respondan.

“Además, mañana (por este miércoles) sesionará el recién creado Comité del Mero, es su primera sesión y ahí analizaremos cómo cierra la temporada y las acciones a tomar y evaluar con respecto a la pesquería”, dijo Carrillo Galaz.
De acuerdo con estadísticas de Conapesca, la captura de mero (negrillo y rojo) en la temporada 2016-2017 fue de poco más de 6 mil toneladas.
Esta especie ha alcanzado un alto valor por la exportación a Estados Unidos y son las embarcaciones mayores, que hacen viajes de 15 días, las que logran en promedio de 1 a 1.5 toneladas de producto de gran tamaño, que alcanza los precios de 160 ó 190 (negrillo) pesos el kilo.

Comentarios

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...