MÉRIDA.– Los trabajadores de la Asociación Unica de Trabajadores Administrativos y Manuales de la Universidad Autónoma de Yucatán (Autamuady) votaron ayer a favor de continuar con la huelga que realizan desde hace una semana y rechazaron la propuesta de incremento en ciertas prestaciones que hizo la UADY para solucionar el conflicto.

Fuentes del sindicato informaron que los integrantes de la agrupación realizaron una asamblea en la que la mayoría decidió continuar con la huelga, luego de haber recibido una propuesta no favorable a sus intereses.

La asamblea se llevó a cabo en el local del sindicato, en la Colonia Industrial, cerca de la T-1 del IMSS, donde 425 trabajadores de un total de 660 presentes votaron a favor de mantener la huelga. La discusión se alargó casi dos horas y, al final, la mayoría de los integrantes de la Autamuady decidió rechazar la propuesta que la Universidad les había puesto sobre la mesa.

La Máxima Casa de Estudios les ofreció la homologación de la prestación de ayuda para transporte de 190 a 230 pesos, como reciben los académicos, y un incremento del 2.3% en vales de despensa, adicional al 4.2 por ciento que correspondía a esta cláusula por estar indexada al salario mínimo.

A esto se le hubiese sumado el ofrecimiento inicial del incremento de un 3.4 por ciento que otorgaría la Federación.
La agrupación mantiene su solicitud de aumento del 10 por ciento al salario, contra el 3.4 por ciento ofrecido por la UADY. Ayer la mayoría de los trabajadores en huelga consideró “muy poco” la propuesta hecha por la Universidad, de tal forma que la rechazaron, según informa el Por Esto.

UADY SE AMPARA

Ayer en la mañana, la UADY y el sindicato en huelga establecieron la primera reunión formal en la que se planteó la posibilidad de que la Universidad otorgue mejorías en las prestaciones laborales que cubriría con recursos propios.
(De los resultados de esta reunión informamos líneas arriba).

Paralelamente a ello, la UADY presentó ante el Tribunal del Poder Judicial de la Federación su recurso de amparo contra el dictamen de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, en busca de que quede sin efecto la declaratoria de la legalidad de la huelga.

Ayer mismo, alumnos del décimo semestre de la Facultad de Derecho de la UADY también promovieron amparos ante la misma instancia federal para la misma causa bajo el sustento de que se afecta el derecho a la educación que tienen como estudiantes y que está plasmado en la Constitución de nuestro país.

EL AMPARO

En lo que toca al amparo promovido por la Universidad, el Abogado General, Renán Solís Sánchez acudió ayer por la mañana al Juzgado V de Distrito para darle seguimiento a la solicitud que hizo el día anterior y que aún falta la fecha para la audiencia constitucional.

Señaló que la UADY continúa con los tres caminos que anunció desde el inicio del paro de labores que son: la defensa jurídica, la gestión de recursos y el diálogo con el sindicato.

En cuanto a las sedes alternas que anunció para reiniciar clases aunque sea en forma parcial, dijo que se sigue en la búsqueda de espacios para ello y sería el Rector el que en su momento los de a conocer.
Explicó que no tenía a mano los detalles de ese tema y se limitó a comentar que podrían ser espacios públicos o privados.

Por otra parte, poco después del mediodía, los alumnos David Orozco Lechuga e Iván Aguilar López, ambos del décimo semestre de la Licenciatura en Derecho de la UADY, acudieron al Tribunal Federal a promover dos amparos de manera individual en busca de que se nulifique la sentencia emitida por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.

NO EN CONTRA

Subrayaron que no están en contra del legítimo ejercicio al derecho de huelga que tienen los trabajadores, pero que como alumnos se ven afectados en sus clases y ante ello procedieron a ejercer asimismo el derecho constitucional que tienen a la educación.

Indicaron que con la suspensión de labores por parte del sindicato, existe la incertidumbre en los trámites que tienen que realizar y que impacta de manera irreversible en sus actividades como estudiantes, tal es el caso de los procesos de titulación y otros netamente de carácter administrativos.

Señalaron que hay antecedentes jurídicos de este tipo de solicitudes de amparo y uno de ellos sucedió por la huelga en una universidad pública de Michoacán en la que los estudiantes resultaron favorecidos con la resolución de la justicia federal.

A los dos alumnos de la Facultad de Derecho se le sumó Sergio Andrés Martínez Romero, egresado de la institución y quien también presentó su respectiva petición de amparo.

Se espera que otros alumnos sigan el mismo camino y en las siguientes horas interpongan más amparos para los mismos efectos.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...