Conectate con nosotros
22 de Julio de 2024

Economía

Yucatán, ejemplo de desarrollo económico en el Sur-Sureste

Publicado

el

En presencia del titular de la Sefoet, Ernesto Herrera Novelo, y del presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Juan Manuel Ponce Díaz, Behar Lavalle abundó que el compromiso de los tres países es, precisamente, establecer los mecanismos para que las unidades de negocios entren a dicha dinámica, para lo cual se contempló por primera vez un capítulo específico en el acuerdo.

Quien también fuera director general para América del Norte de la Subsecretaría de Comercio Exterior en la pasada administración federal reconoció que uno de los temas olvidados en la negociación del 94 fueron las Pymes, puesto que no se les dedicó un segmento para insertarlas en las economías. Por ello, esta aportación es una de las seis que dieron modernidad al nuevo acuerdo, junto con comercio digital, anticorrupción, competitividad, telecomunicaciones y coherencia regulatoria.

“La ventanilla única, dentro del apartado de coherencia regulatoria, fue una iniciativa de México que no existía, no la tenían ni Estados Unidos ni Canadá, y hoy, hay un acuerdo entre los tres países para obtener una ventanilla trinacional. Eso va a facilitar el comercio”, aseguró quien tuvo un papel activo en las mesas de discusión del tratado trilateral firmado en noviembre pasado en Argentina.

Asimismo, explicó que dichas estrategias abren un canal para “poder armonizar entre los tres, en la medida en que a nuestro propio derecho convenga, las regulaciones, desde los estándares y las famosas Normas Oficiales Mexicanas, como toda legislación que nos permita seguir siendo competitivos”.

¿Cómo pueden las Pymes aprovechar el T-MEC?

El especialista en temas de comercio exterior señaló que, para aprovechar las bondades del nuevo pacto, lo primero que debería hacer el directivo de una pyme es revisar los beneficios que tiene, dependiendo de su sector, e identificar las ventajas para insertarse a las cadenas de valor.

Subrayó la importancia de “leer los compromisos, tratar de entender cuáles son los alcances del Tratado para cada sector. Habrá Pymes que tengan que ver no sólo con los compromisos en materia de Pymes, sino con agropecuario, manufactura o servicios. Entonces, cada una, dependiendo de su especialidad, tendrá que saber qué otras áreas del Tratado le competen”.

En segundo lugar, instó a aprovechar las ventajas de los fondos de inversión, porque son el capital semilla que ayuda a las Pymes a crecer, incubarse o acelerarse; este famoso procedimiento, donde por la tecnología o por la invención, precisamente, hay un fondo que la respalda y que la puede ayudar a proyectarse, tanto a nivel nacional como internacional.

“Lo que se buscó es insertar a las Pymes en las cadenas de valor y eso es a través, precisamente, de esa innovación: impulsar a ese emprendedor mexicano que tenga esa chispa para aportarle algo a la economía y que pueda, también, traer un componente de responsabilidad social, para beneficiar a la comunidad aledaña”, expresó.

Como tercer punto, dijo que será importante para la empresa cuidar su propiedad intelectual, ya que se establecieron esquemas en “un capítulo muy vasto, con temas de patentes, marcas, derechos de autor y todo un mecanismo para fortalecer la protección aduanera, tener mayor vigilancia y tener la posibilidad de tomar acciones en contra de productos que entren o pretendan entrar ilegalmente a México”.

“La propiedad intelectual es un tema muy delicado y no es una batalla que México pueda dar solo, sino que tenemos que ir de la mano todos los países. ¿Por qué? Porque la piratería trasciende fronteras”, recordó.

Yucatán, un ejemplo de desarrollo

“Yo creo que Yucatán es el ejemplo ideal, donde se ha ido potencializando mucho el tema agropecuario. Los microclimas que tiene México en el sur-sureste son muy buenos para el sector”, añadió el ponente.

El siguiente paso es ver cómo se puede modernizar las tecnologías y la entidad es un ejemplo a seguir, porque está integrando cadenas productivas, mantiene fuerza en su campo y está trayendo mucha manufactura, lo cual se traduce en más empleos formales, expuso.

“Yucatán es un modelo interesante y las regiones pueden aprender de su labor en términos de cómo crecer económicamente de manera ordenada”, resaltó.

Somos la región más competitiva del mundo

A diferencia del 94, el paradigma era diferente en 2016. Esta vez, nos enfrentamos a un presidente con visión e intereses comerciales distintos y una manera agresiva de negociar, como lo es Donald Trump. México fue muy claro en decir que no iba a tratar un tema que afecte su competitividad y la certidumbre para los mercados, y que no aceptaría ninguna condición sobre lo que ya se ha ganado.

Hay que entender lo que significa para Estados Unidos negociar con México y con otros países: por cada dólar que una empresa nacional exporta, 40 centavos son de la Unión Americana, es decir, se tiene un grado de integración regional del 40 por ciento.

En el caso de Canadá, su segundo socio comercial, por cada dólar que envía, 25 centavos son de Estados Unidos, y en cuanto China, el tercero en importancia, su valor de retorno es de sólo cuatro centavos. Somos el mejor socio comercial de la nación vecina.

Estamos en un mundo globalizado, donde México ya no compite como país sino como región, y somos América del Norte, la región más competitiva del mundo, más que Asia, Europa y Mercosur, por la cercanía y por el grado de integración, ya que dos de los socios más importantes tenemos el 40 y el 25 por ciento, respectivamente, añadió.

De igual manera, reconoció que uno de los retos para el país, latente desde que nació el TLCAN hace 25 años, es la diversificación de mercados, que presentará oportunidades de proyección para las Pymes.

“Además de ser la región más competitiva, una pyme mexicana tiene la oportunidad de acceder a 53 mercados –hoy, tenemos 53 socios comerciales– y proyectarse no sólo hacia Estados Unidos sino hacia América Latina, un mercado potencial que México no ha acabado de explotar”, dijo.

Finalmente, el licenciado en Derecho y responsable de la relación con dos de los socios comerciales más importantes del país puntualizó que, “de acuerdo con las demandas que Estados Unidos puso sobre la mesa, tenemos el mejor acuerdo posible entre México, Estados Unidos y Canadá”.

Este texto fue editado por el equipo de redacción de ProgresoHoy.com. Colabora con nosotros enviando reportes, quejas ciudadanas, o noticias a nuestras redes sociales, escribe a nuestro correo [email protected], o envía mensaje, fotos o vídeos a nuestro WhatsApp al número 9991-501547.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO