Apenas hace seis meses Adriana Loría Pech recibió su paquete tecnológico del Programa de Producción Social Familiar de Traspatio de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), que con el cuidado, esfuerzo y la colaboración de su familia ya tienen su segunda cosecha de hortalizas.

Madre de dos hijos, la vecina de Ticopó, indicó que el cilantro, rábano, lechuga, cebollitas cambray y otros vegetales que recolectan les sirven para la alimentación de los 20 integrantes de su familia que viven en el mismo terreno.

Pero también estos productos del campo son insumos para su venta de panuchos y empanadas los fines de semana, de donde obtienen una ganancia extra.

“Este huerto lo trabajo con mi hermana y mi sobrino, un integrante de cada familia que se ha sumado para que todos podamos comer de acá. Estamos muy agradecidos por este apoyo, porque además de darnos el paquete tecnológico y las semillas nos han dado la capacitación para que tengamos una mejor cosecha y los beneficios son muchos”, apuntó.

En continuidad con la supervisión de huertos de traspatio del esquema productivo y de apoyo a la economía familiar, el titular de la Sedesol, Mauricio Sahuí Rivero, visitó a beneficiarios del municipio en donde se han instalado 50 huertos.

El funcionario estatal destacó que lo que se persigue con estas acciones es que se puedan encontrar posibilidades para que las manos trabajadoras de mujeres yucatecas como Adriana tengan una mejor calidad de vida, lo que implica una alimentación sana para los integrantes de su hogar y también una ganancia económica.

“Las semillas por sí solas no florecen en los huertos de traspatio de los hogares, crecen producto de su esfuerzo para ofrecer alimento a su familia y son las mujeres quienes nos garantizan que estos apoyos se usan para bien y lo que queremos lograr es que en sus hogares haya el suficiente alimento para la casa y se logre que la familia esté fuerte”, enfatizó.

Al recorrer el huerto de doña Adriana, Sahuí Rivero observó los frutos que emergen de la tierra y algunos de tubos de PVC que se colocaron en alto para que las iguanas no se los coman.

“Una vez más vemos que estos huertos son prósperos porque ante cualquier adversidad se encuentran soluciones, como el hecho de colocar unos tubos para sembrar y que de esta manera sigan cosechando. Por eso seguiremos adelante con estos apoyos para que más mujeres, más familias tengan estos beneficios”, subrayó.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...