Conectate con nosotros
13 de Junio de 2024

Corrupción

Pescadores denuncian que el Comisionado de Pesca protege a la “mafia pepinera”

Publicado

el

PROGRESO.– Funcionarios de la Conapesca, encabezados por su delegado a nivel nacional y sus delegaciones locales, son quienes protegen a la llamada “mafia pepinera” y al llamado “Pepinero mayor”, que sigue operando como si nada en toda la costa yucateca, según revela nueva publicación que hoy miércoles 25 de mayo realiza por segundo día sobre este caso el periódico Por Esto! y que a continuación reproducimos íntegro:

Comisionado de Pesca protege a “mafia pepinera”. Denuncian pescadores yucatecos

La “mafia pepinera” que opera en Yucatán y encabeza Martín Velázquez Cuevas es protegida por el Comisionado Nacional de Pesca (Conapesca), Mario Aguilar Sánchez, a través de sus directores Jurídico y de Inspección.
De acuerdo con denuncias de pescadores que han llegado a la Función Pública y el Órgano Interno de Control de Conapesca, de las cuales POR ESTO! tiene copias, así como de fuentes de la propia Comisión, la cabeza del sector pesquero en el país, Mario Aguilar Sánchez, ha permitido el saqueo del pepino de mar en Yucatán y de otras especies en otros litorales, a través de Rigoberto García Soto, quien fue inhabilitado por el ex Secretario de la Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez, y la Contraloría Interna, por la red de corrupción que operaba con los inspectores cuando era director de Inspección y Vigilancia.
Este mismo García Soto ahora es el director de la Unidad Jurídica, tiene un sueldo de 113,588 pesos al mes y opera en coordinación con el director de Inspección y Vigilancia, Mario Alberto Castañedo Peñuñuri, que gana 119,670 pesos al mes, según datos del portal de transparencia.
En este mismo portal se evidencia que actualmente hay 14 vacantes en Conapesca, la mayoría relacionadas con las auditorías, de estrategia, de planeación, de impacto ambiental; según las denuncias de pescadores, esas vacantes se deben a que García Soto ha “barrido” con todos los que le “estorban” para seguir traficando con las especies marinas.
En una de las denuncias dirigida al actual Secretario de Agricultura, José Calzada Rovirosa, los pescadores afirman: “Seguramente estará enterado de que el anterior Secretario de la Sagarpa y la Contraloría le dieron instrucciones a Mario Aguilar para que destituyera a Rigoberto García Soto como consecuencia de las acciones de corrupción que llevaba a cabo a través de la red que tenía armada por todo el país con inspectores de pesca, pues estando el actual director de Pesca él hace y deshace con la vigilancia del sector”.
Argumentan que la relación que guarda Rigoberto García Soto con autoridades de Seguridad ha permitido que Martín Velázquez, Karim Mena, Carlos Zacarías Uc, Edgar Zacarías López, Víctor Zacarías, Guillermo Cervantes, entre otros, trabajen para la mafia china en el contrabando de pepino.
Se preguntan por qué regresó García Soto a la Conapesca luego de la inhabilitación e insisten en que trabaja con la mafia desde que Ramón Corral era Comisionado Nacional, quien llegó en la administración de Vicente Fox.
POR ESTO! denunció en su momento la red de corrupción que mantenía García Soto y la protección que le daba a los comercializadores de pepino de mar, sobre todo a Karim Mena, porque era socio del ahora ex Comisionado Ramón Corral, para la venta ilegal de pepino de mar.
García Soto fue inhabilitado en julio del 2014 de la Conapesca como director de Inspección y Vigilancia, pero regresó un año después como director de la Unidad Jurídica.
García Soto, no obstante que tenía elementos para poder sancionar a Martín Velázquez, nunca actuó contra él, al igual que contra los hermanos Edgar y Carlos Zacarías.
Información de la propia Conapesca reveló a POR ESTO! que el Comisionado Mario Aguilar designó al Contralmirante Mario Alberto Castañedo Peñuñuri como director de Inspección y Vigilancia para que siguiera operando bajo las órdenes de García Soto.
Los oficiales de pesca, los que hacen las inspecciones, le reportan directamente a Castañedo Peñuñuri y ellos mismos han comentado que García Soto siempre ha tenido el apoyo y protección del Comisionado: “Tendría que estar ciego Mario Aguilar para no enterarse de todo lo que pasa”.

Toda la red

El Comisionado Nacional, que gana 189,944 pesos al mes, opera la mafia pepinera y de otras especies a través de Rigoberto García Soto, hoy director de la Unidad Jurídica, quien hace mancuerna con el Oficial de Pesca Miguel Ángel Montes de Oca, que ha sido denunciado en la Contraloría Interna e incluso tiene propiedades de dudosa procedencia, detalla la denuncia pública de “pescadores unidos”, la cual le hicieron llegar a los titulares de la Sagarpa, Conapesca y la Función Pública, entre otros.
Además este Oficial de Pesca es esposo de la directora de Recursos Humanos, Esther Alicia de la O.
García Soto cobra a través de Abraham López Zamora en Baja California, y era el facilitador para el tránsito de especies.
En Campeche estaban involucrados los oficiales de inspección Samuel Carlón Zambrano y Víctor Manuel Rocha López, quienes también daban libre salida al pepino de mar y se los llevaron a Sinaloa.
El oficial de inspección José Guillermo Rivera Gil era el operador financiero de García Soto cuando estaba en Sonora y sus vínculos con el narcotráfico lo llevaron hasta Sinaloa, luego lo mandaron a Oaxaca para evitar sospechas y recientemente regresó a Sinaloa.
Todos estos nombres fueron aportados por los pescadores en la denuncia ante la Contraloría Interna, en la que piden que se investigue y se acabe con el saqueo al mar.
“Alejandro Zapata Lozano, quien era Oficial de Pesca en Tamaulipas, se lo llevó Rigoberto García Soto a Sinaloa y era el que movía todo. La realidad es que la mafia en las autoridades ha generado malandrines en los puertos de Yucatán que depredan y, cuando se acabe el pepino, buscarán dinero fácil porque nunca se les hizo nada”, informaron fuentes del sector.

Yucatán
En Yucatán Mario Quen es el coordinador de los 40 inspectores de pesca que operan, todos ellos provienen de Sinaloa, donde los controla García Soto.
Este sujeto estaba en Campeche como Oficial de Pesca y “es sabido que está metido en el pepino de mar, especialmente con Martín Velázquez”, dando salida a todo.
POR ESTO! publicó ayer la operación “Cloralex” que implementó Mario Aguilar en las bodegas de los que comercializan pepino de mar, pero se abstuvo de hacer lo mismo con las bodegas de traficantes como Martín Velázquez.
La cacería continuó ayer con empresarios formales, le tocó a Inpesmar, Pescados y Mariscos, cuyas instalaciones fueron “inspeccionadas” por más de 4 horas del piso al techo.
La protección de que gozan los comercializadores de chueco sigue intacta e incluso se fortalece.
(POR ESTO!/ Redacción)

Ayer, por cierto, por segundo día consecutivo, se revisó otra congeladora, propiedad de Edgar Zacarías, donde al igual que en la de Martín Velázquez, todo estuvo en orden, según trascendió.

Este texto fue editado por el equipo de redacción de ProgresoHoy.com. Colabora con nosotros enviando reportes, quejas ciudadanas, o noticias a nuestras redes sociales, escribe a nuestro correo [email protected], o envía mensaje, fotos o vídeos a nuestro WhatsApp al número 9991-501547.

Publicidad
1 Comentario

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO