CHICXULUB.– Marisa T. F. celebró una promesa de compraventa de un departamento en Chicxulub Puerto por el que pagó cerca de cuatro millones de pesos, para tener un patrimonio en la playa, pero al final resultó que el constructor Rodrigo A. D. G. nunca edificó el inmueble y se niega a devolver el dinero.

Esto originó una demanda penal que actualmente está en manos del Tribunal Superior de Justicia, que en breve debe emitir una resolución sobre este asunto.

Todo comenzó en el año 2013, cuando la ahora afectada se interesó en adquirir un departamento, por lo que se entrevistó con Rodrigo A. D. G., quien se ostentó como representante legal del Corporativo Río, S.A de C.V., quien le propuso en venta uno de los 14 departamentos que se construirían en el predio 322 de la calle 15 polígono II de Chicxulub Puerto.

El departamento de la ahora afectada sería el número 302, por el que pagó la cantidad de tres millones 916 mil 178 pesos, tras firmarse el documento de compraventa entre ambas partes, el 16 de octubre de 2013, ante el notario público Manuel García Ferrón.

Comentarios

Deja una respuesta

Loading Facebook Comments ...