POR la Mtra. Jessica Saiden Quiroz

Ser mejores es no dejar a nadie atrás, es acompañar a quienes se encuentran en desigualdad, estrecharles una mano firme y decidida como auténtica vocación para quienes estamos en el servicio público.
Tuve la oportunidad de acompañar al Gobernador Rolando Zapata Bello al abanderamiento de 24 destacados niños del sexto grado de primaria y quienes asistirán a la Convivencia Cultural Nacional de la Olimpiada del Conocimiento Infantil en la ciudad de México.

Originarios de varios municipios del estado, nos llena de orgullo saber que el esfuerzo y el sacrificio en el aula rinde sus frutos. Ellos son el resultado de un nuevo Modelo Educativo que se caracteriza por el aprendizaje en donde predomina la investigación y la experiencia en la adquisición de conocimientos.

Como mexicanos y como yucatecos, tenemos la capacidad de ser ejemplo en las áreas académicas y posteriormente, llevar éste talento al emprendimiento o los mercados laborales estatales, nacionales o globales.

Al valorar éstos éxitos que tanto apreciamos, no podemos ni debemos dejar de atender a un sector al que, en ocasiones, no se les presta mucha atención: las personas que se encuentra en rezago educativo.

La Constitución Política mexicana como supremo instrumento jurídico nos demanda, en su artículo segundo “garantizar e incrementar los niveles de escolaridad, la alfabetización y la conclusión de la educación básica…”

También, el artículo tercero constitucional nos exige que toda persona tenga derecho a recibir educación, por lo que el Estado garantizará ésta sea de calidad, obteniendo el máximo logro de aprendizaje.

En Yucatán, según datos del INEGI, 7 de cada 100 personas mayores de 15 años, aproximadamente un 7.4% no saben leer ni escribir, la mayoría de ellas ubicadas en zonas del Interior del Estado, por lo que nos posiciona con el reto de disminuir esta cifra con programas y acciones directas hasta llegar a tasa cero de analfabetismo.

Disminuir estas carencias requiere de un trabajo interinstitucional y multidisciplinario, por lo que en el Consejo Nacional de Fomento a la Educación estamos trabajando con otros organismos gubernamentales para detectar aquellos núcleos poblacionales que necesiten programas de alfabetización tanto en adultos como en niños.

Estamos organizando un plan de trabajo inclusivo y sensible que haga frente a esta problemática por medio de brigadas del conocimiento, llegando a municipios que cubran varias regiones de Yucatán, tentativamente Motul, Tixkokob, Progreso, Tekax y Tizimín, aunque nos encontrando analizando estos aspectos.

La educación es la base del desarrollo, nos motiva a ser mejores por lo que eliminar las barreras de la ignorancia hará que se multipliquen las oportunidades laborales y por ende, la economía en todos sus ámbitos.

El objetivo de esta iniciativa es sembrar en cada alumno rezagado la semilla del aprendizaje, que le permita crecer en esencia, en espíritu, que aproveche todo su potencial, siendo capaz de dar lo mejor de sí en donde se encuentra.

Durante esta ruta, continuaremos integrando aquellas ideas de especialistas en comunidades indígenas y rurales, experiencias que debemos acoplar como necesarias en la corresponsabilidad de funciones pragmáticas.

Te invito a compartirme tu opinión al respecto en [email protected] y nos leemos la próxima semana, ¡qué tengas una magnífica semana!

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...