Conectate con nosotros
18 de Junio de 2024

México y El Mundo

Prisioneros en Filadelfia construyen una silla para el papa Francisco

El papa Francisco ha hecho del ministerio en cárceles una parte central de su pontificado. Él se reúne frecuentemente con presos y ha lavado los pies de reos durante rituales previos a la Pascua. En julio visitó una célebre prisión boliviana, donde instó a los prisioneros a ayudarse, y exhortó al personal a que rehabilite a los reos, no que los humille.

Publicado

el

El papa Francisco tendrá un lugar agradable para sentarse cuando se reúna con prisioneros en Filadelfia el próximo mes.

 Los reos del sistema de correccionales de la ciudad han estado trabajando el último par de semanas en la fabricación de una silla de nogal tallada a mano. El lunes, otro grupo de prisioneros pulió, aceitó y dio acabado a la pieza, que tiene casi 1,8 metros (seis pies) de altura.

Rameen Perrin, quien dijo que ha estado encerrado 13 meses por cargos relacionados a drogas, comentó que significó mucho haber sido seleccionado para el proyecto papal. Los prisioneros fueron escogidos con base en su ética de trabajo, habilidad y formalidad.

"Me honró porque soy uno de quienes trabaja duro, y ellos lo notaron", dijo Perrin, de 21 años.

La silla fue fabricada y acabada en el Centro Correccional Industrial de Filadelfia, una de seis prisiones del sistema municipal.

En el siguiente paso será tapizada en la Instalación Correccional Curran-Fromhold, donde el pontífice planea reunirse el 27 de septiembre con aproximadamente 100 reos y sus familiares, en el marco de una visita de dos días a la ciudad.

El papa Francisco ha hecho del ministerio en cárceles una parte central de su pontificado. Él se reúne frecuentemente con presos y ha lavado los pies de reos durante rituales previos a la Pascua. En julio visitó una célebre prisión boliviana, donde instó a los prisioneros a ayudarse, y exhortó al personal a que rehabilite a los reos, no que los humille.

Anthony Newman, director asistente de un programa vocacional en las prisiones de Filadelfia, ideó el regalo para el papa y ha estado supervisando su fabricación. Espera ver que el pontífice disfrute el producto terminado, pero no está seguro de cómo le será entregado.

"El hecho de que tuve el privilegio de fabricar la silla es suficientemente bueno si no llego a verlo sentado en la silla", dijo Newman. "Así que estoy feliz".

No han sido seleccionados los prisioneros que se reunirán con el papa, pero estarán incluidos algunos de quienes fabricaron la silla, señalaron funcionarios.

Louis Giorla, comisionado de prisiones, había dicho que el buen comportamiento sería un factor en la selección. Muchas religiones estarán representadas, indicaron funcionarios.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO