Los zoológicos de El Centenario y del Bicentenario, Animaya, cierran este año con la reproducción de 90 animales de 24 especies, hecho que los fortalece como centros de conservación y aprovechamiento de la vida silvestre, informó el director de Servicios Públicos Municipales, Luis Jorge Montalvo Duarte.

Destacó que este año, en ambos zoológicos, se logró la reproducción de especies que no se había dado en la última década, como el flamenco rosa y el mono tití orejas de pincel.

Detalló que en “El Centenario” se recibió a 48 nuevos inquilinos de 14 especies, siendo las más representativas el flamenco rosa, el mono tití orejas de pincel, el ocelote, las guacamayas, el pavo real, el venado temazate, la llama y el pecari de collar.

Agregó que en “Animaya” se registraron 42 reproducciones de 10 especies como loro cuchá, tortuga mojina, antílope de cuello negro, ciervo rojo y gamo blanco, por mencionar algunos.

Odeisi Mora Camacho, coordinadora del área técnica del Centenario destacó como un logro muy importante el brote del flamenco rosa, algo que no se había logrados en los últimos 10 años.

-Esto fue posible gracias a la remodelación del exhibidor que proporcionó un ambiente propicio para la anidación de estas aves que sólo lo hacen una vez, con un solo huevo que es empollado tanto la hembra como el macho. Si esta anidación se pierde, habrá que esperar hasta el siguiente año.

Agregó que el caso del mono tití orejas de pincel, de Sudamérica, es similar al del flamenco rosa, ya que desde hace una década no se reproducía en cautiverio. Hoy en día, este animal es uno de los mayores atractivos de los zoológicos.

Claudia Ham Vega, bióloga del área técnica de “Animaya” explicó que el brote de los loros cuchá es muy importante porque es una especie en peligro de extinción y además necesita requerimientos específicos para su reproducción.

Añadió que en cuanto al cuidado que requieren las crías del equipo técnico, dio a conocer que se monitorea la conducta tanto de la hembra como del macho y se realiza la preparación del espacio para cubrir sus demandas.

Además, agregó, se les proporciona vitaminas y minerales en la temporada de celo cuando se trata de especies estacionales o en forma continua para aquellas que no tengan estacionalidad.

En ambos zoológicos, el personal técnico -formado por biólogos y veterinarios- brinda alimentación adecuada, vigila la temperatura y la humedad ambiental y, sobre todo, cumple con aplicar el esquema de medicina preventiva para una salud óptima de los animales.

También realiza mejoras y el mantenimiento permanentes a sus hábitats que incluyen sus exhibidores y áreas de descanso. Hacen trabajos de enriqueciendo ambiental que consiste en la aplicación de estímulos que permiten disminuir el estrés causado por el cautiverio y la exhibición.

Cabe destacar que la reproducción depende de cada especie, ya que hay estacionales, como los venados cola blanca y los ciervos rojos, cuyo período de nacimientos ocurre entre junio y agosto. También hay especies que no tienen estacionalidad  como los monos araña, que tienen gestación cada dos años y medio, en promedio.

En términos generales las estaciones en que más nacimientos ocurren son primavera y verano, cuando hay más abundancia de comida para los animales en ambiente libre.

Los zoológicos municipales invitan a la ciudadanía en general para que asistan a conocer a sus nuevos inquilinos.

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...