Conectate con nosotros
13 de Abril de 2024

Capital y Estado

Rematan bienes embargados por el gobierno del Estado

La Agencia de Administración Fiscal de Yucatán (AAFY) busca vaciar sus bodegas que se han llenado de bienes muebles que han sido embargados a las empresas que créditos fiscales, lo cual significa un impuesto “que arrastran” por omisión en el pago de gravámenes, dijo su director, Carlos Pasos Novelo.

Publicado

el

MÉRIDA.– La Agencia de Administración Fiscal de Yucatán (AAFY) busca vaciar sus bodegas que se han llenado de bienes muebles que han sido embargados a las empresas que créditos fiscales, lo cual significa un impuesto “que arrastran” por omisión en el pago de gravámenes, dijo su director, Carlos Pasos Novelo.

Señaló que estos procesos se dan después de varios meses e incluso algunos años de litigio, ahora está en vías de efectuar un nuevo remate de bienes de una empresa de material eléctrico, el último que se hizo fue hace unos tres meses, aunque estas medidas, precisó, no les permiten recuperar ni siquiera la mitad del adeudo.

De acuerdo con publicación de  Milenio Novedades, el funcionario explicó que a la AFFY “le corresponde el remate de bienes embargados por falta de pago de impuestos, cuando a una empresa se le finca un crédito fiscal y ya recurrió a todos los recursos en los tribunales y le dice el tribunal o juez que debe de pagar, la Agencia acude al domicilio, si no pagan usan varios recursos que van desde el embargo de cuenta de cheques hasta bienes”.

“Cuando se trata de bienes esto lleva tiempo, porque informan a la empresa que están embargados y tienen un plazo para rescatarlo, sino inicia el proceso”, agregó.

Comentó que estas acciones que establece la ley han comenzado a verse con mayor frecuencia, porque incluso se publican en el Diario Oficial del Estado, porque se trata de la conclusión de procesos, antes no se usaban con frecuencia y desconocen las causas, pero con la creación de la AAFY y especializarse el personal en eso, son procedimientos que por ley se realizan.

Pasos Novelo comentó que tal vez no se realizaban porque es un proceso muy pesado, que lleva desde el embargo al remate como seis meses, requiere mucha especialización, seguir una serie de procedimientos ante tribunales, publicar los avisos de remate de bienes muebles y en las cuentas deben informar a la Comisión Nacional Bancaria para que esta autoridad proceda al embargo y esto tarda aproximadamente un mes.

Precisó que los embargos por lo general se aplican a empresas que han quebrado o no tienen grandes inversiones en muebles y lo que se rescata por esa vía es mínimo en comparación con el crédito fiscal, puso como ejemplo que algunas tienen un crédito por dos ó 2.5 millones de pesos y cuando van a embargar, no tienen muchos bienes, y se rescatan 300 mil o 500 mil, sobre todos cuando son casos muy antiguos.

Su bodega se llena de aparatos eléctricos, de computo e incluso automóviles.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO