El fundador de WhatsApp, Jan Koun, ha defendido que la aplicación no añadirá publicidad porque atenta contra algunos de los principios con los que nació el servicio. Sin embargo, la compañía pronto podría cambiar de parecer.

El gigante de la mensajería electrónica, propiedad de Facebook, ha comenzado las primeras pruebas para hacer rentable la aplicación a través de inserciones publicitarias.

WhatsApp, con más de mil 200 millones de usuarios en todo el mundo, está probando un sistema que le permita a empresas comunicarse de manera directa con los usuarios. En los últimos años, algunas empresas han establecido algún tipo de canal de comunicación o de servicio técnico con sus potenciales clientes a través de la aplicación.

Según un documento que obtuvo Reuters, las pruebas ya han comenzado en un grupo de empresas, aunque la firma estadounidense no ha confirmado esto de manera oficial. El movimiento busca conseguir un mecanismo para rentabilizar la plataforma.

WhatsApp no ha encontrado o desarrollado ningún modelo de negocio en los tres años posteriores a la compra por parte de Facebook.

La manera de implementar este modelo de negocio se basaría en un sistema para que la aplicación cobre directamente a las empresas por acceder a determinadas cuentas de usuarios por diferentes perfiles a cambio de enviar publicidad. WhatsApp quiere evitar a toda costa el “spam”, evitar a toda costa el envío masivo de mensajes.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...