Alfredo Castillo de la Conade

Tras la participación de los mexicanos Rommel Pacheco y Jahir Ocampo en la prueba de clavados sincronizados en trampolín de tres metros, donde se les negó repetir un salto ante el señalamiento de los deportistas de que la aparición de un flash les afectó su salida, fue “represalia” de la Federación Internacional de Natación (FINA), por no pagar multa tras no organizar el Mundial de Natación 2017 en Guadalajara, Jalisco, informó Alfredo Castillo director general la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).

Después de que no se les permitió repetir el sexto clavado a los mexicanos Rommel Pacheco y Jahir Ocampo en la competencia de trampolín de 3 metros, Castillo mencionó en su cuenta de Twitter que esas son las consecuencias tras no regalar 15 millones de dólares.

Anteriormente el directivo señaló que las clavadistas, Paola Espinosa y Alejandra Orozco, fueron víctimas de los jueces.

Esto se da debido a que la Federación Mexicana de Natación (FMN) canceló la Copa Mundial de Natación 2017, y a partir de ahí, la FINA y la Conade se enfrentaron en un pleito que involucraba devoluciones de dinero y pagos de multas, incluso se amenazó con que los atletas mexicanos no podrían competir con insignias nacionales.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...