Conectate con nosotros

Medio Ambiente

Tortuga de 250 kilos hallada en Chicxulub murió asfixiada, dice un especialista

Progreso Hoy

Publicado

el

PROGRESO.– La muerte de la tortuga de la especie Laúd en la playa de Chicxulub Puerto se debió a asfixia, al enredarse en unas trampas langosteras.
Era hembra y el pico tenía los restos del hilo de nylon que se emplean en las trampas para la captura de langosta marina, que tragó.
El biólogo marino, Juan Lara Rodríguez, Auxiliar de investigación del CET-Mar 17 y Coordinador del PARTMACY del (Programa de Atención y Rehabilitación de Tortugas Marinas de la Costa de Yucatán), dio a conocer esta mañana del jueves que el quelonio estaba en completo estado de putrefacción.
La necropsia reveló que la especie Laúd, era hembra adulta y debido al estado de descomposición no se pudo determinar la edad del reptil.
Con un peso de 250 kilos, con medidas de la cabeza a la cola de 2.2 metros, caparazón de 1.51 metros y ancho de un metro.
El cordel de naylon lo tenía atorado en la garganta, situación que le causó la asfixia.
Aunque unos pescadores en trabajo de investigación dieron a conocer que la tortuga estaba lejos de la costa en la zona de trampas langosteras, estos la acercaron a la orilla, donde la marejada la llevó a la playa.
En el caso de la especie Laúd, es una tortuga prácticamente de aguas profundas su habitad es el Mar Caribe, se diferencia de las otras especies de quelonios, debido a que su caparazón no es muy grueso.
Este se conforma de su misma piel con sus huesos, además de no contar con escamas y su color grisáceo tirando a negro, por lo que según registros la última tortuga de esta especie que recaló muerta a las costas yucatecas fue en el año del 2016 y era de menor tamaño.
Los restos del quelonio fueron enterrados, para que no se convierta en un contaminante para el medio ambiente. La necropsia se realizó la misma tarde del martes debido a su estado de descomposición, en el Cetmar con el apoyo de la bióloga Candita, de la Uady.
Como dimos a conocer el pasado miércoles, la tortuga recaló muerta y en estado de descomposición en la playa de Chicxulub Puerto en la calle 19 por 30.
Fue la primera tortuga muerta hallada en las playas del municipio en lo que va del 2018.
Esta especie de tortuga marina se caracteriza por no contar con un caparazón tan grueso como la tortuga blanca o carey.

Este texto fue editado por el equipo de redacción de ProgresoHoy.com. Colabora con nosotros enviando reportes, quejas ciudadanas, o noticias a nuestras redes sociales, escribe a nuestro correo [email protected], o envía mensaje, fotos o vídeos a nuestro WhatsApp al número 9991-501547.

Continuar leyendo
Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Manuel Sánchez

    12 Ene, 2018 en 10:27 pm

    No puede ser, esta especie esta en peligro de extinción, ¿No hay autoridad que prohiba el uso de redes?

¡Hola, déjanos tus comentarios!

Gobierno Federal

Clausura Profepa obras ilegales en terrenos de Temax por daño ambiental

Progreso Hoy

Publicado

el

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausuró un predio ubicado en Temax, Yucatán, al detectar el cambio de uso de suelo en terrenos forestales sin autorización, mediante la remoción total de la vegetación correspondiente a ecosistema de Selva Baja Caducifolia, afectándose una superficie de 5.4 hectáreas.

Inspectores de la PROFEPA realizaron una visita en un predio ubicado en el tramo carretero Temax-Buctzotz, en la localidad y Municipio de Temax, donde se detectó el desmonte de vegetación del ecosistema de Selva Baja Caducifolia, sin autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Entre la vegetación afectada se encontraron ejemplares de las especies Kanasín (Lonchocarpus rugosus), Beelsinikche (Alvaradoa amorphoides), Chechem (Metopium brownei), Tzalam (Lysiloma latisiliquum), Kitinché (Caesalpinia gaumeri), Waxim (Leucaena leucocephala), Katsín (Acacia gaumeri), Pomolche (Jatropha curcas) y Piñuela (Bromelia karatas).

Con fundamento en el artículo 161, fracción II, de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS) y con la finalidad de evitar que se continuaran ocasionando daños al ambiente, se impuso como medida de seguridad la Clausura Total Temporal en el predio inspeccionado.

Los responsables de realizar las actividades de Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales, sin contar con la autorización de la SEMARNAT, podrán ser sancionados con una multa por el equivalente de 100 hasta 20 mil veces las Unidades de Medida y Actualización vigentes, de acuerdo con lo establecido en el artículo 165, fracción II, de la LGDFS, en relación con el artículo 163, fracciones I y VII, de la misma Ley, así como ser obligados a realizar las actividades de restauración del sitio afectado, independientemente de las sanciones penales que resulten.

El Código Penal Federal, en su artículo 418, establece una pena de 6 meses a 9 años de prisión, a quien desmonte o destruya la vegetación natural, corte, arranque, derribe o tale algún o algunos árboles, o cambie el uso del suelo forestal.

Cabe señalar que la LGDFS establece que la SEMARNAT cuenta con la facultad de expedir las autorizaciones de cambio de uso de suelo en terrenos forestales, por excepción, previa opinión técnica de los miembros del Consejo Estatal Forestal correspondiente, con base en los estudios técnicos justificativos que demuestren que no se compromete la biodiversidad, ni se provocará erosión de suelos, deterioro de la calidad del agua o disminución en su captación, y que los usos alternativos del suelo que se propongan sean más productivos a largo plazo.

Continuar leyendo

Medio Ambiente

Decomisa Profepa loros que un joven vendía en Facebook

Progreso Hoy

Publicado

el

MÉRIDA.– En Operativo realizado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) contra el tráfico ilegal de vida silvestre en redes sociales, se aseguraron tres polluelos de loro (Pistácidos) y un vehículo en la Macroplaza de la Ciudad de Mérida, Yucatán.

Derivado de monitoreo en redes sociales sobre la oferta de ejemplares de vida silvestre en Yucatán, se logró obtener datos para realizar el operativo en la Macroplaza, de la Ciudad de Mérida, Yucatán.

En dicho operativo, realizado con apoyo de personal de la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del Estado, se aseguraron 3 ejemplares de vida silvestre, polluelos de la familia Psitacidae o psitácidos, de los que no se acreditó su legal procedencia, con fundamento en los artículos 114 y 119 fracción I de la Ley General de Vida Silvestre (LGVS).

Asimismo, en la inspección, se aseguró el vehículo en el que se encontraba la caja de cartón que contenía los polluelos de pistácidos, y se realizó la presentación, ante la Procuraduría General de la República (PGR), de la persona que ofertaba dichos ejemplares, presunto comerciante ilegal de vida silvestre.

Desde el año 2008, la LGVS establece, expresamente, la prohibición del aprovechamiento extractivo con fines de subsistencia o comerciales de aves de la familia Psitacidae o Psitácidos de distribución natural en el territorio nacional.

Cabe señalar que la NOM-059-SEMARNAT-2010 cataloga diversas especies de psitácidos en 3 de las 4 categorías de riesgo establecidas en dicha norma, siendo las categorías de Protección especial, Amenazadas y En Peligro de Extinción

Los ejemplares de vida silvestre asegurados se encuentran en la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre “Parque Zoológico del Bicentenario Animaya”, ubicado en la misma Ciudad de Mérida, Yucatán.

El poseer ejemplares de vida silvestre sin demostrar su legal procedencia se sanciona de acuerdo a lo establecido en la LGVS con una multa que va de 50 a 50,000 Unidades de Medida y Actualización (UMAs); asimismo, el Código Penal Federal establece una pena de prisión de uno a nueve años para el tráfico ilegal de vida silvestre de endémicas, amenazadas, en peligro de extinción o sujetas a protección especial.

Continuar leyendo

Medio Ambiente

Clausura Profepa obras de construcción en Chelem por dañar los manglares

Progreso Hoy

Publicado

el

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausuró de manera total temporal tres predios en el Municipio de Progreso, Yucatán, por afectación al ecosistema de humedal costero. Se detectó la remoción, corte y eliminación de cuatro especies de mangle, compactación de suelo natural y su relleno con material pétreo y escombro de construcción, que produjo la fragmentación del flujo hidrológico.

Personal actuante de la PROFEPA acudió a la Comisaría de Chelem, Municipio de Progreso Yucatán, donde detectó la afectación en tres predios, ubicados en un ecosistema de humedal costero con vegetación de manglar.

La primera de las áreas inspeccionadas tiene una superficie de 140 metros cuadrados, en cual se constató la remoción, corte y eliminación de vegetación de manglar; las especies afectadas son Mangle Blanco (Laguncularia racemosa), Mangle Negro (Avicennia germinans) y Mangle Rojo (Rhizophora mangle); así como la compactación de suelo natural y su relleno con material pétreo, tipo sascab (material usado para preparar mezclas para la construcción).

El segundo de los predios tuvo una afectación de 454 metros cuadrados, de los cuales, 154 m2 fueron rellenados con escombro de construcción, produciendo la fragmentación del flujo hidrológico y 300 m2 fueron desazolvados, lo cual afectó cuatro especies de manglar: Mangle Blanco (Laguncularia racemosa), Mangle Negro (Avicennia germinans), Mangle Rojo (Rhizophora mangle) y Mangle Botoncillo (Conocarpus erectus).

En el último de los predios inspeccionados, de 18,997 m2, se detectó la remoción parcial de vegetación de Mangle Blanco (Laguncularia racemosa) y Mangle Botoncillo (Conocarpus erectus), así como la lotificación de la superficie mencionada.

Todo lo anterior, se realizó sin contar con la autorización en materia de impacto ambiental emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Con el fin de evitar que se continúen ocasionando afectaciones al ambiente y con fundamento en el artículo 170 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), se determinó realizar la Clausura Total Temporal de dichos predios.

El Mangle Blanco (Laguncularia racemosa), Mangle Negro (Avicennia germinans), Mangle Rojo (Rhizophora mangle) y Mangle Botoncillo (Conocarpus erectus), son especies referidas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría de especies Amenazadas (A).

La categoría de Amenazadas se refiere a aquellas especies que podrían llegar a encontrarse en peligro de desaparecer a corto o mediano plazo, si siguen operando los factores que inciden negativamente en su viabilidad, al ocasionar el deterioro o modificación de su hábitat o disminuir directamente el tamaño de sus poblaciones.

El artículo 28 de la LGEEPA en su fracción X establece que las obras y actividades en humedales, manglares, lagunas, ríos, lagos y esteros conectados con el mar, así como en sus litorales o zonas federales, requieren previamente la autorización en materia de impacto ambiental de la SEMARNAT.

La sanción por este tipo de actividades puede alcanzar una multa por el equivalente de 30 hasta 50 mil días de la Unidad de Medida y Actualización de acuerdo a lo establecido en el artículo 171, fracción I de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

#ENTÉRATE