Conectate con nosotros
02 de Junio de 2020

Capital y Estado

Falleció el destacado arqueólogo Peter Schmidt

Progreso Hoy

Publicado

el

MÉRIDA.– El pasado lunes falleció el arqueólogo Peter Schmidt, quien durante más de 40 años se dedicó a investigar y revelar los secretos de Chichén Itzá, informó el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto, en su cuenta de Twitter.

De origen alemán, Schmidt comenzó a trabajar en esa zona arqueológica de Yucatán desde 1970, y a finales de esa década definió y estableció el polígono para proteger y preservar los monumentos arqueológicos, así como la flora y la fauna en el sitio maya, uno de los más visitados del sureste del país.

En 1993, se convirtió en el director del proyecto de Investigación Arqueológica de Chichén Itzá, en el que estudió la arqueología, arquitectura, iconografía, agricultura, el patrón de asentamiento, materiales, cronología y obras hidráulicas, entre otros temas.

Schmidt Schmitt nació en Hamburgo y egresó de la Universidad de Hamburgo en 1967.

Estudios de Antropología General, Lingüística, Prehistoria y Estudios Americanistas lo llevaron a ser pupulo del etnólogo e historiador Franz Termer, el arqueólogo Wolfgang Haberland y el experto en escritura maya Günter Zimmermann.

Entre 1959 y 1960 realizó excavaciones en Alemania y posteriormente trabajó, entre 1961 y 1963, en la Isla de Ometepe, Nicaragua.

En 1973 llegó a México y trabajó como director del Proyecto Huejotzingo y cuatro años más tarde, en 1977, inregó al INAH como investigador del entonces Centro Regional del Sureste, hoy Centro INAH Yucatán.

En 2014 recibió la Medalla UNESCO de la Diversidad Cultural por sus aportaciones en materia de conservación y conocimiento del patrimonio histórico de Yucatán. Al año siguiente, en 2015, fue galardonado con la Medalla «Yuri Knorozov».

En el diario Por Esto, el jueves 10 de mayo se publica la siguiente nota de Ariel Avilés con algunos detalles mpas sobre este destacado investigador:

Su presencia en nuestra tierra fue siempre activa y fecunda, cada uno de los días que pasó en ella estuvieron dedicados a la ciudad de sus amores: Chichén Itzá. Lo he dicho antes, lo repito ahora; si a Morley, por su labor de rescate de la excelsa ciudad maya le llamaron “El León de Chichén Itzá”, indiscutiblemente a Peter Schmidt le viene plenamente el de “Jaguar de la Civilización Maya”, pues durante cuarenta y cinco incansables años, dedicó al estudio y rescate de nuestra cultura madre, todos sus esfuerzos y sus profundos conocimientos.
Conocí a Peter Schmidt, en su casa de la colonia San Damián, al calor de la eminente arqueóloga Teresa Miranda, quien era gran amiga suya, con Tere, en 1978, fui por primera vez a casa de quien el resto de la vida llamaría siempre con el apelativo cariñoso de Herr Dóctor. Su casa, era la casa típica de un intelectual profundo, el orden no era precisamente una de las características de su hábitat; por todas las habitaciones había cerros de libros, cajas de archivo muerto con cientos de tarjetas de apuntes, esas sí, perfectamente ordenadas y clasificadas como correspondía a un científico de su talla. Para sentarse en algún sillón o sofá, había que quitar lo que estuviera encima. Además, era gran amante de los animales que, materialmente deambulaban por su casa, jardín y patio; uno se podía encontrar ahí lo más insólito, hasta un caimán de tamaño bastante respetable, chapoteando en una gran pila.
Desde entonces, y hasta ahora, nació entre nosotros una buena amistad; por influencia de Tere Miranda me acostumbré a llamarlo siempre Herr Dóctor, como ella le llamaba.
Peter Schmidt, nació en Hamburgo, Alemania, en 1940; cursó estudios de antropología general, lingüística, prehistoria y estudios americanistas en la universidad de su ciudad natal. Fue discípulo del etnólogo e historiador Franz Termer, del arqueólogo Wolfgang Haberland y del experto en escritura maya Günter Zimmermann. Entre los años 1959 y 1960, realizó excavaciones en su natal Alemania, y posteriormente trabajó como ayudante de investigación en el Museo de Antropología y Prehistoria de Hamburgo.
De 1961 a 1963 realizó excavaciones en Centroamérica, en particular en la isla de Ometepe, en Nicaragua, labor con la que creó una secuencia cronológica para la región. En 1968 obtuvo el Doctorado en Filosofía por la Universidad de Hamburgo, con la tesis: Una Investigación de las Costumbres Funerarias de los Indígenas del Sur de Centroamérica: una investigación etnoarqueológica. Llega a México en la década de los 70’s y se hace cargo del proyecto Huejotzingo, a cargo del INAH, y con la colaboración de la “Fundación Alemania”. En 1977 ingresa al INAH y es comisionado al Centro INAH Yucatán, donde laboró hasta su muerte.
Recibió en vida múltiples reconocimientos, siendo el más importante la medalla de la UNESCO por la Diversidad Cultural, que recibió en 2014. En el marco de la Primera Mesa Redonda del Mayab. En 2015, recibe la Medalla Yuri Knorozov, por sus importantes aportes al estudio de la cultura maya.
En 1993, se hace cargo de la dirección del Proyecto de Investigación Arqueológica Chichén Itzá, e inicia importantes descubrimientos que cambiarían las perspectivas que hasta entonces se tenían de esta importante ciudad maya.
Hasta el año de 1994, había llevado con Herr Dóctor una entrañable amistad, pero nunca había sido testigo de su trabajo. Fue en 1994, cuando se me encomienda la atención del eminente filólogo español, Manuel Alvar López, exdirector de la Real Academia de la Lengua Española, que se lleva a cabo una visita guiada por Chichén Itzá, dedicada al distinguido visitante, que tengo la oportunidad de escuchar de su propia voz sus descubrimientos y perspectivas de la antigua urbe prehispánica, y empiezo a mirar este importante centro urbano de una manera diferente. Se puede decir que hay una Chichén Itzá antes y después de Peter Schmidt.
Antes de Schmidt, todo el conocimiento registrado sobre Chichén Itzá era el consignado en las investigaciones de la Fundación Carnegie, encabezadas por el Dr. Silvanus G. Morley. Después de las profundas investigaciones de Schmidt fue necesario corregir fechas fijadas con imprecisión, reclasificación de las etapas históricas de la urbe y las características que definían a cada período, la revalorización de los rasgos arquitectónicos y ornamentales de la ciudad. Después de Schmidt, una mirada nueva se paseó por esta Maravilla del Mundo Moderno.
En 1995, se me hace una nueva encomienda, atender la visita a nuestro estado de Lennart Meri, presidente de la República de Estonia, y Padre de la Patria de este país báltico. Ante mi sorpresa, hay nuevos descubrimientos que se han agregado sobre la zona arqueológica. Ahí estaba ante la vista de todos, pero nadie se había percatado: ¡Chichén Itzá es una ciudad amurallada! La construcción de la ciudad, estuvo planeada cuidadosamente para producir un efecto psicológico a cualquier extraño que se acercara a ella, está edificada en forma ascendente y sus edificios se asientan en altos basamentos, de tal modo que, produce un efecto de sometimiento al entrar a ella, lo cual buscaba abatir el ánimo de cualquier tributario del cacique que se acercara a reclamar algo.
Nos encontramos por última vez, hace un año, en el mes de abril, una noche en la que Schmidt y los también arqueólogos Francisco Osorio León y Francisco Pérez Ruiz, presentaron en el Museo “Palacio Cantón” los últimos avances de las nuevas investigaciones realizadas en Chichén Itzá. Su incansable y fértil trabajo sobre la ciudad maya de sus amores seguía adelante contra viento y marea.
Herr Dóctor decidió marcharse ahora de este mundo terrenal, nuestra amistad continuará incólume, pues estas cosas nada tienen que ver con la vida y la muerte. Herr Dóctor seguirá explicando las maravillas de Chichén Itzá desde donde esté ahora, lo seguirá haciendo sin perder la sonora RR que caracterizó siempre su habla del español, y nos daba noticia de su origen teutón. Se fue, como un yucateco más, pues se había enamorado de esta tierra que le acogió como un hijo suyo.
¡Hasta siempre Herr Dóctor! Los chacmoles llorarán tu ausencia en las noches de luna en Chichén Itzá.

Este texto fue editado por el equipo de redacción de ProgresoHoy.com. Colabora con nosotros enviando reportes, quejas ciudadanas, o noticias a nuestras redes sociales, escribe a nuestro correo [email protected], o envía mensaje, fotos o vídeos a nuestro WhatsApp al número 9991-501547.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡Hola, déjanos tus comentarios! Dale click para comentar

Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO

A %d blogueros les gusta esto: