Conectate con nosotros
17 de Junio de 2024

Generales

Delegado de la SCT aplica “dos pesas y dos medidas” contra empresarios gasolineros

Empresarios gsolineros denunciaron ante la PGR al actual delegado de la SCT, Jorge Martín Montaño Michael, a quien acusan de guardar marcadas preferencias hacia algunos empresarios y hacer “la vida imposible” a otros.

Publicado

el

PROGRESO.– Empresarios gsolineros denunciaron ante la PGR al actual delegado de la SCT, Jorge Martín Montaño Michael, a quien acusan de guardar marcadas preferencias hacia algunos empresarios y hacer "la vida imposible" a otros.
De acuerdo con información que hoy se publica en la prensa escrita, el caso incluso involucraría a la gasolinera 3940 del empresario Gerardo Loret de Mola, a quien le autorizaron la apertura de la nueva estación pesar de su localización a tan solo unos metros del nuevo distribuidor vial y en medio de una zona de manglares.
Por el contrario, a otros gasolineros, como la empresa Autoservicio Yucatán, el funcionario les ha aplicado sanciones precisamente por estar cerca de un entronque cerca de la vía federal de Motul, por lo que segun señalan los quejosos, el delegado federal aplica "dos pesas y dos medidas".
La información es la siguiente:

Durante su gestión al frente del Centro SCT en Yucatán, su delegado Jorge Martín Montaño Michael lleva a cabo una política de intimidación, presiones y abusos en contra de las gasolineras que no se cuadran a sus intereses, mientras tolera las irregularidades de las estaciones de servicio que son de sus “amigos”, como los Loret de Mola o los Mouriño, de los que recibe importantes “beneficios”, por lo que el funcionario federal enfrenta ya una demanda penal en su contra en la PGR.
Con la mira puesta en estaciones de servicio que se encuentran sobre carreteras federales o cerca de entronques y pasos a desnivel, Montaño Michael opera contra unos, intimidando, presionando, imponiendo multas, incluso enviando información a PEMEX de las supuestas irregularidades que detecta con el claro afán de causar prejuicios. Sin embargo, hay otras estaciones de servicio que están en evidente irregularidad, que operan al margen de los reglamentos, sin que la SCT imponga sanción o procedimiento alguno en su contra.
De acuerdo con Por Esto, llama la atención que las gasolineras con las que el funcionario ha sido displicente, a pesar de que operan con claras irregularidades a la vista de todos, pertenecen a LODEMO, de los Loret de Mola, y en algunos casos al Grupo Energético del Sureste (GES), que es de los Mouriño.
En el ramo gasolinero, según informaron fuentes a POR ESTO!, se dice que este funcionario recibe importantes “beneficios económicos” de estos empresarios a los que deja operar en la irregularidad, mientras procede contra los que no se cuadran con él.
El pasado 2 de octubre la empresa “Autoservicio Yucatán” interpuso una demanda en la delegación estatal de la PGR en contra de director del Centro SCT en la entidad, de la cual se entregó una copia a la Procuradora General de la República, Arely Gómez González, acusándolo de posibles actos delictuosos por “hechos vejatorios, discriminatorios, abusivos, falsos, reveladores de comunicaciones reservadas y dolosos”, en relación a una estación a la que de forma ilegal el funcionario ha intentado imponer multas y sanciones inventando “irregularidades”.
Montaño Michael inició una embestida contra la estación de servicio 11255 de la citada empresa, ubicada en los tablajes catastrales 5651 y 4359 de la calle 26 por 1 de Motul, a través de un “Procedimiento administrativo para la imposición de sanciones”, con el argumento de que los accesos a la gasolinera son irregulares por estar en un entronque y sobre una carretera federal.
Con el afán de pronunciar una resolución “arbitraria, prepotente y totalmente alejada a derecho y de manera vejatoria, discriminatoria, abusiva, falsa y dolosa”, según se expone en la demanda, el funcionario argumenta que la estación se encuentra en el entronque de la carretera Mérida-Tizimín y la carretera Motul-Telchac Puerto.
Sin embargo, el funcionario omite un oficio anterior firmado por él donde reconoce que la estación está ubicada “en el tramo estatal” de la carretera Motul-Telchac Puerto, la cual está fuera de la regulación de la SCT. Además, el funcionario señala de manera dolosa que dicha estación colinda con la carretera federal, cuando no es así porque la citada gasolinera colinda con predios particulares, de acuerdo con el texto de la demanda.
El hecho más revelador es que cuando la mencionada estación iba a iniciar operaciones el mismo Centro SCT comunicó el 21 de marzo del 2012, a través del oficio SCT.6.30.415.150, que “en razón de que por la ubicación de la misma, y después de haberlo corroborado en los archivos de la dependencia federal, se constató que efectivamente las calles en que se encuentra la misma, son municipales y que esta dependencia (SCT) no cuenta con injerencia de las mismas”.
El escrito señala además: “Al respecto le comunico que no existe objeción por parte de esta dependencia de que inicie operaciones la estación de servicio de referencia, ya que se ha constatado en los archivos que efectivamente las calles son municipales y que no cuentan con injerencia sobre las mismas”.
En su momento la SCT no observó condicionamiento o irregularidad alguna para que la gasolinera iniciara operaciones, pero luego Motaño Michael intentó dejar sin efecto este oficio de manera arbitraria para hacer una resolución a su conveniencia, además de que procedió a enterar de su “procedimiento” a PEMEX, lo que en opinión del demandante constituye actos que han ocasionado “daños, perjuicios, vejaciones, discriminaciones y demás humillaciones y vergüenzas” ante la paraestatal.

Dos pesas y dos medidas

Sin embargo, existe otra estación en la mencionada zona que está directamente sobre la vía federal, la número 5529 que está a 74.70 metros del entronque en cuestión y funciona sin restricción alguna y con la anuencia del director del Centro SCT. Esta gasolinera es de LODEMO.
Llama la atención que Montaño Michael emprendió un procedimiento de sanción contra una estación de servicio que está más lejos del entronque que la que está más cerca y que desemboca directamente en la vía federal, a la que se le permite operar sin problemas, con displicencia, pero porque es de los Loret de Mola, a los que ha apoyado sin restricciones.
De acuerdo con el artículo 13 del Reglamento para el Aprovechamiento del Derecho de Vía de las Carreteras Federales y Zonas Aledañas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en la zona de cruceros, entronques de caminos, pasos superiores y pasos inferiores, las obras relativas a accesos deberán establecerse fuera de un radio de 100 metros, y en zona de curvas, a 150 metros.
Pero esto al parecer poco importa al director del Centro SCT Yucatán, pues cuando se trata de sus cuates las restricciones las pasa por alto con total arbitrariedad.

El caso Progreso

Un caso ilustrativo es la estación de servicio 3940 que está justo a la entrada de Progreso, en la zona donde se construyó el nuevo Distribuidor Vial. Esta gasolinera está ubicada puntualmente, según información de la misma SCT, en el kilómetro 34+400 de la carretera federal Mérida-Progreso y a escasos metros de las curvas y puentes del distribuidor.
Sin embargo, no se han puesto restricciones para el acceso a esta estación que pertenece a Gerardo Loret de Mola. A este respecto la SCT se ha hecho de la vista gorda y las nuevas vialidades más bien llegaron para proveerle de más clientes a la gasolinera y más comodidad, cortesía de la dependencia federal.
Hasta donde se sabe la SCT se ha hecho de la vista gorda en este caso y a pesar de que se debería limitar el acceso sobre la vía federal no ha habido procedimiento alguno al respecto, lo que es muestra del claro favoritismo del funcionario hacia sus “amigos”.

Los Mouriño

En 2007, los parientes de Juan Camilo Mouriño Terrazo, quien fuera jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, empezaron la construcción de una gasolinera en la salida a Progreso, justo frente a la Siderúrgica, en el kilómetro 8+800, en contra de varios reglamentos y normas federales.
A pesar de la lucha de los vecinos de la zona el Grupo Energético del Sureste (GES) levantó la estación 9588, ubicada a escasos metros de una zona de curva, pues a unos 20 metros está la salida hacia periférico, y a unos 50 metros está el entronque y el paso a desnivel, lo que contraviene totalmente la norma.
Incluso se violaba en este caso el Plan Municipal de Desarrollo Urbano, que entonces establecía que no se puede construir una gasolinera si ésta colinda con predios de uso habitacional y si está a menos de 500 metros de un paso a desnivel.
En su momento la SCT, al detectar que la construcción se encontraba a la altura del kilómetro 8+800 de la carretera Mérida-Progreso, y utilizaba el derecho de vía como acceso a esa construcción, solicitó al GES la suspensión de la obra por no contar con el permiso correspondiente.
Más tarde la estación empezó a operar, pero la SCT colocó boyas y una barra de contención para evitar la entrada y salida de vehículos sobre la vía federal, de tal suerte que sólo se podría ingresar a la estación por la calle 19. Estas restricciones estuvieron por varios años, en los que los vehículos sólo tenían acceso por la calle municipal.
Empero, de manera sorpresiva durante la gestión del actual director de la SCT Yucatán las boyas y restricciones que tenía la estación se quitaron, como si nada, y hoy se aprecia que los vehículos entran y salen libremente sobre la vía federal, a pesar del peligro latente por la salida a periférico que está a unos cuantos metros.
A este respecto y a diferencia de las estaciones que no se cuadran, Montaño Michael se ha hecho de la vista gorda con estas irregularidades y la estación opera con total impunidad, a vista y paciencia de la SCT.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO