Por la Mtra. Jessica Saidén Quiroz *

Esta semana quiero contarte sobre el caso de un joven muy especial, que se ha destacado por su desempeño y en poco tiempo ha conseguido ganarse el respeto y admiración de sus compañeros y superiores. Su nombre es Guimer Joel Chan Uicab, cuenta con 20 años de edad, es del municipio de Hunucmá.

“Tuve la oportunidad de ingresar a esta institución justo después de concluir mi bachillerato. Precisamente como para estas fechas, personal del CONAFE acudió a mi escuela a promover los programas y servicios educativos; comentaron que por cada ciclo escolar que trabajáramos recibiríamos hasta tres años de beca para estudiar una licenciatura o postgrado, en ese entonces fue la opción más atractiva y para el día de hoy ha sido de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, puesto que además de crecer personal y espiritualmente, he conseguido desarrollar habilidades en la docencia que me servirán para un futuro próximo ya que quiero estudiar la Licenciatura en Educación y el hecho de pertenecer a CONAFE me abre un panorama más amplio además de brindarme la experiencia necesaria en el área en el que me quiero desarrollar, es decir, educación a nivel preescolar”. Me expresó Guimer.

“En mi primer año estuve como líder educativo en la comunidad de Cibcehubicado cerca del municipio de Acanceh, ahí trabajé frente a un grupo de aula compartida; contaba con 6 alumnos de primaria y 2 de preescolar, la manera de organizar mis clases era siempre bajo el esquema de trabajo multigrado. Otro de los retos que tuve, pero también que también lo tomé como oportunidad fue el hecho de trabajar con un niño con NEE (Necesidades Educativas Especiales) el cual tenía una discapacidad (Dislexia) pues tendía mucho a confundir palabras por números, escribirlos al revés, su motricidad no era tan ágil, pero siempre demostraba empeño en las clases. Este caso en particular me obligó a prepararme de manera extraoficial, ya que como líderes únicamente recibimos capacitación para educar con unidades básicas, no estamos especializados, pero tenemos un corazón, compromiso y una entrega inigualable, una vez que ingresamos a la comunidad, nos es muy difícil desprendernos o desajenarnos de ellas, por esta razón tuve que esforzarme, investigar por cuenta propia métodos y técnicas pedagógicas para atender a este alumno. Cada avance o resultado positivo me llenaba de mucha emoción y orgullo porque me hacía sentir útil con la capacidad suficiente para vencer cualquier adversidad y eso me motivaba a luchar por más, a aprender y prepararme con mayor calidad para poder hacer frente a desafíos aún mayores”, agregó.

“Este es mi segundo año de servicio, actualmente soy capacitador tutor y mi trabajo es asistir a quienes hoy están como líderes, visito varias comunidades de mi región, apoyo a mis compañeros maestros en temas y situaciones que requieran. Gracias a la experiencia y desempeño que tuve como líder ahora puedo enfrentarme a más casos en comunidades diversas, por ejemplo  orientar a los padres ante alguna situación con sus hijos, a los maestros apoyarlos con alguna unidad de aprendizaje, detectar a los alumnos con alguna dificultad de aprendizaje a través de la aplicación del Dibujo de la Figura Humana y apoyándolos en momentos que se requieran. Visitar esas comunidades de manera itinerante me ha enseñado a comprender diversos panoramas y estilos de aprendizaje de los alumnos de acuerdo a sus características, a entender que no todos aprenden de una misma forma, dicho esto, el maestro debe estar siempre abierto a nuevos métodos y a tener siempre la disposición de enseñar basándose en distintas técnicas. Espero que al concluir este segundo año consiga ingresar a la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY)  para poder iniciar con mis estudios profesionales docentes” finalizó.

Ahí afuera, en las comunidades, hay muchos Guimer a lo largo de todo el territorio nacional, jóvenes con deseos de superación que viven comprometidos con un tema en particular, en este caso la educación comunitaria, los que estamos en el medio siempre decimos que son pocos los que se atreven verdaderamente a asumir una responsabilidad como la de ellos, desprenderse de todas las características y actividades a las que un joven común está acostumbrado para transformarse a través de una experiencia que definitivamente les cambia la vida y los eleva a un escenario intelectual y espiritual sin comparación, esos jóvenes terminan por convertirse en héroes anónimos de la educación, sus logros y hazañas deben ser contadas y premiadas.

* Delegada Federal del Conafe en Yucatán

Twitter: @JessiSaiden

Facebook: Jessica Saidén Quiroz

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...