Conectate con nosotros
04 de Octubre de 2022

Opinión

¡Aguas! Ahora van tras el acuario de Veracruz

Publicado

el

Por casi treinta felices años el Acuario de Veracruz, inaugurado el 13 de noviembre de 1992 durante la administración de Dante Delgado, funcionó como reloj de precisión, al grado de convertirse en modelo de buena administración y en visita obligada del turismo nacional e internacional por dos razones: es el Acuario más importante de México y uno de los más bellos del mundo.

Visitar ese santuario marino es una experiencia única, ya que… bueno, quizá dentro de poco esa experiencia sea borrada por el vendaval de la 4T. Te explico, lector.

Desde su inauguración el Acuario ha sido administrado por un patronato conformado por miembros del sector privado. El gobierno estatal también forma parte del patronato pero de manera honorífica y nunca había pasado nada. El Acuario marchaba, el gobierno no metía las manos y todos contentos.

Pero hete aquí que cuando el gobernador Cuitláhuac García y su banda recibieron el informe de ingresos que genera el inmueble y les dijeron que nada de ese dinero llega a las arcas estatales, pegaron de brincos. ¿Y por qué no llega? Porque se estableció que esos ingresos fueran para su mantenimiento y autofinanciamiento a fin de no depender de nadie.

“Cómo que todo pa’allá y nada pa’acá. No, pus cómo”. Había que atracarlo y actuaron en consecuencia.

Para darle un barniz de legalidad al atraco, mandaron al titular de la Procuraduría del Medio Ambiente, Sergio Rodríguez, a clausurar el Acuario y el funcionario siguió el modus operandi del presidente López Obrador.

Así como el tabasqueño clausuró el aeropuerto de Texcoco porque era un “nido de corrupción”, así Sergio Rodríguez clausuró el Acuario porque “opera con anarquía y sin rendir cuentas a nadie”. Andrés Manuel no pudo comprobar la corrupción en el NAIM ni Sergio podrá comprobar la anarquía en el Acuario. Pero eso es lo de menos.

El chiste era tener un pretexto para que Cuitláhuac y los suyos tomen el control y dispongan de más millones de pesos que salvo tu mejor opinión, lector, no creo que los vayan a invertir en nada bueno.

La primera voz en reaccionar fue la del líder estatal del PRI, Marlon Ramírez Marín, quien le dijo a Cuitláhuac que no se deje sorprender, que el Acuario de Veracruz recibe al año más de 800 mil turistas que generan derrama económica. “Si lo que usted pretende es administrar el fideicomiso, hay rutas legales”. Y le pregunta: “¿Por qué atacar a la principal ancla turística del Estado?”

Marlon denunció que la supuesta revisión administrativa que el gobernador pretende hacer para mejorar el funcionamiento del Acuario, no puede ser confiable cuando viene de un gobierno que no tiene idea de lo que es administración, inversión, derrama económica y generación de empleos.

¿Qué va a pasar con el Acuario? Que de atracción turística se convertirá en asunto político y de ahí al abismo solo habrá un brinco. Y es que en la 4T no sabrán construir, pero ¡ah qué fregones son para destruir lo poco bueno que está quedando en el país!.

Opinión de Bernardo Gutiérrez Parra

[email protected]

Este texto fue editado por el equipo de redacción de ProgresoHoy.com. Colabora con nosotros enviando reportes, quejas ciudadanas, o noticias a nuestras redes sociales, escribe a nuestro correo [email protected], o envía mensaje, fotos o vídeos a nuestro WhatsApp al número 9991-501547.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO