Conectate con nosotros
18 de Mayo de 2022

Cultura

Papa Francisco lamenta la muerte del cardenal mexicano Javier Lozano

Publicado

el

El papa Francisco expresó su pésame por la muerte en Roma del cardenal mexicano Javier Lozano Barragán, de quien dijo que le “honró con su amistad” desde 1980, en un telegrama difundido por la Santa Sede.

“Al recibir la noticia del fallecimiento del cardenal Javier Lozano Barragán, presidente emérito del pontificio consejo para la pastoral de la salud, expreso mi sentimiento de pesar a su excelencia”, se lee en la misiva, dirigida al obispo de Zamora, Javier Navarro Rodríguez.

El papa Francisco y el cardenal Javier Lozano Barragan siempre se felicitaban en Navidad y en los días de sus respectivos cumpleaños pic.twitter.com/bK83CId8oU

— Valentina Alazraki (@valealazraki) April 20, 2022

Y agrega: “Asimismo, recordando a este abnegado prelado que me honró con su amistad desde 1980 y que durante años y con fidelidad entregó su vida al servicio de Dios y de la iglesia universal, ofrezco sufragios por el eterno descanso de su alma, para que el señor Jesús le otorgue la corona de gloria que no se marchita”.

El purpurado fue presidente del Pontificio Consejo para los operadores sanitarios desde 1996 a 1997, un cargo similar al de un “ministro de Sanidad” del Vaticano, y murió a los 89 años.

El cardenal, arzobispo de Zacatecas desde 1985 hasta 1997, fue amigo de Francisco, que le visitó varias veces cuando estuvo enfermo, y una figura clave en el pontificado de Juan Pablo II, conocido por sus posturas férreas en cuestiones como la eutanasia.

Javier Lozano Barragán fue nombrado obispo en 1979 y cardenal en 2003, bajo el pontificado de san Juan Pablo II, quien lo trajo a Roma como presidente del Pontificio Consejo para los operadores sanitarios en 1996 y presentó su renuncia por motivos de edad al papa Benedicto XVI.

Tras una caída en su habitación el pasado miércoles fue hospitalizado en la clínica San Pio XI pero después de un día regresó a su casa porque los médicos informaron de que ya no se podía hacer nada, debido a su delicado estado de salud, informaron fuentes cercanas al cardenal.

Por su propia voluntad el cardenal Javier Lozano Barragán no será incinerado y pidió ser enterrado en Zamora (Michoacán), donde se encuentra su casa y la sede de la fundación dedicada a su madre Lolita.

El papa Francisco, con quien mantenía amistad desde antes de su elección, lo visitó el viernes, antes de dirigirse al Coliseo para participar en el Vía Crucis, y lo solía llamar “Lázaro”, bromeando porque el purpurado mexicano siempre lograba reponerse de sus problemas de salud.

Francisco ya le había visitado en otras ocasiones como en mayo de 2013 poco después de su elección, cuando fue a la clínica Pío XI, donde Lozano Barragán fue operado de una oclusión intestinal.

Lozano Barragán protagonizó una de las más duras posiciones del Vaticano en uno de los casos que conmocionó a Italia en 2009, la autorización por parte de la Justicia a la desconexión de la sonda alimenticia a la italiana Eluana Englaro, en estado vegetativo desde hacía 17 años tras sufrir un accidente de tráfico y tras una dura batalla de su familia. El purpurado lo calificó entonces de “abominable asesinato”.

El cardenal mexicano también sorprendió cuando declaró, durante la apertura de una conferencia sobre el genoma humano organizada por el Vaticano, que en el ADN “podemos encontrar la Santísima Trinidad”.

También aseguró en 2019 que los transexuales y los homosexuales jamás entrarán en el Reino de los Cielos, “ya que todo lo que va contra la naturaleza ofende a Dios”.

Publicidad
¡Déjanos tus comentarios!

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!


Publicidad

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos de forma gratuita.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Publicidad

Facebook

#LOMASLEIDO