Conectate con nosotros
16 de Abril de 2024

México y El Mundo

Destituyen a la Presidenta de Brasil Dilma Rousseff

Publicado

el

Dilma Rousseff fue destituida de la presidencia de Brasil, tras un fallo histórico en el Senado brasileño que pone un dramático fin a 13 años de gobiernos de izquierda en el gigante sudamericano.
Rousseff, visiblemente afligida, no tardó en reaccionar, sin nunca perder la compostura: “el Senado federal tomó una decisión que ingresa en la historia de las grandes injusticias”.
“Condenaron a una inocente y consumaron un golpe de estado parlamentario”, afirmó esta exguerrillera, vestida de rojo, en su discurso dirigido a la sociedad brasileña.
Por 61 votos a favor y 20 en contra, Rousseff quedó despojada del poder de Brasil. Bastante más de los 54 votos (dos tercios de los 81 senadores) que se necesitaban para que fuera condenada.
Sin embargo, el Senado rechazó en una segunda votación la propuesta de que la ex guerrillera, de 68 años, quedara inhabilitada para ejercer cargos públicos.
El voto cierra una sangría política que desde hace nueve meses mantiene en vilo a la mayor economía de América Latina, en vías a su peor pérdida de riqueza en 80 años y que tiene a los principales partidos embarrados en causas de corrupción.
Y es un final trágico para la primera mujer que llegó a la presidencia de Brasil, suspendida en mayo tras ser acusada de violar las normas fiscales de Brasil.
Las maratónicas deliberaciones en el Senado reflejaron más una rabia por la gestión de Rousseff que por los crímenes por los que fue condenada.
“61 senadores sustituyeron la voluntad expresa de 54.5 millones de votos.
Es un fraude contra el que vamos a luchar en todas las instancias posibles”, afirmó Rousseff.

El Senado de Brasil consumó “un golpe de Estado”: Dilma

Dilma Rousseff entró en la trinchera tan pronto recibió la confirmación de que había sido destituida de la presidencia de Brasil este miércoles. “Volveremos” con “lucha”, prometió combativa.
“Acaban de tumbar la primera mujer presidenta de Brasil sin que haya cualquier justificación constitucional para el impeachment”, lanzó en el discurso después del voto que acabó su mandato.
“61 senadores sustituyeron la voluntad expresada por 54.5 millones de votos (…). El Senado Federal tomó una decisión que entró para la historia de las grandes injusticias. Los senadores que votaron por el impeachment escogieron rasgar la Constitución Federal, decidieron por la interrupción del mandato de una presidenta que no cometió crimen de responsabilidad, condenaron una inocente y consumaron un golpe parlamentario”, añadió.
Rousseff fue informada poco después de la decisión, que se tomó al final de un proceso que desde hace nueve meses estremece a Brasil.
Después de aprobar su destitución, el Senado conservó los derechos políticos de la mandataria, por lo que Rousseff, si lo desea podrá presentarse a cargos políticos.
“Escuchen bien: ellos piensan que nos vencieron, pero están engañados. Sé que todos vamos a luchar. Habrá contra ellos la más firme, incansable y enérgica oposición que un gobierno golpista pueda tener”, advirtió.

Volveremos

Si bien quedó habilitada para funciones públicas, Rousseff, que gobernó desde el 1 de enero de 2011 hasta este miércoles, no podrá optar al cargo de presidenta en 2018 porque ganó dos elecciones consecutivas.
“Esta historia no acaba así. Estoy segura que la interrupción de este proceso por el golpe de estado no es definitiva. Nosotros volveremos, volveremos para continuar nuestra jornada rumbo a un Brasil en que el pueblo es soberano”, prometió.

Temer, el eterno actor secundario que trepó a la Presidencia

Cuando avistaba el ocaso de una vida política entre las bambalinas del poder, Michel Temer cambió de planes. Ya no quería las sombras, el vicepresidente quería gobernar Brasil y acabó subiéndose al sillón de Dilma Rousseff.
Culminada la caída ante el Senado de la que fuera su aliada durante media década, este estratega de 75 años, andar erguido y aire distante juró su cargo el miércoles como el gobernante del quinto país más poblado del mundo hasta el final de 2018.
El objetivo de llegar al poder lo trazó hace meses, por décadas le rehuyó.
Y ahora, todos los focos apuntan a quien fue descrito como “mayordomo de una película de terror” por parte de un viejo enemigo político.
Temer asumió la presidencia de Brasil, en una ceremonia en el mismo Senado que este miércoles condenó a Dilma Rousseff y puso fin a los gobiernos de la izquierda en el gigante sudamericano.
En un acto breve, Temer juramentó el cargo hasta 2018, ante los mismos senadores que condenaron y destituyeron a la exguerrillera.
“Hoy inauguramos una nueva era (…). Tenemos que salir de aquí con un aplauso del pueblo brasileño”, dijo Temer, del PMDB (centro-derecha), en la primera reunión con su gabinete ministerial, ya con el cargo de presidente

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO