Conectate con nosotros
07 de Agosto de 2020

Capital y Estado

«Las mujeres, factor fundamental para el fortalecimiento de la sociedad», señala la diputada María Ester Alonzo

Progreso Hoy

Publicado

el

MÉRIDA.— Diputados yucatecos aprobaron ayer por unanimidad la modificación a la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, con lo que se dará paso a medidas permanentes en clínicas, hospitales privados y capacitación en favor de este sector de la población en todo nuestro territorio.
La sesión, realizada en el marco del Día Internacional de la Mujer, la diputada local María Ester Alonzo Morales, Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, ofreció el siguiente mensaje desde tribuna:

La palabra “efeméride” nos refiere a la conmemoración de algún suceso notable.

A lo largo de la historia, la humanidad ha enfrentado diversas complejidades como han sido y siguen siendo la pobreza, la marginación, las guerras, las epidemias, la discriminación racial y  la violencia de género, entre otros.

Estos problemas de índole mundial han sido considerados por los organismos internacionales, señalando fechas para conmemorarlos, con el objeto de recordar a toda sociedad, que éstos continúan, no deben ser olvidados y deben ser resueltos.

Nuestro país comparte muchos de los problemas que aquejan al mundo y es precisamente por eso, que también ha tomado parte de los compromisos derivados de la firma y ratificación de acuerdos internacionales que nos obligan como Nación a atenderlos y buscar solución de manera continua.

Es de resaltar que la intervención de la mujer en la vida política del país se remonta a la Revolución Social mexicana, que iniciara en el año de 1910; la participación de la mujer dentro del conflicto armado no fue sólo relevante, sino indispensable para conseguir los objetivos que se buscaban.

Nuestra historia recuerda su valiente y decisiva participación y es innegable el papel jugado por nosotras las mujeres a lo largo de la construcción y evolución del Estado mexicano.

En este sentido, y es la razón por la que solicité el uso de la palabra este día 8 de marzo, conmemoramos  el Día Internacional de la Mujer en todo el mundo.

Es en 1975, declarado Año Internacional de la Mujer, cuando la Organización de las Naciones Unidas, inició la celebración de este importante día en todos los rincones de la tierra.

Uno de los hechos históricos más sobresalientes que sucedieron en un día como hoy, pero del año de 1908, fue que murieron calcinadas 146 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York, en Estados Unidos.
La poca seguridad existente en la fábrica e incluso los precarios sueldos que recibían por hora, provocaron y tuvieron relación con una tragedia que marcaría en la memoria de esa ciudad, por siempre lo sucedido.

El propósito de esta fecha no es el de festejar, sino el de recordar a todas aquellas mujeres que han luchado y luchan por la paz, el desarrollo, la justicia y la igualdad de género, así como conmemorar a todas aquellas que han sufrido, e incluso perdido la vida, por la violencia de género.

Es una fecha que debe invitarnos a todas y todos como mexicanos, a continuar luchando juntos para cerrar la brecha existente entre mujeres y hombres en temas económicos, sociales, culturales y políticos.

En lo económico, las mujeres seguimos sin recibir en promedio, los mismos sueldos de los hombres. Se calcula que a nivel mundial, las mujeres ganan un poco más de la mitad de lo que los hombres ganan por hacer exactamente lo mismo.

En el tema cultural, afortunadamente, es donde se tienen importantes avances en México y en el mundo; ya que hoy, las mujeres tienen acceso a todos los niveles de educación y la brecha de igualdad se encuentra casi superada.

En el contexto político existen importantes avances en la representación popular por mujeres y hoy en día, jugamos un papel importante en este ámbito, aunque aún falta mucho camino por recorrer.

En lo social es aún más complejo, ya que la mujer enfrenta la violencia común, producto de la vida en sociedad, y además la violencia de género, por el simple hecho de ser mujer.
Reconocer los actos de valor y determinación  de mujeres extraordinarias, que con su valor y amor por México han luchado de manera incansable y desde siempre, por conseguir erradicar la violencia que nosotras enfrentamos día a día, es lo menos que debemos hacer como sociedad.

Recordar y reflexionar sobre este Día Internacional de la Mujer, es un acto que no debe ser privativo de las mujeres mexicanas y del mundo, ni de un solo día al año, sino de toda la sociedad, en cada día del año.

La realidad lo confirma y la historia lo demuestra. Sin las ideas, el trabajo, la inteligencia, la convicción y dedicación de las mujeres, no existiría el desarrollo cultural, social, económico y político de nuestro país y de ningún otro en la tierra.

Hoy en día el marco legal, así como las Instituciones públicas, velan y protegen el principio rector de igualdad de género así como la inclusión y participación de las mujeres, con la finalidad de garantizar el pleno respeto a nuestros derechos y promover así, la igualdad de condiciones en todos los aspectos de la vida.

Conocemos la historia y comprendemos nuestros objetivos; y es la razón por la que en las últimas semanas hemos celebrado a las mujeres yucatecas de ayer y hoy, que han jugado un papel esencial en esta lucha por la igualdad de género en los ámbitos políticos, culturales, económicos y sociales de nuestro país.

Mujeres como Elvia Carrillo Puerto, cuyo nombre acompaña a este Salón del Pleno en letras doradas… la maestra Consuelo Zavala, coordinadora del que fuera el Primer Congreso Feminista de nuestro país aquí en Mérida en 1916 y cientos de mujeres que iniciaron con valentía esta larga lucha por lo justo, hace 100 años y desde estas tierras.
Las mujeres yucatecas somos una fuerza indispensable para mover al Estado; una fuerza que da resultados, una fuerza que trabaja por el bienestar de nuestras familias, de la sociedad y del entorno.

Es nuestra obligación como legisladoras y legisladores, la de dotar de herramientas a la sociedad, para que junto con las autoridades, sigamos fomentando la igualdad, además de contribuir al combate de la violencia de género, que destruye los fundamentos de la familia y por lo tanto, de toda la sociedad.

Las invito, compañeras y compañeros diputados, a que promovamos la igualdad de género con todas las herramientas con las que contamos como legisladores, así como la urgente erradicación de la violencia en contra de la mujer.

Reconozcamos que las mujeres son factor fundamental para el fortalecimiento de la sociedad, elemento integrador de la familia y transmisoras de los valores y de la cultura de nuestro pueblo.

Cumplamos con nuestra sociedad y atendamos lo necesario para que cada año, cuando se recuerde el Día Internacional de la Mujer, sean muchos menos los pendientes y muchos más los logros alcanzados.

Muchas gracias. Es cuánto.

Este texto fue editado por el equipo de redacción de ProgresoHoy.com. Colabora con nosotros enviando reportes, quejas ciudadanas, o noticias a nuestras redes sociales, escribe a nuestro correo [email protected], o envía mensaje, fotos o vídeos a nuestro WhatsApp al número 9991-501547.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡Hola, déjanos tus comentarios! Dale click para comentar


Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO