Ana Maria Frias Salazar, presidenta del consejo de administración de la Federacion de Cooperativas Pesqueras de Yucatán
MÉRIDA.– “Abrir una temporada de captura de pepino de mar en el litoral yucateco representaría un respiro para la pesca ribereña, porque los pescadores han tenido bajas capturas de pulpo y mero”, señaló Ana María Frías Salazar, presidenta del Consejo de Administración de la Federación de Cooperativas Pesqueras de Yucatán.
“Para la pesca ribereña han sido temporadas muy difíciles: en mero la captura ha sido muy baja, casi no hay mero y en pulpo tuvimos de igual forma una temporada de baja captura, casi no hubo pulpo en la pesca ribereña, así que una temporada de pepino de mar sería un respiro y aliciente a los pescadores”, comentó en entrevista que publica el diario Por Esto.
Como se sabe el sector pesquero solicitó desde el viernes de la semana pasada a las oficinas centrales de Conapesca en Mazatlán, Sinaloa, que se abra una temporada de pepino de mar en marzo, justo en el segundo mes de veda del mero y cuando ya entró la veda de langosta.
Hasta el momento la Conapesca no ha solicitado los estudios de biomasa para analizar que se abra una temporada de captura este año.
Para la pesca ribereña y la de mediana altura, la captura de mero, ha sido de las más bajas de la historia e incluso calculan que ni a las 6 mil toneladas de mero se llegarán.
Los más afectados son los ribereños.
Para enfrentar la baja biomasa de mero e impulsar su recuperación y protección se creó en diciembre pasado el Comité del mero, el cual sesionó ayer por primera vez.
Sin embargo, la reunión fue normativa y aún no entraron en materia sobre la situación de la pesquería y las acciones a tomar.
“En la próxima reunión veremos la situación y las acciones a tomar; la sesión de hoy (por miércoles) fue de normas, de cómo operará”, relató la también presidenta de la Cooperativa Pobre de Dios.
La veda del mero inició en el 2007, derivada de la baja captura y biomasa que se registra en los últimos años.
Duraba un mes, del 15 de febrero al 15 de marzo, pero desde el 2016 se debió de ampliar a dos meses por los nulos resultados de la veda de un mes de años anteriores; sin embargo, la veda bimestral se aplicó por primera vez en el 2017 y el Gobierno el Estado apoyó a casi 12 mil pescadores con despensas y pagos en efectivo a los que acreditaron ser hombres de mar, dedicados a la escama.
De acuerdo con estadísticas de la Conapesca, la baja captura ha sido constante en los últimos 5 años y la apreciación de los pescadores es que en esta temporada, ni siquiera se lleguen a las 6 mil toneladas.
Los reportes indican que en el 2012 se capturaron 10,406 toneladas; en el 2013 fueron 8,505; en el 2014 fueron 6,091; en el 2015 cerró en 7,260; en el 2016 fueron 6,803; este año es el cierre es el 31 de enero.

Comentarios

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Loading Facebook Comments ...