La protagonista de Game of Thrones, Lena Headey, compartió en sus redes sociales que se sintió “impotente” durante un encuentro con Harvey Weinstein y se sumó al creciente número de mujeres que acusaron al productor de cometer una conducta sexual inapropiada.

En una serie de publicaciones en Twitter, Headey dijo que Weinstein había hablado con ella de manera inapropiada en el festival de cine de Venecia y se molestó cuando ella se resistió a su acercamiento en un hotel de Los Ángeles.

Headey dice que el primer encuentro con Weinstein, en Venecia, fue cuando ella estaba promoviendo The Brothers Grimm, que estaba siendo distribuida por la compañía del productor, Miramax. “En un momento, Harvey me pidió que caminara hasta el agua, caminé con él y él se detuvo e hizo un comentario sugerente, un gesto. Solo me reí, realmente me impactó”, escribió y describe que pensaba que era una broma y que respondió en el mismo tono, diciéndole que besarlo sería como besar a su papá. Desafortunadamente, después de ese encuentro, la actriz no volvió a ser llamada para ninguna película distribuida por Miramax.

Un segundo encuentro se produjo después en una reunión de desayuno con el productor en un hotel de Los Ángeles, que Headey supuso que sería sobre un trabajo potencial. Headey dice que Weinstein comenzó a hacer preguntas sobre su vida amorosa y luego la invitó a su habitación para ver un guión.

“Caminamos hacia el ascensor y la energía cambió, todo mi cuerpo se puso en alerta máxima, el ascensor estaba subiendo y le dije a Harvey: “No me interesa nada más que trabajar, por favor, no creas que llegué aquí contigo por cualquier otra razón, nada va a pasar””, escribió.

Headey dijo que Weinstein estaba “furioso” y la llevó a su habitación con la mano en la espalda. “Me sentí completamente impotente”, agregó. Cuando la tarjeta de acceso de Weinstein a la habitación de su hotel no funcionó, él la acompañó hasta la salida del hotel, “agarrando y sujetando con fuerza la parte posterior de mi brazo”.

Cuando Headey se iba del hotel, describe que Weinstein susurró algo como: “No se lo digas a nadie. Ni a tu publicista, ni a tu agente”. “Entré en mi automóvil y lloré”, finaliza la actriz.

Este relato de Headey aparece después de que más de 40 mujeres han acusado a Weinstein de agresión sexual y hostigamiento tras la publicación de las investigaciones del New York Times y el New Yorker. Después de las revelaciones, Weinstein fue despedido por la junta de su compañía y expulsado de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. El lunes, la actriz Lauren Holly también presentó demandas contra Weinstein, describiendo un encuentro que tuvo con el productor en un hotel en la década de 1990 en el que le pidió un masaje mientras estaba desnudo. “Quería huir. Tenía miedo “, dijo Holly al programa de entrevistas canadiense The Social.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...